Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

​Una de las tareas más importantes que tenemos como padres es mantener a nuestros hijos a salvo al viajar en vehículos. Cada año miles de niños mueren o sufren lesiones en choques de automóviles. El uso adecuado de los asientos de seguridad ayuda a mantener a los niños a salvo. Pero con tantos asientos de seguridad diferentes disponibles en el mercado, no es de extrañar que para muchos padres este sea un tema abrumador.

El tipo de asiento que su hijo necesita depende de muchos factores, que incluyen la edad y el tamaño de su hijo, y el tipo de automóvil que usted tenga. Continúe leyendo para obtener más información de la American Academy of Pediatrics (AAP) acerca de cómo elegir el asiento de seguridad más adecuado para su hijo.

Para ver el listado de fabricantes de asientos de seguridad, haga clic aquí.

Nota: La tabla “Reseña de tipos de asientos de seguridad para el automóvil” es una guía rápida para comenzar su búsqueda. Es importante que continúe leyendo más acerca de las características y el modo de usar su asiento de seguridad para el automóvil. Al final de este artículo, encontrará consejos de seguridad adicionales y una lista de asientos de seguridad para el automóvil.


Reseña de tipos de asientos de seguridad para el automóvil

Grupo etario
Tipo de  asiento
Pautas generales 
Bebés/niños pequeños
Asientos orientados hacia atrás convertibles orientados hacia atrás
Todos los bebés y niños pequeños deben viajar en asientos de seguridad orientados hacia atrás hasta por lo menos 2 años de edad o hasta que hayan alcanzado el peso o la estatura máximos permitidos por el fabricante de su asiento de seguridad.
Niños pequeños/niños en edad escolar
Asientos convertibles y asientos orientados hacia adelante con arneses
Cualquier niño de 2 años de edad o más que haya sobrepasado el límite de peso o de estatura de su asiento de seguridad orientado hacia atrás deberá usar un asiento de seguridad orientado hacia adelante con un arnés todo el tiempo que sea posible, hasta el máximo peso o estatura permitidos por el fabricante de su asiento de seguridad.  Esto también se aplica a cualquier niño menor de 2 años que haya sobrepasado el límite de peso o de estatura de su asiento orientado hacia atrás.
Niños en edad escolar
 
 
Sillas elevadoras
Todos los niños cuyo peso o estatura estén por encima del límite de sus asientos orientados hacia adelante deben utilizar una silla elevadora ajustada con el cinturón hasta que el cinturón de seguridad del automóvil les quede bien, lo que suele suceder cuando el niño alcanza 4 pies y 9 pulgadas de estatura, entre los 8 y 12 años de edad.
Niños mayores
Cinturones de seguridad
Cuando los niños tienen la edad y el tamaño suficientes para que el cinturón de seguridad del automóvil los sujete correctamente, deben usar siempre cinturones de regazo y hombros para una protección óptima. 
 
Todos los niños menores de 13 años de edad deben estar asegurados en los asientos traseros de los vehículos para su óptima protección.

 

Información sobre la instalación: Cinturones de seguridad y sistema LATCH

Nuevas normas del sistema LATCH entran en vigencia en el año 2014

Los cinturones de seguridad para el automóvil se pueden instalar con el cinturón de seguridad del automóvil o con el sistema de anclajes inferiores y correas de sujeción para niños (lower anchors and tethers for children, LATCH). Estos sistemas son igualmente seguros pero, en algunos casos, podría ser más fácil instalar el asiento de seguridad para el automóvil con el sistema LATCH.


seat.gif

Figura 1: Asiento de seguridad para el automóvil con sistema LATCH
 
LATCH es un sistema para instalar los asientos de seguridad para el automóvil. Los anclajes inferiores se pueden utilizar en lugar del cinturón de seguridad para instalar el asiento, y a muchos padres les resultan más fáciles de usar en algunos automóviles. La correa mejora la seguridad brindada por el asiento y es importante usarla para todos los asientos orientados hacia delante, incluso los instalados con el cinturón de seguridad del automóvil. Lea el manual del propietario del automóvil y las instrucciones del asiento de seguridad para conocer los límites de peso de los anclajes inferiores y las correas.

