Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

Busque las características de seguridad y tome las siguientes precauciones.

  1. Si utiliza protectores en su paseador, o si le amarra juguetes, afiáncelos de manera segura para no caigan en la cabeza del bebé. Retire dichos juguetes en cuanto el bebé se pueda sentar o gatear.
  2. Los paseadores deben tener frenos para sean fáciles de utilizar. Utilice el freno cada vez que se detenga, y asegúrese de que su hijo no pueda alcanzar la palanca de liberación. Un freno que bloquea dos ruedas proporciona una medida de seguridad adicional.
  3. Seleccione un paseador con una base amplia, para que no se voltee.
  4. Los dedos de los niños pueden quedar atrapados en las bisagras que doblan el paseador, por lo tanto, mantenga a su hijo a una distancia segura cuando lo abra y lo cierre. Asegúrese de que el paseador está bloqueado de manera segura antes de colocar a su hijo dentro del mismo. Revise que los dedos se su bebé no alcancen las ruedas del paseador.
  5. No cuelgue bolsas u otros artículos de las manijas de su paseador, pueden hacer que se voltee hacia atrás. Si el paseador tiene una canasta para llevar cosas, asegúrese de que está colocada debajo y cerca de las ruedas traseras.
  6. El paseador debe tener un cinturón de seguridad y un arnés, y se debe utilizar siempre que su hijo salga a dar un paseo. Para los bebés, utilice mantas para bebé enrolladas en ambos lados del asiento.
  7. Nunca deje a su hijo sin vigilancia.
  8. Si compra un paseador doble de lado a lado, asegúrese de que el apoyapiés se extienda completamente a través de ambas áreas para sentarse. El pie de un niño puede quedar atrapado entre los apoyapiés separados.
  9. También hay paseadores que permiten que un niño más grande se siente o se pare en la parte trasera. Tenga presente los lineamientos sobre peso y sea especialmente cuidadoso de que el niño en la parte trasera no se vuelva demasiado activo y voltee el paseador.

 

Última actualización
3/31/2014
Fuente
Adapted from Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age Five (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.