Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Familiar

Todos los seguros médicos requieren a sus clientes que paguen parte del costo cubierto por los servicios de atención médica. Esto es conocido como “costos compartidos” o también como “gastos del bolsillo del asegurado". Los gastos compartidos varían dependiendo el tipo del plan de seguros, pero la mayoría requieren de un copago, coaseguro o una cantidad deducible.

Requerimientos de los gastos compartidos

  • Su plan puede requerirle que usted pague antes de que su plan empiece a pagar. Esto es conocido como un deducible (por ejemplo si su plan requiere un deducible de $500 al año, usted debe pagar los primeros $500 de gastos médicos)  Los planes pueden también requerir un deducible por ciertos servicios (por ejemplo, usted paga $100 por la estadía en un hospital).
  • Usted también podría tener que pagar por una porción de cada visita al médico, llamada copago (por ejemplo, usted paga $10 por cada receta médica). También podría tener que pagar un copago por servicios recibidos en las salas de urgencias.  También verifique con su plan para saber los detalles relacionados con los servicios médicos de urgencia y los servicios por otros problemas médicos.
  • Algunos planes requieren que usted pague parte de cada servicio como un coaseguro (por ejemplo, 20% del costo del servicio).

Cuidado preventivo de salud para los niños

Los cuidados preventivos, como los chequeos del niño sano y las vacunas, pueden tener o no tener cobertura sin gasto compartidos. Usted debe leer las descripciones de los beneficios de su plan con mucho cuidado para saber estos detalles. El mejor momento para revisar el plan siempre es antes de firmar o inscribirse al plan.

Métodos de pago

Antes de ir al consultorio del médico, revise cuáles son los métodos de pago aceptados para los gastos que tiene que incurrir de su bolsillo. Las opciones de pago pueden incluir, efectivo, cheque, o tarjeta de crédito.  Recuerde siempre de traer su tarjeta de seguro médico cada visita.

Subsidios

Los planes de Medicaid y CHIP (Programa de seguro médico para niños) tienen gastos compartidos muy bajos y pueden disponer de subsidios de mercados de seguros que reducen los gastos compartidos para algunas familias a partir del 1 de enero de 2014.

La Ley de Salud a Bajo Precio

Los planes de seguros médicos pueden tener una cantidad de dinero específica designada para ciertos tipos de atención médica. Sin embargo, después de la aprobación de la Ley de Salud a Bajo Precio (ACA por sus siglas en inglés) los planes de seguros médicos ya no podrán establecer límites vitalicios o anuales para ciertos servicios esenciales para la salud.

  • Bajo la ley ACA, individuos y grupos pequeños, no los planes de salud protegidos o exentos, se les requiere brindar cobertura por todos los servicios de salud recomendados a los niños sin ningún gasto compartido.
  • Nota: Un plan es considerado “protegido”  si el plan estaba en vigor cuando la ley ACA fue firmada en marzo de 2010.  Los planes de salud que se les otorga la condición de “protegido” están exentos de las provisiones de la ACA.
  • Verifique si el plan que le ofrecen es considerado un plan protegido o exento. 

 

Última actualización
6/26/2014
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2013)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.