Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

Por recomendación de su médico, las mujeres embarazadas a menudo intentan limitar la cantidad de medicamentos que toman, dejan de beber alcohol y dejan de fumar para proteger al bebé que se desarrolla en su vientre. ¿Pero qué sucede con las vacunas? Si una mujer embarazada necesita que se le vacune, ¿es seguro para ella?

Tenga en mente que algunas infecciones pueden ser más graves durante el embarazo y pueden incrementar el riesgo de aborto involuntario, parto prematuro o causar defectos de nacimiento. Afortunadamente, muchas infecciones de alto riesgo pueden evitarse si a las mujeres se les administran las vacunas recomendadas antes de intentar embarazarse.

Cuando una mujer queda embarazada, un factor clave para vacunarla es si la vacuna está elaborada con agentes infecciosos vivos o inactivados (muertos). Debido al posible riesgo de transmitir la infección al feto, no debería vacunarse a las mujeres embarazadas con vacunas vivas (p. ej., MMR (tétano, difteria, tosferina) y varicela). Como norma general, debería evitar embarazarse durante 28 días después de que se le haya administrado la vacuna ya sea la MMR o de varicela.

Otras vacunas, sin embargo, son especialmente importantes de considerar por las mujeres embarazadas. Por ejemplo, las mujeres embarazadas tienen mayor riesgo de sufrir problemas por la gripe. Debido a que la vacuna inyectada actualmente disponible contra la influenza (pero no el rocío nasal para influenza) se elabora a partir de un virus inactivado, la vacuna en sí es segura para las mujeres embarazadas. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan la vacuna de la influenza para las mujeres embarazadas en cualquier trimestre del embarazo durante la temporada de gripe. Adicionalmente, se recomienda la Tdap (vacuna contra tétano, difteria y tos ferina) durante el embarazo para las mujeres que no la han recibido anteriormente (es decir, más de 10 años desde la Td (vacuna contra el tétano y la difteria) anterior), durante el tercer trimestre o parte final del segundo (después de la semana 20 de gestación.  Por cierto, todas las vacunas pueden administrarse de forma segura a las madres que están dando el pecho.

Para obtener más información:

Directrices para vacunar a mujeres embarazadas (CDC) 

 

Última actualización
4/14/2014
Fuente
Adapted from Immunizations and Infectious Diseases: An Informed Parent's Guide (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics) and updated 2012
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.