Los vehículos con el sistema LATCH tienen anclajes en el asiento trasero, en la unión entre los cojines. Las correas de sujeción están ubicadas detrás del asiento, ya sea en el panel detrás del asiento (en automóviles tipo sedán) o en el respaldo del asiento, el techo o el suelo (en la mayoría de las furgonetas, los vehículos todoterreno y los automóviles de cinco puertas). Todos los asientos de seguridad tienen amarras que se ajustan a estos anclajes. Casi todos los vehículos de pasajeros y todos los asientos de seguridad fabricados a partir del 1.º de septiembre de 2002 están equipados para utilizar el sistema LATCH.

Cinturones de seguridad: Si utiliza el cinturón de seguridad de su automóvil para instalar el asiento de seguridad, consulte el manual del propietario del automóvil para saber si necesita un broche de tranca para mantener el cinturón en su posición. No se necesitan broches de tranca en la mayoría de los automóviles nuevos, pero tal vez deba extender el cinturón de seguridad por completo primero y permitirle luego retraerse para mantener el cinturón ajustado alrededor del asiento de seguridad. Muchos asientos de seguridad tienen trabas incorporadas para trabar el cinturón.

El lugar más seguro para que viajen todos los niños de menos de 13 años de edad es el asiento trasero. De ser posible, es mejor que viajen en el medio del asiento trasero. Sin embargo, algunas veces es difícil instalar un asiento de seguridad ajustado en el medio si el asiento del automóvil es estrecho o desparejo. Además, la mayoría de los automóviles no tiene anclajes LATCH para colocar el asiento en el medio del asiento trasero. Lo más seguro es colocar el asiento de seguridad para el automóvil en una posición en que pueda instalarlo ajustadamente con el sistema LATCH o el cinturón de seguridad; en algunos casos esto podría ser en cualquier lado del asiento trasero, más que en el medio. Los técnicos en seguridad de los niños pasajeros (CPST) pueden ayudarlo a decidir el mejor lugar para instalar el asiento de seguridad de su hijo en su vehículo.

Bebés y niños pequeños: Asientos orientados hacia atrás

AAP recomienda que todos los bebés deben viajar orientados hacia atrás a partir de su primer viaje a casa desde el hospital. Todos los bebés y niños pequeños deben viajar en asientos de seguridad orientados hacia atrás al menos hasta los 2 años de edad o hasta que hayan alcanzado el peso o la estatura máximos permitidos por el fabricante de su asiento de seguridad.

Tipos de asientos de seguridad orientados hacia atrás

Hay 3 tipos de asientos de seguridad orientados hacia atrás: asientos orientados hacia atrás solamente, asientos convertibles y asientos 3 en 1.

Cuando los niños alcanzan el máximo peso o altura permitidos por el fabricante de su asiento orientado hacia atrás solamente, deberán continuar viajando en un asiento de seguridad convertible o en un asiento 3 en 1.
 
 

Figura 2: Asiento de seguridad para el automóvil solamente orientado hacia atrás.
  1. Asientos orientados hacia atrás solamente
    • Se utilizan para bebés de hasta 22 a 40 libras, según el modelo.
    • Son pequeños y tienen manijas para cargarlos (y algunas veces forman parte de un sistema de cochecito).
    • Generalmente vienen con una base que se puede dejar en el automóvil. El asiento se introduce en la base y se extrae de la misma, de manera que no es necesario instalar el asiento cada vez que lo usa. Los padres pueden comprar más de una base para colocarlas en otros automóviles.
    • Solamente se deben usar para viajar (no para dormir, comer ni para otros usos fuera del automóvil).
  2. Asientos convertibles (utilizados orientados hacia atrás)
    • Se pueden usar orientados hacia atrás y luego “convertirlos” para que queden orientados hacia adelante para niños mayores. Esto quiere decir que su hijo puede usar el asiento más tiempo. Sin embargo, ocupan más lugar que los asientos para bebés y no incluyen manijas para transportarlos ni bases separadas, de modo que no se utilizan habitualmente fuera del automóvil.
    • Muchos tienen mayores límites de peso (hasta 40 – 50 libras) y de estatura cuando se usan orientados hacia atrás que los asientos orientados hacia atrás solamente, lo que los convierte en una opción ideal para bebés más grandes.
    • Tienen un arnés de 5 puntos que se fija en los hombros, las caderas y entre las piernas. Los asientos convertibles con protecciones sobre la cabeza ya no se fabrican más. Sin embargo, si tiene uno, puede usarlo de manera segura hasta su fecha de vencimiento.
    • Deben usarse solamente para viajar (no para dormir, alimentar o cualquier otro uso fuera del automóvil).

