Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

El mensaje de American Academy of Pediatric es claro, no fume si está embarazada y protéjase a usted y a sus hijos del humo de tabaco de segunda mano. Muchos estudios han demostrado que si una mujer fuma o está expuesta a humo de segunda mano durante el embarazo, es posible que su hijo nazca antes de tiempo (prematuramente) o que sea más pequeño que lo normal. Otros efectos que causa fumar durante el embarazo pueden incluir el síndrome de muerte infantil súbita (SMIS), movimientos de respiración bajos mientras está en el útero, problemas de aprendizaje, afecciones respiratorias y enfermedades cardíacas cuando sea adulto.

Después del nacimiento, los niños expuestos al humo de tabaco de segunda mano padecen más infecciones respiratorias, bronquitis, neumonía, deficiencia pulmonar y asma que los niños que no lo están. La exposición al humo es más peligrosa para los niños pequeños debido a que pasan más tiempo en contacto directo con sus padres u otros fumadores y sus pulmones son inmaduros.

Si fuma, deje de hacerlo. Solicite ayuda gratuita al pediatra de su hijo o a su médico de atención primaria o llame al 1-800-QUIT-NOW. Si no puede dejarlo, no exponga a su hijo al humo, no fume ni en su casa ni en su auto. La AAP apoya la legislación que prohíbe fumar en lugares públicos, incluyendo los lugares públicos al aire libre que frecuentan los niños. La AAP también apoya la prohibición de la publicidad de tabaco, etiquetas de advertencia más estrictas en los paquetes de cigarros, clasificar las películas que muestran el uso del tabaco como "R", la regulación FDA sobre nicotina, la cobertura de seguro para la consejería para dejar de fumar y aumentos a los impuestos aplicados a los cigarros.

 

Última actualización
10/3/2014
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.