Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

Muchos de los medicamentos para niños vienen en presentación líquida. Los líquidos son más fáciles de tragar que las píldoras. Pero deben usarse de la manera adecuada.

Tipos de medicamentos líquidos

Existen 2 tipos de medicamentos líquidos:

  • Los medicamentos que se puede comprar sin una receta médica (llamados "de venta libre").
  • Los medicamentos que el médico receta.

Medicamentos de venta libre

Todos los medicamentos de venta libre tienen el mismo tipo de etiqueta. La etiqueta proporciona información importante sobre el mismo. Explica para qué es, cómo usarlo, qué contiene y qué debe observar. Busque en la caja o en el frasco donde lee "Drug Facts" (Datos del medicamento)

Consulte la tabla en la etiqueta para ver cuánta medicina administrar. Si conoce el peso de su hijo, use eso primero. Si no, use la edad. Lea la etiqueta para asegurarse de que sea seguro para bebés y niños pequeños menores de 2 años. Si no está seguro, pregunte al médico.

Medicamentos líquidos con receta médica

El médico de su hijo podrá recetar un medicamento líquido. Estos medicamentos tendrán una etiqueta distinta a los medicamentos de venta libre. Lea siempre la etiqueta antes de suministrar el medicamento a su hijo.

Con los medicamentos de venta libre o con receta médica, asegúrese de llamar al médico de su hijo o farmacéutico si tiene alguna duda acerca de:

  • Cuánta medicina administrar.
  • Con qué frecuencia administrarla.
  • Cuánto tiempo administrarla.
Algo acerca de las gotas para bebé

Las gotas para bebé son más fuertes que el jarabe para niños pequeños. Es probable que los padres cometan el error de suministrar dosis más altas de gotas para bebé a un niño pequeño, pensando que las gotas no son tan fuertes. Asegúrese de que el medicamento que le proporcione a su hijo sea adecuado de acuerdo al peso y la edad.

Cómo suministrar medicamentos líquidos

Siga exactamente las instrucciones. Algunos padres proporcionan mucho medicamento a sus hijos. Esto no los ayudará a mejorar más rápido. Puede ser muy peligroso, especialmente si suministra mucho medicamento durante varios días. Siempre lea detenidamente la etiqueta.

Cómo medir los medicamentos líquidos

Use el gotero, la jeringa, el recipiente para el medicamento, o la cuchara dosificadora que viene con el medicamento. Si no viene incluido con el medicamento, pida ayuda a su farmacéutico. Por lo general, las cucharas o cucharillas de cocina no son del tamaño correcto.

El medicamento puede medirse de distintas maneras. Puede ver cucharilla (tsp), cuchara (Tbsp o TBSP) o mililitros (mL, ml, o mLs).

Consejos

1 cucharilla (tsp) = 5 mililitros (mL)

3 cucharillas (tsp) = 1 cuchara (TBSP)

1 cuchara (TBSP) = 15 mililitros (mL)

Recipientes para el medicamento

Asegúrese de usar el recipiente que viene con el medicamento. A menudo vienen en la tapa de los medicamentos para el resfriado y la gripe. No mezcle y combine los recipientes de productos distintos. Puede que termine suministrando la cantidad incorrecta.


1 cuchara (TBSP) equivale a 15 mL.

No lo llene simplemente. Vea cuidadosamente las líneas y letras en el recipiente. Use los números para llenar el recipiente hasta la línea correcta. Pida al farmacéutico marcar la línea correcta para su hijo si no está seguro. Asegúrese de que el recipiente esté nivelado. Puede comprobarlo al colocarlo en una superficie plana.

Cucharas dosificadoras


Llene la cuchara dosificadora mientras la sostiene de manera vertical.

Esto funciona bien para niños mayores que pueden "tomar" de la cuchara. Use solo la cuchara que viene con el medicamento. Asegúrese de usar las líneas y los números para obtener la cantidad adecuada para su hijo. O pida al farmacéutico marcar la línea correcta si no está seguro.

Goteros o jeringas


En este ejemplo, un gotero lleno equivale a 0.8 mL.

No llene simplemente el gotero o la jeringa completamente. Lea las instrucciones detenidamente para saber cuánto proporcionar a su hijo. Vea los números en el gotero o la jeringa. Use los números para llenarlos hasta la línea correcta. O pida al farmacéutico marcar la línea correcta si no está seguro. (Si la jeringa tiene una tapa, tírela antes de usarla. Su hijo puede ahogarse con la tapa).


1 cucharilla (tsp) equivale a 5 mL.

No coloque el medicamento en la parte trasera de la garganta Su hijo puede ahogarse. Al contrario, suminístrela poco a poco entre la lengua de su hijo y un lado de la boca. Esto facilita que pueda tragarla.

 

Última actualización
4/16/2014
Fuente
Plain Language Pediatrics: Health Literacy Strategies and Communication Resources for Common Pediatric Topics (Copyright © 2008 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.