 


Figura 3: Asiento de seguridad para el automóvil convertible utilizado hacia atrás
 
 
3. Asientos 3 en 1 (utilizados orientados hacia atrás)
    • Se pueden usar orientados hacia atrás, hacia adelante o como elevadores para la posición del cinturón. Esto quiere decir que su hijo puede usar el asiento más tiempo.
    • Generalmente son más grandes, por lo que es importante comprobar que entren en el automóvil orientados hacia atrás.
    • No cuentan con la comodidad de una manija para transportarlos o de una base separada; sin embargo, pueden tener mayores límites de peso (hasta 40 - 45 libras) y de estatura cuando se usan orientados hacia atrás que los asientos orientados hacia atrás solamente, lo que los convierte en una opción ideal para bebés más grandes.

Consejos de instalación para asientos orientados hacia atrás

Cuando use un asiento orientado hacia atrás, recuerde lo siguiente:

  • Coloque los arneses de su asiento orientado hacia atrás en las hendijas ubicadas a la altura o debajo de los hombros de su bebé.
  •  Asegúrese de que el arnés esté ajustado y que el broche quede ubicado en el medio del pecho.
  • Asegúrese de que el asiento de seguridad esté instalado ajustado en el automóvil. Si puede mover el asiento por la vía del cinturón más de una pulgada de lado a lado o de adelante hacia atrás, no está lo suficientemente ajustado.
  • Nunca coloque un asiento de seguridad orientado hacia atrás en el asiento delantero de un automóvil que tiene un airbag activo en el asiento del pasajero. Si el airbag se inflara, golpearía la parte trasera del asiento de seguridad, justo donde está la cabeza de su bebé, y podría ocasionar lesiones graves o la muerte.
  • Si usa un asiento convertible o 3 en 1 en la posición orientada hacia atrás, asegúrese de que el cinturón de seguridad o el cinturón LATCH esté dirigido por la vía correcta del cinturón. Consulte las instrucciones del asiento de seguridad para el automóvil para mayor seguridad.
  • Asegúrese de que el asiento esté en el ángulo correcto para que la cabeza de su bebé no se vaya hacia delante. Consulte el manual de instrucciones para conocer el ángulo correcto para su asiento y cómo ajustar el ángulo de ser necesario. Todos los asientos orientados hacia atrás tienen indicadores o ajustadores de ángulo incorporados.
  • ¿Aún tiene problemas? Podría haber un técnico de CPS certificado en su área que pueda ayudar. Si necesita ayuda con la instalación, consulte al final de esta publicación para obtener información sobre cómo ubicar a un técnico de CPS.

Preguntas comunes sobre los asientos orientados hacia atrás

¿Qué sucede si los pies de mi bebé tocan el respaldo del asiento del automóvil?

  • Su hijo puede doblar las piernas fácilmente y se sentirá cómodo en un asiento orientado hacia atrás. Las lesiones en las piernas son muy poco frecuentes en los niños orientados hacia atrás.

¿Qué hago si mi bebé se desliza hacia abajo o hacia el costado en su asiento de seguridad para automóvil? 

  • Puede colocar rollos de mantas a ambos lados del bebé y un pañal pequeño o una manta entre la correa de la entrepierna y el bebé. No coloque relleno debajo o detrás del bebé ni use agregados para el asiento de seguridad a menos que se suministren con él o sean fabricados por el fabricante del asiento.


Figura 4: Asiento de seguridad para el automóvil con un paño pequeño entre la correa de la entrepierna y el bebé, broche sujetador colocado en el punto medio del pecho del bebé y rollos de mantas a ambos lados del bebé.



¿Por qué debo vestir a mi bebé con capas más delgadas de prendas antes de colocarlo en un asiento de seguridad para automóvil?

  • Las prendas abultadas, que incluyen abrigos de invierno y trajes de nieve, se pueden contraer en un accidente y causar un mayor riesgo de lesión. Lo ideal es que vista a su bebé con capas más delgadas de prendas y lo tape o arrope con un abrigo o una manta por encima de las correas del arnés abrochado, de ser necesario.

¿Los bebés prematuros necesitan un asiento de seguridad especial para el automóvil?

  • El asiento de seguridad para el automóvil debe estar aprobado para el peso del bebé. Los bebés muy pequeños que se pueden sentar de manera segura en posición semireclinada generalmente caben mejor en asientos solamente orientados hacia atrás. Deberán hacerse pruebas con los bebés prematuros mientras estén en el hospital para asegurarse de que puedan sentarse de manera segura en posición semireclinada. Los bebés que deban estar acostados durante los traslados deben viajar en una cama para autos a prueba de choques.

Niños pequeños y niños en edad preescolar: Asientos orientados hacia adelante

Cualquier niño de 2 años de edad o más que haya sobrepasado el límite de peso o de estatura de su asiento orientado hacia atrás deberá usar un asiento de seguridad orientado hacia adelante con un arnés todo el tiempo que sea posible, hasta el máximo peso o estatura permitidos por el fabricante de su asiento de seguridad. Esto también se aplica a cualquier niño menor de 2 años que haya sobrepasado el límite de peso o de estatura de su asiento orientado hacia atrás. Lo ideal es que los niños viajen en asientos con arneses todo el tiempo que sea posible, al menos hasta los 4 años de edad. Si su hijo es más grande que su asiento antes de llegar a los 4 años, tenga en cuenta la posibilidad de usar un asiento con un arnés aprobado para pesos y estaturas mayores.

Tipos de sujetadores para la seguridad vehicular

Hay 5 tipos de sujetadores para la seguridad vehicular que se pueden utilizar orientados hacia adelante.
  1. Asientos convertibles: Asientos que se “convierten” de orientados hacia atrás a orientados hacia adelante. Entre estos se encuentran los 3 en 1.
  2. Orientados hacia adelante solamente: Asientos que se pueden usar orientados hacia adelante con un arnés para niños que pesan hasta 40 a 80 libras (según el modelo). Aunque los fabricantes no están produciendo actualmente asientos orientados hacia delante solamente, hay muchos aún en uso de años anteriores.
  3. Combinación de asiento con arnés: El asiento se puede usar orientado hacia adelante con un arnés para niños que pesan hasta 40 a 90 libras (según el modelo) o sin el arnés como elevador (hasta 80 a
    120 libras, según el modelo).
  4. Asientos incorporados: Algunos automóviles tienen asientos orientados hacia adelante incorporados. Los límites de peso y estatura varían. Lea el manual del propietario de su automóvil o póngase en contacto con el fabricante para obtener detalles sobre cómo usar estos asientos.
  5. Chalecos de viaje: Pueden usarlos los niños de entre 20 y 168 libras de peso y pueden ser una alternativa a los tradicionales asientos orientados hacia adelante. Son útiles cuando un vehículo tiene cinturones de seguridad únicamente para el regazo en el asiento de atrás o para niños cuyo peso haya excedido el permitido por los asientos de seguridad. Estos chalecos podrían requerir una amarra superior.

 
Figura 5: Asiento de seguridad para el automóvil orientado hacia adelante.

Consejos de instalación para asientos orientados hacia adelante.

Asegúrese de que el asiento de seguridad esté instalado ajustado en el vehículo y que el arnés le quede ajustado al niño.

Para cambiar un asiento convertible 0 3 en 1 orientado hacia atrás a orientado hacia adelante:
 
  • Mueva las correas de los hombros hasta las hendijas que están ubicadas a la altura o encima de los hombros de su hijo. En algunos asientos convertibles, se deben utilizar las hendijas superiores del arnés cuando está orientado hacia delante. Consulte las instrucciones suministradas con el asiento para mayor seguridad.
  • Es posible que deba ajustar el ángulo de reclinación del asiento para que quede en posición más vertical en su automóvil. Consulte las instrucciones para mayor seguridad.
  • Si usa un cinturón de seguridad, asegúrese de que corra por la vía del cinturón orientado hacia adelante siguiendo las instrucciones del asiento de seguridad. Si usa el sistema LATCH, siga las instrucciones del asiento de seguridad y del manual del propietario del automóvil.
  • Use una amarra, de ser posible. Una amarra es una correa que se fija a la parte superior de un asiento de seguridad y mantiene el asiento firme conectándose a un punto de anclaje en su automóvil (con frecuencia ubicado en el respaldo del asiento o en el estante trasero, consulte el manual del propietario de su automóvil para conocer dónde están los anclajes de amarras en su automóvil). Las amarras brindan una protección adicional importante, ya que impiden que el asiento de seguridad y la cabeza del niño se muevan demasiado hacia delante en un choque o una detención repentina. Desde septiembre de 2000 es obligatorio que todos los automóviles nuevos, minivans y camionetas tengan amarras. Los nuevos asientos de seguridad orientados hacia adelante se suministran con amarras. Hasta que su hijo no haya alcanzado el límite superior de peso para el anclaje de la amarra, deberá usarla. Consulte las instrucciones del asiento de seguridad y el manual del propietario del automóvil para obtener información sobre el límite de peso máximo y las ubicaciones de los anclajes de amarras.

Preguntas comunes acerca de los asientos orientados hacia adelante

¿Qué sucede si llevo a más niños que los que se puedan amarrar de forma segura en el asiento trasero?

  • Lo ideal es evitar esto, especialmente si su automóvil tiene airbags en el asiento delantero. Todos los niños menores de 13 años de edad deberían viajar en el asiento trasero. De ser absolutamente necesario, la mejor opción para viajar en el asiento delantero es transportar al niño en un asiento de seguridad orientado hacia delante, con arnés. Asegúrese de que el asiento del vehículo esté lo más alejado posible del tablero (y del airbag).

¿Qué debo hacer si otra persona va a llevar a mi hijo, como en el caso de la guardería o escuela?

-Si otra persona lleva a su hijo, asegúrese de que:
  • El asiento de seguridad que su hijo va a usar calce bien en el vehículo utilizado para el transporte.
  • El asiento de seguridad que se utiliza sea adecuado para la edad y el tamaño de su hijo.
  • La persona a cargo de transportar a su hijo sepa cómo instalar y utilizar correctamente el asiento de seguridad
-Los programas de guardería y escuelas deberían tener pautas escritas para transportar a los niños.  Estas pautas deberían incluir lo siguiente:

  • Todos los conductores deben tener una licencia de conducir válida.
  • En algunos estados, los conductores de autobuses escolares deben tener un tipo de licencia especial.
  • La relación entre número de niños y personal para el transporte debe cumplir o superar la relación requerida para el aula.
  • Todos los niños deben estar supervisados durante el transporte, ya sea por parte del personal de la escuela o de un padre/una madre que se ofrezca como voluntario/a, de manera que el conductor se pueda concentrar en la conducción.
  • El personal de la escuela, los maestros y los conductores deben saber qué hacer en caso de emergencia, cómo utilizar correctamente los asientos de seguridad y los cinturones de seguridad, y tener presente otros requisitos de seguridad.  

¿Mi hijo debe viajar en un asiento de seguridad en un avión?

  • La mayoría de los asientos para bebés, convertibles y orientados hacia delante, se puede utilizar en los aviones. Las sillas elevadoras y chalecos de viaje, no. La Administración Federal de Aviación (Federal Aviation Administration, FAA) y la AAP recomiendan que al volar, los niños estén bien asegurados con correas certificadas para niños hasta los 4 años de edad, y luego, con los cinturones de seguridad del avión. Esto ayudará a mantenerlos seguros durante el despegue y aterrizaje, y en caso de turbulencias. Consulte la etiqueta de su asiento de seguridad o llame al fabricante del asiento de seguridad antes de viajar para ver si su asiento está certificado para el uso en aviones. También puede tener en cuenta la opción de usar un seguro hecho para uso en aviones y aprobado por la FAA. Recuerde que su hijo necesitará usar un asiento de seguridad para el automóvil apropiado cuando llegue a destino.

Niños en edad escolar: Sillas elevadoras

Las sillas elevadoras son para los niños mayores que son demasiado grandes para viajar en sus asientos de seguridad orientados hacia delante. Todos los niños cuyo peso o estatura estén por encima del límite de sus asientos orientados hacia adelante deben utilizar una silla elevadora ajustada con el cinturón hasta que el cinturón de seguridad del automóvil les calce bien, lo que suele suceder cuando el niño alcanza 4 pies y 9 pulgadas de estatura, entre los 8 y 12 años de edad. En el manual del propietario que se incluye con su asiento de seguridad se detallan los límites de peso y estatura para el asiento. Como pauta general, un niño es demasiado grande para su asiento orientado hacia delante cuando sucede algo de lo siguiente:
 
  • Alcanza el peso o la estatura máximos permitidos para su asiento con arnés. (Estos límites están explicados en el asiento y también están incluidos en el cuadernillo de instrucciones).
  • Sus hombros quedan por encima de las hendijas superiores del arnés.
  • Sus orejas llegan hasta la parte superior del asiento.  

