Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

​¿Qué es el tabaco sin humo?

El tabaco para mascar, el tabaco en polvo y el tabaco que se disuelve en la boca en forma de palitos, bolitas y tiras, son productos de tabaco que no se fuman sino que se consumen de otros modos. Todos los tipos de tabaco sin humo contienen nicotina y químicos que producen cáncer (carcinógenos).

Tabaco para mascar

El Tabaco para mascar viene en tres formas distintas:

  • Hojas sueltas
  • Tapones
  • Trenzados de tabaco

El usuario se coloca un trozo de tabaco (en forma de tapón, fajo o goma de mascar) entre la mejilla y la encía. Lo mastica por varias horas y va escupiendo los jugos y la salvia del tabaco a medida que éstos se acumulan.

Tabaco en polvo

El tabaco para inhalar y para chupar (snuff y snus) son tipos de tabaco molido. El tabaco en polvo húmedo se vende en latas o sobrecitos similares a las bolsas de té. El usuario se coloca una pizca del tabaco en polvo húmedo entre la mejilla y la encía o entre el labio y la encía. Los sobrecitos se colocan entre la mejilla y la encía. El tabaco en polvo seco se vende en latas. Una pizca del tabaco en polvo seco se puede colocar en la boca o ser inhalado a través de la nariz.

Otras formas de tabaco sin humo

Las formas más novedosas de tabaco sin humo son palitos, bolitas o tiras de tabaco finamente molido y con saborizantes. Estas formas de tabaco se derriten en la boca del usuario en un lapso de 3 a 30 minutos, liberando la nicotina. Estas nuevas formas de tabaco sin humo contienen tres veces más nicotina que el cigarrillo promedio.

El tabaco sin humo es adictivo

La nicotina del tabaco sin humo es lo que le da al usuario el efecto estimulante. Asimismo es lo que hace que sea difícil dejarlo.

Cada vez que se consume el tabaco sin humo, el cuerpo usa la nicotina y comienza a sentir ansias por la misma. La ansiedad de consumir es uno de los signos de adicción. Otro signo de adicción es la llamada tolerancia. Esto es cuando el cuerpo se ajusta a la cantidad de tabaco necesaria para sentir el estímulo. Con el uso continuo, se necesita de más y más tabaco para obtener la misma sensación.

Muchos usuarios del tabaco sin humo dicen que es más difícil dejar el tabaco sin humo que los cigarrillos.

El tabaco sin humo no es inofensivo

Algunas personas creen que el tabaco sin humo es aceptable porque no causa problemas de salud derivados del humo y del acto de fumar. Sin embargo, eso no hace que el tabaco sin humo sea inofensivo. Ciertos tipos de tabaco sin humo liberan más nicotina que los cigarrillos, haciendo que la adicción sea más probable. El tabaco sin humo además tiene efectos directos en la boca.

  • Mal aliento. El tabaco sin humo puede ocasionar muy mal aliento y manchas en los dientes. Esto afecta la vida social de cualquier persona.
  • Problemas dentales. El contacto directo y repetido del tabaco sin humo con las encías hace que éstas se retraigan y se enfermen, conllevando a la pérdida de dientes. Muchas formas de tabaco sin humo también contienen azúcar. Ésta se mezcla con el sarro de los dientes formando un ácido que carcome el esmalte dental causando caries y dolorosas llagas crónicas.
  • Cáncer. El cáncer de boca (incluyendo los labios, la lengua y las mejillas) así como el cáncer de garganta puede ocurrir con más frecuencia en el punto de la boca donde se guarda el tabaco. Por lo general es necesario extirpar el cáncer quirúrgicamente, con el riesgo de tener que extirpar partes de la cara, la lengua, la mejilla o el labio.
  • Leucoplaquia. En la boca se puede formar un parche grueso de color blanquecino llamado leucoplaquia. Los parches varían en tamaño y forma, y pueden volverse cancerosos. Si usted tiene un parche en la boca, debe ser examinado de inmediato por su médico.

Otros efectos nocivos

  • Problemas cardíacos. El flujo constante de nicotina que recibe el cuerpo causa muchos efectos adversos incluyendo un aumento en el ritmo cardiaco, aumento en la presión arterial y en ocasiones latidos cardíacos irregulares. Esto puede aumentar el riesgo de muerte repentina por la condición conocida como arritmia ventricular, en la que el corazón no palpita apropiadamente.
  • Intoxicación con nicotina. Las nuevas formas de tabaco sin humo parecen dulces o tiras para refrescar el aliento, haciéndolas atractivas a cualquier edad, incluso para los niños. Mientras que el tabaco del cigarrillo tiene un sabor amargo y desagradable, las nuevas formas tienen sabor a menta y otros sabores agradables, aumentando su potencial de intoxicación.

Consejos para dejar el hábito

Tratar de dejar el hábito puede ser difícil, pero no imposible. He aquí algunos consejos.

  • Escoja un día tranquilo y bote a la basura todos sus productos de tabaco sin humo.
  • Pida ayuda. ¡Con ayuda y apoyo es posible dejar el hábito!
    • Llame a su médico.
    • Busque un recurso en línea para dejar de usar el tabaco sin humo, como: http://mylastdip.com.
    • Llame a una línea telefónica de ayuda gratuita, como 1-800-QUITNOW.
    • Solicite el apoyo y el estímulo de sus amigos, familiares, maestros y entrenadores. Cuéntele a sus amigos que está tratando de dejar el hábito y pídales que no le ofrezcan tabaco sin humo ni otros productos con nicotina. Invite a un amigo o amiga a dejar el hábito con usted.
  • Busque algo más que pueda mascar, como por ejemplo, goma de mascar sin azúcar, semillas de calabaza o de girasol o tajadas de manzana.
  • Ocúpese en actividades saludables. Dedíquese a un pasatiempo, escuche música o trabaje como voluntario(a). El ejercicio puede ayudarle a aliviar la tensión que sentirá al dejar el hábito. Trate de practicar algún deporte, como montar en bicicleta, caminar o correr.
  • Cada persona es diferente, así que debe buscar un plan personalizado que sea efectivo para usted. Establezca metas para que sea más fácil alcanzarlas.
  • Ofrézcase recompensas. Ahorre el dinero que gastaría en el tabaco sin humo y úselo para algo especial. Vaya a su restaurante favorito, compre algo especial o asista a un evento. Pase tiempo con familiares y amigos que le brinden apoyo.

Signos tempranos de cáncer oral

Las posibilidades de curarse del cáncer oral son más altas si éste se detecta a tiempo. Examínese la boca a menudo, prestando especial atención a los lugares donde guarda el tabaco. Vaya al médico de inmediato si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Una llaga que sangra fácilmente y que no sana
  • Una protuberancia o engrosamiento en la boca o el cuello
  • Dolor o inflamación que no pasa con los días
  • Un parche rojo o blanco que no desaparece
  • Dificultad al masticar, tragar o mover la lengua o la mandíbula

Si usted usa tabaco sin humo, su médico y su dentista deberán examinarle la boca detenidamente en cada chequeo.

Para obtener más información

Sitios web en inglés

American Academy of Pediatrics Julius B. Richmond Center of Excellence

1-800-QUITNOW (teléfono de asistencia )

800/QUITNOW (800/784-8669)

http://www.smokefree.gov/

Sociedad Americana del Cáncer

800/227-2345

Centro del Control  y Prevención de las Enfermedades

(Oficina sobre el Tabaquismo y la Salud)

 

Última actualización
10/8/2014
Fuente
Smokeless Tobacco: What You Need to Know (Copyright © 2010 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.