Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

¿Qué es la polio?

La polio es una enfermedad causada por un virus. Entra en el cuerpo a través de la boca. Por lo general no causa una enfermedad grave, pero a veces causa parálisis (no poder mover un brazo o una pierna) y puede causar meningitis (irritación del recubrimiento del cerebro). Puede matar a las personas que se contagian, por lo general al paralizar los músculos que las ayudan a respirar.

La polio solía ser muy común en los Estados Unidos. Paralizó y mató a miles de personas un año antes de que tuviéramos una vacuna.

¿Por qué es necesario vacunarse?

La vacuna inactivada contra la polio (Inactivated Polio Vaccine, IPV) puede prevenir la polio.

Historia: en 1916 una epidemia de polio en los Estados Unidos mató a 6,000 personas y paralizó a 27,000 más. A principios de la década de 1950 se reportaban más de 25,000 casos de polio cada año. La vacuna contra la polio comenzó en 1955. Para 1960 el número de casos reportados había bajado a alrededor de 3,000 y para 1979 solo había alrededor de 10. El éxito de la vacuna contra la polio en los EE. UU. Y en otros países ha desencadenado un esfuerzo a nivel mundial para eliminar la polio.

En la actualidad: la polio ha sido eliminada de los Estados Unidos, no obstante la enfermedad sigue siendo común en algunas partes del mundo. Solo se necesitaría que una persona infectada con el virus de la polio llegara de otro país para que trajera la enfermedad de regreso si no estuviéramos protegidos por la vacuna. Si el esfuerzo para eliminar la enfermedad del mundo tiene éxito, algún día no necesitaremos la vacuna contra la polio. Hasta que eso suceda, necesitamos seguir vacunado a nuestros hijos.

¿Quién debe vacunarse contra la polio y cuándo?

La IPV es una inyección que se aplica en la pierna o en el brazo dependiendo de la edad. Puede aplicarse al mismo tiempo que otras vacunas.

Niños

Los niños reciben 4 dosis de la IPV, a las siguientes edades:

  • Una dosis a los 2 meses
  • Una dosis a los 4 meses
  • Una dosis a los 6-18 meses
  • Una dosis de refuerzo a los 4-6 años

Algunas vacunas “combinadas” (varias vacunas diferentes en la misma inyección) contienen la IPV. Los niños que reciben estas vacunas pueden recibir una dosis más (5a) de la vacuna contra la polio. Esto no representa un problema.

Adultos

La mayoría de los adultos de 18 años y mayores no necesitan la vacuna contra la polio porque fueron vacunados cuando eran niños. Pero algunos adultos están en mayor riesgo y deben considerar aplicarse la vacuna contra la polio:

  1. personas que viajan a áreas del mundo en donde la polio es común,
  2. trabajadores de laboratorios que podrían manipular el virus de la polio, y
  3. trabajadores de la salud que atienden a pacientes que podrían tener polio.

Los adultos en estos tres grupos:

  • que nunca han sido vacunados contra la polio deben aplicarse 3 dosis de la IPV:  Dos dosis con un periodo de separación de entre 1 y 2 meses y una tercera dosis entre 6 y 12 meses después de la segunda.
  • que se hayan aplicado 1 ó 2 dosis de la vacuna contra la polio en el pasado deben aplicarse 1 ó 2 dosis restantes. No importa cuánto tiempo haya pasado desde la(s) primera(s) dosis.
  • que se hayan aplicado 3 o más dosis de la vacuna contra la polio en el pasado pueden aplicarse una dosis de refuerzo de la IPV.

Su médico puede proporcionarle más información.

Algunas personas no deben aplicarse la IPV o deben esperar

Las siguientes personas no deben aplicarse la IPV:

  • Personas que presenten una alergia, que pueda poner en peligro la vida, a alguno de los componentes de la IPV, incluyendo los antibióticos neomicina, estreptomicina o polimixina B, no deberán aplicarse la vacuna contra la polio. Informe a su médico si ha tenido alguna alergia severa.
  • Personas que hayan tenido una reacción alérgica a una inyección contra la polio no deben aplicarse otra.

Estas personas deben esperar:

  • Personas con una enfermedad moderada o severa en el momento en que esté programada la vacunación por lo general deben esperar hasta recuperarse antes de aplicarse la vacuna contra la polio. Las personas con enfermedades menores, como gripe, pueden vacunarse.

Consulte a su médico para obtener más información.

¿Cuáles son los riesgos de la IPV?

A algunas personas que se aplican la IPV les aparece un área sensible en donde se aplicó la inyección. No se conocen problemas graves causados por la IPV, y la mayoría de las personas no tienen problemas con ella.

Sin embargo, cualquier medicina puede causar un efecto secundario grave, como una reacción alérgica severa o incluso la muerte. El riesgo de que la vacuna contra la polio cause lesiones graves es extremadamente pequeño.

¿Qué hago si se presenta un problema moderado o severo?

¿De qué debo estar pendiente?

  • Busque todo signo inusual, como una reacción alérgica severa, fiebre alta o cambios inusuales en la conducta.

Si ocurriera una reacción alérgica severa, esta debería presentarse en cuestión de minutos y hasta unas cuantas horas después de la inyección. Los signos de una reacción alérgica grave pueden incluir dificultad para respirar, debilidad, ronquera o jadeos, pulso acelerado, urticaria, mareos, palidez o hinchazón de la garganta.

¿Qué debo hacer?

  • Llame a un médico o lleve a la persona al médico de inmediato.
  • Dígale al médico lo que ocurrió, la fecha y la hora en la que ocurrió, y cuándo le pusieron la vacuna.
  • Pídale a su médico que reporte la reacción presentando un formulario del Sistema de reporte de eventos adversos derivados de las vacunas (Vaccine Adverse Event Reporting System, VAERS).

O puede presentar este reporte a través del sitio web de VAERS en www.vaers.hhs.gov o llamando al 1-800-822-7967.

El VAERS no ofrece consejos médicos. 

Programa Nacional de Compensación por Lesiones Ocasionadas por Vacunas

En 1986 se creó el Programa Nacional de Compensación por Lesiones ocasionadas por acunas (National Vaccine Injury Compensation Program, VICP).

Las personas que consideren que pueden haber resultado lesionadas por una vacuna pueden informarse sobre el programa y sobre cómo presentar una reclamación llamando al 1-800-338-2382 o visitando el sitio web del VICP en www.hrsa.gov/vaccinecompensation.

¿Cómo puedo obtener más información?

  • Pregúntele a su médico. Ellos pueden darle el folleto informativo de la vacuna o sugerirle otras fuentes de información.
  • Llame al departamento de salud local o estatal.
  • Comuníquese con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC):

Vacuna contra la polio; 11/8/2011; 42 U.S.C. § 300aa-26

 

Última actualización
4/14/2014
Fuente
U.S. Department of Health & Human Services Centers for Disease Control and Prevention: Vaccine Information Statement
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.