 
Figura 6: Silla elevadora ajustable con el cinturón de seguridad.
 

Tipos de silla elevadoras

Las sillas elevadoras son diseñadas para elevar al niño de modo que su cinturón de regazo y hombros calce bien sobre los huesos fuertes. Hay sillas elevadoras con respaldo alto y sin respaldo. Estas no se suministran con correas de arnés sino que se utilizan con los cinturones de seguridad de regazo y hombros en su vehículo, igual que cuando viajan los adultos. Las sillas elevadoras se deben utilizar hasta que a su hijo le queden bien los cinturones de regazo y hombros, típicamente, cuando llega a los 4 pies y 9 pulgadas de estatura, y tiene entre 8 y 12 años de edad. Las sillas elevadoras suelen tener un broche plástico o guía para pasar el cinturón de seguridad de hombro y regazo del automóvil. Consulte el cuadernillo de instrucciones que se suministra con la silla elevadora para obtener instrucciones sobre cómo usar el broche o la guía.
 

Consejos de instalación para sillas elevadoras

Las sillas elevadoras no suelen asegurarse al vehículo con el cinturón o el sistema LATCH, sino que se apoyan sobre el asiento del automóvil y quedan en su lugar una vez ajustado el cinturón de seguridad sobre el niño. Las sillas elevadoras se deben utilizar con cinturones de regazo y hombro. Cuando use una silla elevadora, asegúrese de que:
 
  • El cinturón de regazo esté bajo y apretado contra la parte superior de los muslos de su hijo.
  • El cinturón de hombros pase por el medio del pecho y el hombro de su hijo, y no quede en el cuello.

Preguntas comunes acerca de las sillas elevadoras

¿Qué sucede si mi automóvil solamente tiene cinturones de regazo en el asiento trasero?

-Los cinturones de regazo funcionan bien con los asientos orientados hacia atrás solamente, los convertibles y los orientados hacia delante. Si su automóvil solamente tiene cinturones de regazo, use un asiento de seguridad orientado hacia delante que tenga un arnés y mayores límites de peso. También puede:
 
  • Comprobar si se pueden instalar cinturones de hombro en su automóvil.
  • Usar un chaleco de viaje (algunos se pueden usar con cinturones de regazo).
  • Tener en cuenta la posibilidad de comprar otro automóvil con cinturones de regazo y hombros en el asiento trasero. 

¿Hay alguna diferencia entre las sillas elevadoras de respaldo alto y las que no tienen respaldo?

  • Ambos tipos de sillas elevadoras están diseñados para elevar a su hijo, de modo que los cinturones de seguridad lo sujeten correctamente, y ambos reducen el riesgo de lesiones de su hijo en un choque. Las sillas elevadoras de respaldo alto se deben usar en automóviles que no tienen apoyacabezas o que tienen respaldos de asientos bajos. Muchos asientos que parecen sillas elevadoras de respaldo alto son, en realidad, asientos combinados que se suministran con arneses que se pueden usar para niños más pequeños y luego quitarse para niños mayores. Las sillas elevadoras sin respaldo suelen ser más económicas y más fáciles de mover de un vehículo a otro. Las sillas elevadoras sin respaldo se pueden usar de forma segura en vehículos con apoyacabezas y con respaldos altos en los asientos.

Niños mayores: Cinturones de seguridad

Los cinturones de seguridad son fabricados para los adultos. Su hijo deberá permanecer en una silla elevadora hasta que el cinturón de seguridad para adultos lo sujete adecuadamente (generalmente cuando alcanza los 4 pies y 9 pulgadas de estatura y tiene entre 8 y 12 años de edad). Cuando los niños tienen la edad y el tamaño suficientes para usar los cinturones de seguridad del automóvil solo, siempre deben usar cinturones de regazo y hombros para una protección óptima.
 

