Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

Ciertas reglas de seguridad y acciones preventivas aplican a cada habitación. Las siguientes medidas de seguridad contra los peligros comunes en el hogar protegerán no solo a su hijo pequeño, sino a toda su familia.

  • Instale detectores de humo por toda la casa, al menos uno en cada piso y afuera de las habitaciones. Revíselos cada mes para asegurarse de que funcionan. Es mejor utilizar detectores de humo que tengan baterías de vida útil, pero si no están disponibles, cambie las baterías cada año en una fecha que recordará. Desarrolle un plan de escape en caso de incendio y practíquelo de manera que esté preparado en el caso que ocurra una emergencia.
  • Coloque tapones de seguridad que no sean un peligro de asfixia en todos los enchufes eléctricos sin utilizar, de manera que su hijo no pueda meter su dedo o un juguete en los agujeros. Si su hijo no se mantiene alejado de los enchufes, bloquee el acceso a estos con los muebles. Mantenga los cables eléctricos fuera del alcance y de la vista.
  • Para evitar resbalones, coloque alfombra en las escaleras cuando sea posible. Asegúrese de que la alfombra esté sujetada firmemente en los extremos. Cuando su hijo apenas está aprendiendo a gatear y caminar, instale barandas de seguridad en la parte de arriba y abajo de las escaleras. Evite las barandas tipo acordeón, que pueden atraparle un brazo o el cuello.
  • Ciertas plantas de la casa pueden ser dañinas. Su Línea regional de ayuda en caso de envenenamiento tendrá una lista o descripción de las plantas a evitar. Tal vez quiera privarse de las plantas de casa por un rato o, en último caso, mantener todas las plantas de la casa fuera del alcance.
  • Revise sus pisos constantemente en busca de objetos pequeños que un niño podría tragarse, como monedas, botones, cuentas, ganchos y tornillos. Esto es particularmente importante si alguien en el hogar tiene un pasatiempos que involucre pequeños artículos, o si hay niños mayores que tengan artículos pequeños.
  • Si tiene pisos de madera, no permita que su hijo corra por ahí solo con calcetines. Los calcetines hacen que los pisos resbalosos sean aún más peligrosos.
  • Sujete los cordeles de las persianas de ventanas y cortinas a bases en el piso que los sostengan tensionados, o enrolle estos cordeles alrededor de sostenes de pared para mantenerlos lejos del alcance. Utilice dispositivos con parada de seguridad en los cordeles. Los cordeles con aros se deben cortar y colocarles borlas de seguridad. Los niños se pueden estrangular con ellos si se dejan sueltos.
  • Preste atención a las puertas entre las habitaciones. Las puertas de vidrio son particularmente peligrosas, debido que un niño puede correr y atravesarlas, así que ánclelas para mantenerlas abiertas si se puede. Las puertas oscilantes pueden botar a un niño pequeño, y las puertas plegables pueden prensarles los deditos, así que si tiene alguna de estas, considere retirarla hasta que su hijo tenga la edad suficiente para entender cómo funcionan.
  • Revise su casa en busca de muebles con bordes duros y esquinas puntiagudas que podrían lastimar a su hijo si se cayera sobre estos. (Las mesas de centro son un peligro en particular). Si es posible, mueva estos muebles fuera del área de tránsito, especialmente cuando su hijo está aprendiendo a caminar. También puede adquirir protectores acolchados de esquinas y bordes que se pegan a los muebles.
  • Pruebe la estabilidad de los muebles grandes, como las lámparas de piso, libreras y mesas para televisión. Coloque las lámparas de piso detrás de otros muebles y pegue las mesas para televisión a la pared. Las muertes y lesiones pueden ocurrir cuando los niños se suben, se caen sobre o se jalan de muebles grandes.
  • Mantenga las computadoras lejos del alcance de manera que su hijo no pueda jalarlas sobre él. Los cables deben mantenerse fuera del alcance y de la vista.
  • Abra las ventanas de la parte de arriba si es posible. Si debe abrirla desde abajo, instale protectores de ventana que solo un adulto o niño mayor pueda abrir desde el interior. Nunca coloque sillas, sofás, mesas bajas ni nada sobre lo cual podría subirse un niño frente a una ventana. Hacerlo le da acceso a la ventana y crea una oportunidad para una caída grave.
  • Nunca deje bolsas de plástico por ahí en la casa, y no guarde las ropas o juguetes de los niños en ellas. Las bolsas de la tintorería son especialmente peligrosas. Amárrelas antes de tirarlas de manera que sea imposible para su hijo meterse dentro de ellas o ponérselas sobre la cabeza.
  • Piense sobre el peligro potencial de cualquier cosa que meta a la basura. Cualquier recipiente de basura al cual irán artículos peligrosos, por ejemplo, comida descompuesta, hojas de rasuradora desechadas o baterías, debe tener una tapadera a prueba de niños o mantenerlo alejado del alcance de un niño. Para evitar quemaduras, revise sus fuentes de calor. Las chimeneas, estufas de leña y calentadores de keroseno deben estar protegidos con una pantalla de manera que su hijo no pueda acercarse. Revise los calentadores de rodapié eléctrico, radiadores e incluso los respiraderos de incineradores de aire caliente para ver qué tan caliente se ponen cuando está encendido el calor. Es posible que estos también deban protegerse con una pantalla.
  • No se debe guardar un arma de fuego en casa o en el entorno de un niño. Si debe mantener un arma de fuego en casa, guárdela sin cargar y bajo llave. Guarde las municiones bajo llave en un lugar separado. Si su hijo juega en otras casas, pregunte si hay armas allí, y si las hay, cómo las guardan.
  • El alcohol puede ser muy tóxico para un niño pequeño. Guarde todas las bebidas alcohólicas en un gabinete con llave y recuerde vaciar cualquier bebida que no se haya terminado de inmediato.

 

Última actualización
4/14/2014
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.

Nuestros patrocinadores

Entérese del compromiso de nuestros patrocinadores para tener niños sanos: