Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Lesiones agudas de los huesos

Los huesos rotos representan solo una de cada veinte lesiones deportivas en general. El índice en los jóvenes es aún más bajo, ya que sus esqueletos son más resistentes que los de los adultos y menos susceptibles a fracturas. Las lesiones de la placa de crecimiento y las fracturas por avulsión, que se explica más adelante, son exclusivas de la adolescencia.

Lesiones de la placa de crecimiento

Al alcanzar las últimas etapas de la pubertad, los extremos de los huesos largos siguen alargándose, ensanchándose y cambiando de forma. Una epífisis es una placa de crecimiento que contribuye al crecimiento de los huesos largos y la formación de la superficie de una articulación. Una apófisis es una placa de crecimiento que sirve como un sitio de unión para un tendón o ligamento. Durante el crecimiento, la epífisis y la apófisis pueden ser más susceptibles a las lesiones que el ligamento o tendón relacionado. Debido a esto, las lesiones de la placa de crecimiento son fáciles de confundir con torceduras o esguinces. Un joven con sospecha de esguince siempre debe evaluarse para detectar una posible lesión epifisaria o apofisaria.

Fracturas por avulsión

En adolescentes, las unidades músculo-tendón son a menudo más fuertes que los centros de crecimiento (apófisis) al cual están conectadas. Una fractura por avulsión ocurre cuando el músculo y el tendón ejercen tanta fuerza que arrancan (separan por avulsión) la apófisis. Las avulsiones apofisarias ocurren comúnmente alrededor de la rodilla y la pelvis.

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Caring for Your Teenager (Copyright © 2003 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.