Figura 7: Cinturón de seguridad de regazo y hombros 

 

Uso del cinturón de seguridad

  1. El cinturón de seguridad para adultos se ajusta bien cuando:
    • El cinturón de hombros pasa por el medio del pecho y del hombro, no por el cuello o la garganta.
    • El cinturón de regazo queda bajo y apretado contra la parte superior de los muslos, no en el estómago.
    • Su hijo es lo suficientemente alto para sentarse contra el respaldo del asiento con las rodillas dobladas cómodamente sobre el borde del asiento sin sentarse encorvado y puede quedar en esta posición cómodamente durante todo el viaje.
  2. Otros puntos a recordar al usar cinturones de seguridad:
    • Asegúrese de que su hijo no coloque el cinturón de hombros por debajo de su brazo o detrás de su espalda. Esto deja la parte superior del cuerpo sin protección y le deja más flojedad al sistema del cinturón, poniendo a su hijo en riesgo de lesión grave en caso de choque o una frenada repentina.
    • Nunca permita que nadie “comparta” los cinturones. Todos los pasajeros deben tener sus propios asientos o cinturones de seguridad.  

Preguntas comunes acerca de los cinturones de seguridad

¿He visto productos que dicen que ayudan a que el cinturón se ajueste mejor.  ¿Debo comprarlos?


  • No, no se deben utilizar estos productos. De hecho, podrían interferir con el calce adecuado del cinturón, haciendo que el cinturón de regazo quede muy arriba en el estómago y que el cinturón de hombros quede demasiado flojo. Incluso pueden dañar el cinturón. Esta regla también se aplica a los asientos de seguridad; no use ningún producto adicional a menos que se suministre con el asiento o que esté aprobado específicamente por el fabricante del asiento.
  • No hay estándares federales de seguridad para estos productos, y la AAP no recomienda su uso. Mientras los niños viajen con la restricción correspondiente para su tamaño, no se deben usar dispositivos adicionales.

Cómo comprar asientos de seguridad

Cuando busque un asiento de seguridad para el automóvil, recuerdo los siguientes consejos:
  • Ningún asiento es el “mejor” ni el “más seguro”. El mejor asiento es el que se ajusta al tamaño de su hijo, está correctamente instalado, cabe bien en su automóvil y se usa de manera adecuada cada vez que viaja.
  • No decida solamente por el precio. Un precio más alto no quiere decir que el asiento sea más seguro ni más fácil de usar
  •  Evite los asientos usados si no conoce la procedencia del asiento. No use nunca un asiento de seguridad que:    
    • Sea demasiado viejo. Busque la fecha de fabricación en la etiqueta. Consulte con el fabricante para averiguar durante cuánto tiempo se recomienda el uso del asiento.
    • Tenga rajaduras visibles.
    • No tenga una etiqueta con la fecha de fabricación y el número de modelo. Sin estos datos no puede averiguar si el asiento ha sido retirado del mercado.
    • No traiga instrucciones. Las necesita para saber cómo usar el asiento.
    • Le falten partes. A los asientos de seguridad usados para automóviles les suelen faltar piezas importantes. Consulte con el fabricante para asegurarse de poder obtener las piezas correctas.
    • Haya sido retirado del mercado. Puede averiguarlo llamando al fabricante o a la línea gratuita directa de seguridad vehicular de la Administración Nacional de Seguridad del Tránsito en Autopistas (National Highway Traffic Safety Administration, NHTSA) al888-327-4236. También puede visitar el sitio web de la NHTSA en www.safercar.gov.
       
  • No use asientos que hayan estado involucrados en un choque moderado o grave. Los asientos que hayan estado involucrados en un choque menor podrían seguir siendo seguros para el uso, pero algunos fabricantes de asientos de seguridad recomiendan cambiar de asiento después de cualquier choque, incluso uno menor. La NHTSA considera un choque como menor si cumplen con todas las características que se mencionan a continuación:
     
    • Se pudo conducir el vehículo desde el lugar del accidente.
    • La puerta del vehículo más cercana al asiento de seguridad no sufrió daños.
    • Ninguno de los ocupantes del vehículo sufrió lesiones.
    • No se activaron los airbags.
    •  No se observa ningún daño en el asiento de seguridad. 
Si no está seguro, llame al fabricante del asiento. Consulte la sección “Números de teléfono y sitios web de fabricantes” al final de esta artículo.
 

