Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

A pesar de que el botulismo es una enfermedad rara, la mayoría de padres han escuchado acerca de la misma y saben que con frecuencia se relaciona con comer alimentos contaminados. El botulismo puede ser una enfermedad muy seria que puede ocasionar el funcionamiento irregular de los nervios, ocasionando debilidad y parálisis.

El botulismo lo ocasionan los venenos (toxinas) producidos por las bacterias formadoras de esporas denominadas Clostridium botulinum.El botulismo alimentario surge cuando la comida se contamina con las esporas de la toxina botulínica C y después se almacena incorrectamente. El almacenamiento incorrecto permite que la bacteria crezca y genere las toxinas. Las epidemias de este tipo de botulismo han ocurrido por comer no solo alimentos enlatados caseros, sino también  alimentos preparados en restaurantes como sándwiches, patatas horneadas envueltas en papel de aluminio y ajo envasado.

El botulismo infantil ocurre principalmente en bebés menores de 6 meses. Se desarrolla cuando un bebé come las esporas de la toxina botulínica C y la bacteria crece en sus intestinos, generando toxinas dentro del intestino. La fuente de esporas generalmente no es clara. Es posible que exista en la tierra o en el polvo, y después se aerotransportan a donde las inhala y las traga el niño.La miel es otra posible fuente de esporas que ocasionan la enfermedad; sin embargo, la miel se debe evitar en niños menores de 12 meses de edad.

Otra forma de botulismo, denominada botulismo de las heridas, se puede desarrollar cuando los tejidos de la lesión de un niño se contamina con las esporas de la toxina botulínica C. En ciertas condiciones, las esporas pueden crecer dentro de la herida y producir toxinas, las cuales después pueden ingresar en el flujo sanguíneo.

Señales y síntomas

En los pacientes para quienes el botulismo es una infección alimentaria, es posible que esta avance rápidamente. Con frecuencia empieza con un sentimiento de debilidad y la pérdida de tono muscular que se propaga en todo el cuerpo.

Es posible que los niños presenten:

  • Visión doble o borrosa
  •  Boca seca
  • Párpados flácidos
  • Dificultades para tragar y hablar

La toxina puede ocasionar la parálisis del tronco, brazos, piernas y sistema respiratorio. En estas infecciones por alimentos, los síntomas empiezan poco después de comer los alimentos contaminados, generalmente en el transcurso de 12 a 48 horas.

El botulismo infantil puede variar de leve a severo, con frecuencia empezando con:

  • Estreñimiento
  •  Llanto debilitado
  • Pérdida de expresión facial
  •  Reflejo faríngeo reducido
  • Alimentación lenta
  • Debilidad o flacidez en general

El período de incubación regular del botulismo infantil puede variar de 3 a 30 días después de la exposición a las esporas.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

Los síntomas de un niño ayudarán para que su pediatra diagnostique el botulismo. El diagnóstico se puede confirmar en la mayoría de los casos al encontrar la toxina en las heces del niño, en el contenido del estómago o en los alimentos que ha ingerido. Para diagnosticar el botulismo de las heridas, las muestras de tejido se puede examinar en el laboratorio.

Tratamiento

Gran parte del tratamiento para el botulismo es de apoyo. Será necesario hospitalizar casi a todos los niños. Los niños se deben mantener bien alimentados, sus vías respiratorias deben estar descongestionadas y es necesario observar cuidadosamente si tiene problemas respiratorios.

En circunstancias especiales, es posible que su pediatra pueda suministrarle a su hijo una antitoxina intravenosa que bloquee la actividad de la toxina en el flujo sanguíneo. Esto puede ayudar a aliviar los síntomas cuando se suministran al principio del proceso infeccioso. Los antibacteriales no son útiles para tratar la mayoría de casos de botulismo, a pesar de que se pueden utilizar en la administración del botulismo de las heridas. Los antibacteriales generalmente no se deben utilizar en casos de botulismo infantil.

Es posible que los niños gravemente enfermos necesiten ayuda para respirar, utilizando un ventilador mecánico, y para comer, utilizando sondas de alimentación o alimentación intravenosa.

¿Cuál es el pronóstico?

La mayoría de niños se recuperan completamente del botulismo, a pesar de que puede tomar desde varias semanas a meses. En casos en los que no se trata la condición, los síntomas del botulismo alimentario algunas veces avanza a una etapa en la cual los músculos respiratorios se paralizan, ocasionando la muerte debido a una insuficiencia respiratoria.

Prevención

American Academy of Pediatría (AAP) recomienda no darle miel a un bebé menor de 12 meses. (La miel es segura para los niños mayores de 1 año de edad).

La preparación de los alimentos y envasar alimentos en casa se puede realizar con más seguridad para evitar el botulismo siguiendo lineamientos como:

  • Hervir los alimentos por 10 minutos, lo que puede destruir las toxinas.
  • No alimentar a su hijo con ningún alimento que parezca estar dañado.
  • Deseche cualquier envase de alimentos que esté inflado. Es posible que contenga gas producido por la toxina botulínica C.

No hay ninguna vacuna disponible para evitar el botulismo.

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Adapted from Immunizations and Infectious Diseases: An Informed Parents Guide (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics) and updated 2011
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.