Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

El hecho de que usted esté esperando más de un bebé no la coloca en una categoría especial ante los ojos de los médicos obstetras. Muchos llamarán un embarazo de gemelos un embarazo de alto riesgo, pero no se sienta asustada por esta clasificación. Alto riesgo no se traduce automáticamente en problemas en su embarazo. En lugar de eso, alto riesgo se puede traducir como, “debemos seguir este embarazo más de cerca”. Además en la categoría de alto riesgo se encuentran las madres que padecen de diabetes, las que tienen un historial de partos prematuros en los embarazos anteriores o aquellas personas que tienen problemas mayores de salud. La mayoría de embarazos de gemelos progresa sin problemas y las probabilidades de un embarazo saludable aumentan si usted se cuida mejor.

El paso más importante para cuidarse durante su embarazo es la nutrición adecuada. Idealmente, las madres embarazadas deben tomar vitaminas prenatales con ácido fólico a partir de los 3 meses antes de quedar embarazada. El ácido fólico ha demostrado reducir las probabilidades de defectos del tubo neural como la espina bífida. Si aún no ha empezado a tomar las vitaminas diariamente, no se preocupe por el tiempo que perdió, empiece ahora. Tome las vitaminas con alimentos para reducir la náusea y felicítese por haber tomado otro paso para mantener a sus bebés tan saludables como sea posible. Las madres de gemelos no necesitan 2 vitaminas prenatales al día, una es suficiente.

Comer los alimentos correctos y la cantidad correcta de calorías es muy importante en los embarazos de gemelos. Mientras que los embarazos de un solo bebé requieren 300 calorías adicionales al día, la mayoría de expertos están de acuerdo que los embarazos de gemelos requieren aproximadamente 1,000 calorías adicionales al día. Los bocadillos frecuentes y saludables pueden ayudarle a alcanzar sus metas calóricas cada día. Las náuseas matutinas, o en la mayoría de casos de las mujeres, las náuseas de todo el día, se pueden aliviar al comer pequeños bocadillos frecuentemente. Mantener algo en su estómago en todo momento puede ayudar a evitar las molestias de la náusea. El yogurt bajo en grasa, la fruta, los licuados de frutas, las galletas de soda y los licuados de proteína son buenas opciones para los bocadillos.

Además de las calorías adicionales, es importante tomar suficiente agua durante el día. Mantenerse bien hidratada puede volverla loca en los últimos meses cuando tiene que ir al baño cada 5 minutos; sin embargo, ¡el flujo de sangre adicional de su bebé y la eliminación de desechos dependen de ello! Puede ayudar tomar más agua temprano en el día y luego dejar de tomar después de las 8:00 p.m. para que pueda dormir más tiempo durante la noche entre cada ida al baño.

La nutrición e hidratación correctas son importantes para su embarazo de gemelos, al igual que lo es escuchar a su cuerpo. Debe informar cualquier nuevo síntoma del embarazo que observe a su médico obstetra; las cosas que parecen sin importancia pueden ser signos de algo más grave.

Debido a que los gemelos tienen mayor probabilidad de nacer prematuramente, todos los síntomas o dudas se deben tratar por la seguridad de su bebé. El sangrado o secreción vaginal, las contracciones que se vuelven más frecuentes, la presión en la pelvis o la espalda baja o incluso la diarrea pueden ser signos de labor de parto prematura. Y mientras que el sangrado prematuro en el primer trimestre puede ser un fenómeno normal de la implantación de gemelos en la pared uterina, debe llamar a su médico obstetra si experimenta sangrado en cualquier momento.

Los embarazos de gemelos también pueden aumentar las probabilidades de sufrir de preeclampsia, una afección en la que la madre tiene un aumento en la presión arterial, proteína en la orina (que se puede detectar por medio de un análisis de orina) y más sudoración de lo normal durante el embarazo. Si observa un rápido aumento de peso o dolores de cabeza, informe a su médico obstetra para que pueda examinarla tan pronto como sea posible. Dependiendo de la gravedad de la situación, el tratamiento puede ir desde descanso en cama, hasta medicamentos administrados en el hospital, hasta el parto inmediato de los bebés (la única “cura” para la preeclampsia).

Una actitud optimista pero cuidadosa durante su embarazo ayudará a su estado mental y por lo tanto ayudará a sus bebés a crecer durante el embarazo todo el tiempo que sea posible. Tome las cosas con calma un día a la vez y una semana a la vez. Coma bien y preste atención a lo que su cuerpo y sus gemelos le están diciendo. Cada día adicional que sus bebés pasan dentro del útero les ayudará una vez llegue el día del parto. ¡Mientras más grande sea su estómago, más grande será su sonrisa, ya que está creando 2 milagros!

 

Autor
Shelly Vaziri Flais, MD, FAAP
Última actualización
5/1/2014
Fuente
Raising Twins: From Pregnancy to Preschool (Copyright © 2010 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.