Acerca de las "airbags"

  • Todos los automóviles nuevos tienen airbags delanteros instalados. Cuando se utilizan junto al cinturón de seguridad, los airbags son muy buenos para proteger a adolescentes y adultos. Sin embargo, pueden ser muy peligrosos para los niños, especialmente para los que viajan en asientos orientados hacia atrás, y para los niños en edad preescolar y niños que recién comienzan la escuela que no estén bien sujetados. Si su automóvil tiene un airbag para el pasajero delantero, los bebés en asientos de seguridad orientados hacia atrás deben viajar en el asiento trasero. Incluso en un choque a velocidad relativamente baja, el airbag puede inflarse, pegarle al asiento de seguridad y causar lesiones cerebrales graves y la muerte.
Los vehículos sin asiento trasero o con asientos traseros no fabricados para pasajeros no son la mejor opción para viajar con niños pequeños. Sin embargo, el airbag se puede desactivar en alguno de estos vehículos si el asiento delantero se necesita para un pasajero infantil. Consulte el manual del propietario de su automóvil para obtener más información.
 
  • La mayoría de los automóviles nuevos tienen airbags laterales instalados, que mejoran la seguridad de los adultos en choques de impacto lateral. Lea el manual del propietario de su automóvil para obtener más información sobre los airbags de su vehículo. Lea el manual de su asiento de seguridad y el manual del propietario de su automóvil para recibir orientación sobre la colocación del asiento de seguridad junto a un airbag lateral.

Si necesita ayuda para la instalación

Si tiene preguntas o necesita ayuda para instalar su asiento de seguridad, busque un técnico certificado CPS. En los siguientes sitios web podrá encontrar listas de técnicos CPS certificados y estaciones de ajuste de asientos para niños:
  
  • NHTSA (o llame a la línea gratuita directa de seguridad vehicular de la NHTSA al 888-327-4236).
  • SeatCh
  • eck (o llame al 866-SEATCHECK [866-732-8243]).
  • Técnicos certificados a nivel nacional en seguridad de niños pasajeros (o llame al 877-366-8154). Este sitio brinda información en español y también ofrece una lista de técnicos en CPS con capacitación adicional en la protección de niños con necesidades especiales. 

Puntos importantes para recordar

  1. Dé el ejemplo. Asegúrese de usar siempre su cinturón de seguridad. Esto ayudará a su hijo a formar el hábito de usar el cinturón para toda su vida.
      
  2. Asegúrese de que todas las personas que transportan a su hijo usen el asiento de seguridad para el automóvil o el cinturón de seguridad correctos en todos los viajes, en todo momento. Ser consecuente en el uso del asiento de seguridad demuestra una buena crianza de los hijos, reduce las protestas y las quejas, y es lo más seguro para su hijo.
     
  3. Nunca deje a su hijo solo dentro o cerca de un automóvil. Cuando se deja a un niño solo dentro o alrededor de un automóvil, puede suceder cualquiera de estas cosas. Un niño puede:
      
    • Morir de un golpe de calor, debido a que las temperaturas pueden alcanzar niveles mortales en unos pocos minutos.
    • Quedar estrangulado por ventanas eléctricas, cinturones de seguridad retráctiles, techos corredizos o accesorios.
    • Accionar la palanca de cambio del automóvil y ponerlo en movimiento.
    • Ser atropellado cuando el automóvil retrocede.
    • Quedar atrapado en el baúl del automóvil. 
  4. Lea y respete siempre las instrucciones del fabricante. Si no tiene las instrucciones del fabricante de su asiento de seguridad, escriba o llame al departamento de servicio al cliente de la compañía. Le pedirán el número de modelo, el nombre del asiento y la fecha de fabricación.
    La dirección y el número de teléfono del fabricante están en una etiqueta en el asiento. También asegúrese de respetar las instrucciones del manual del propietario de su automóvil relacionadas con el uso de asientos de seguridad. Algunas instrucciones de fabricantes pueden estar disponibles en sus sitios web.
 
Fuente de la figura adaptado de: LATCH Makes Child Safety Seat Installation as Easy as 1-2-3 en NHSTA.gov. Visto el 1.º de enero de 2012.

Figuras 2, 3, 5 y 7 gentileza de Anthony Alex Le Tourneau.

Figura 4 del Comité de Prevención de Lesiones, Violencia y Envenenamiento (Committee on Injury, Violence, and Poison Prevention) y el Comité de Fetos y Recién Nacidos (Committee on Fetus and Newborn) de la American Academy of Pediatrics. Transporte seguro de bebés prematuros y bebés con bajo peso al nacer cuando son dados de alta del hospital. 

     

    Última actualización
    3/6/2014
    Fuente
    Car Safety Seats: A Guide for Families 2014 Safety Information (Copyright © 2014 American Academy of Pediatrics)
    La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.