Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Los ataques son cambios temporales repentinos en el movimiento físico, causados por impulsos eléctricos anormales en el cerebro. En algunos casos, el cuerpo afectado del niño puede experimentar convulsiones violentas. O, puede ponerse rígido repentinamente, o completamente relajado.

La mayoría de ataques no son una emergencia médica, pero un médico debe ver al niño para determinar el curso del tratamiento. Debe dirigir su atención inmediata a proteger a su hijo para que no se lastime a sí mismo durante el ataque. Recuéstelo de lado con las caderas más arriba que la cabeza, o colóquelo en una posición semi-sentado, de modo que no se ahogue si vomita.

Si el ataque continúa por más de dos o tres minutos, si parece ser inusualmente grave, o si un ataque sigue al otro muy pronto, llame al 911 o al número de emergencia local para pedir ayuda. No deje a su hijo sin supervisión.

 

Última actualización
5/24/2013
Fuente
Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12 (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.