Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Si usted es como muchos padres de familia, es posible que no haya estado familiarizado con las infecciones de Haemophilus influenzae tipo b (Hib) hasta que su pediatra le recomendó una vacuna para proteger a su hijo en contra de estas infecciones. Estas enfermedades Hib son potencialmente graves. Gracias a la vacuna, se pueden prevenir.

Las infecciones bacterianas ocasionadas por Haemophilus influenzae tipo b se propagan usualmente al estornudar o toser y son responsables de las enfermedades de la niñez como la meningitis y epiglotitis (inflamación de la epiglotis en la parte posterior de la garganta). También pueden provocar algunos casos de neumonía e infecciones del oído. A pesar del nombre de estas bacterias, no son responsables de la gripe o influenza.

Señales y síntomas

Los síntomas de Haemophilus influenzae tipo b dependen de la enfermedad específica que causa. Por ejemplo:

  • La meningitis es una inflamación e hinchazón de los tejidos que cubren el cerebro y la columna vertebral. Hasta que hubo disponible una vacuna, la Haemophilus influenzae tipo b fue la causa más común de meningitis bacteriana en los Estados Unidos. Ocurre con más frecuencia en los niños entre las edades de 6 meses y 5 años. Los síntomas incluyen fiebre, una disminución del apetito, un aumento del llanto o irritabilidad, convulsiones, sueño en exceso y vómitos. En los niños mayores de 2 años, es posible que haya síntomas adicionales como dolor de cabeza, cuello rígido y dolor de espalda.
  • La epiglotitis es una inflamación grave pero poco común en la garganta, que afecta la epiglotis (un colgajo de piel en la parte posterior de la garganta) y ocurre con más frecuencia en niños entre los 2 y 4 años de edad. Los primeros síntomas de su hijo probablemente serán un dolor fuerte de garganta y fiebre (normalmente una temperatura mayor de 101°F [38.3°C]), seguida de un sonido rasposo o áspero llamado estridor durante la respiración. Cuando la epiglotis se inflama, puede provocar que sea difícil tragar, desencadenar babeo y bloquear la respiración normal. Algunos niños con epiglotitis se han asfixiado hasta morir. Un tratamiento inmediato usualmente puede prevenirlo.
  • Otras infecciones de Haemophilus influenzae tipo b. Esta bacteria causa infección en las articulaciones (artritis), en los huesos (osteomielitis), en la piel del rostro (en las mejillas o alrededor del ojo), en los pulmones (neumonía) e incluso el corazón (pericarditis). Los síntomas de infección en estas áreas incluyen fiebre, inflamación, dolor y enrojecimiento junto con una disminución drástica de la energía y actividad.

Cuándo debe llamar al pediatra

Debido que un tratamiento oportuno es importante para las infecciones de Haemophilus influenzae tipo b, comuníquese con el pediatra de inmediato si observa que su hijo tiene alguno de los síntomas descritos.

Si su hijo tiene meningitis, se le hospitalizará y recibirá antibióticos y alimentación intravenosa. También se le observará de cerca para detectar complicaciones potencialmente graves.

 

Última actualización
5/21/2013
Fuente
Immunizations & Infectious Diseases: An Informed Parent's Guide (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.