Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Planificación financiera con anticipación

Desde 1960, el costo total de asistir a la universidad en Estados Unidos cuesta nueve veces más para las universidades públicas y doce veces más para las instituciones privadas, en programas de cuatro años. Pero no descarte una escuela porque parezca demasiado cara. La ayuda financiera puede reducir el costo a un rango que esté económicamente accesible. Casi la mitad de todos los estudiantes universitarios, de un amplio rango de niveles económicos, reciben asistencia monetaria en forma de subvenciones y becas, préstamos y programas de trabajo y estudio. Cada año hay aproximadamente $50 mil millones disponibles, tres cuartos de ello del gobierno federal. Los estados también contribuyen, así como las universidades y diversas fundaciones y organizaciones de becas. Uno de los trabajos principales de un administrador de ayuda financiera universitaria es adquirir los fondos de estas diferentes fuentes y presentarles a los candidatos elegibles un paquete de ayuda financiera.

Cuándo es momento de presentar la solicitud para la universidad

El otoño, temporada de cambio, es cuando los estudiantes del último año de la escuela secundaria suelen empezar a mandar por correo sus solicitudes de ingreso a la universidad (certificado, por favor; con acuse de recibo) o llenarlas a través de Internet. Digamos que su hijo adolescente decidió enviar solicitud a seis escuelas, un número promedio. Los asesores generalmente recomiendan elegir una o dos “inalcanzables” -o con posibilidad remota, en otras palabras- e incluir una o dos seguras. El resto de las opciones de su hijo deberían ser universidades donde sus cualificaciones parezcan comparables a las de los estudiantes de licenciatura promedio en cada una.

El primero del año es usualmente la fecha límite de presentación de solicitudes para las clases de septiembre. (Las universidades que operan en lo que se llama base renovable aceptan solicitudes a lo largo del año). Sin embargo, algunos estudiantes prefieren hacerlo con anticipación, bajo un plan de decisiones tempranas o un plan de acción temprana. Aproximadamente trescientas instituciones ofrecen uno o ambos de estos arreglos.

Un plan de decisiones tempranas es vinculante, lo que significa que el candidato debe comprometerse a asistir a la escuela si lo aceptan, siempre que el paquete de ayuda financiera que se ofrece sea adecuado. La decisión se toma rápido; presente su solicitud en noviembre y recibirá una respuesta en alguna fecha en diciembre.

Los planes de acción temprana no son vinculantes. La respuesta suele llegar en enero o febrero, todavía con bastante anticipación a la fecha de aceptación usual.

Enviar la solicitud con anticipación da el beneficio de obtener los paquetes de ayuda financiera más atractivos y las primeras oportunidades de elegir un dormitorio estudiantil. También pueden disfrutar los últimos meses de la escuela secundaria al saber a dónde irán en septiembre. Sin embargo, este proceso no se recomienda para todos. Si su hijo adolescente no está absolutamente seguro de que desea asistir a una universidad específica, o si quiere jugar de agente libre en la primavera y comparar ofertas de incentivos financieros de varias escuelas, debe presentar solicitudes al seguir la programación estándar.

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Caring for Your Teenager (Copyright © 2003 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.