Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Corticosteroides

Versiones sintéticas de hormonas producidas en las glándulas suprarrenales, los corticosteroides son los medicamentos antinflamatorios más poderosos disponibles actualmente para tratar el asma. En forma inhalada, se usan exclusivamente para control de largo plazo; no son muy eficaces para los síntomas agudos. Los corticosteroides sistémicos tomados oralmente como píldoras o en líquido, o inyectados, algunas veces son valiosos para controlar rápidamente el asma cuando un hijo empieza con la terapia para el asma de largo plazo. Los corticosteroides inhalados son los agentes preferidos y recomendados como el tratamiento de primera línea del asma crónica por parte de varios paneles de expertos en asma que publican lineamientos sobre el tratamiento correcto del asma. Están disponibles en diferentes formas y diferentes formas de dosificación, lo cual los hace convenientes para que los pacientes los tomen, como en aerosol en un inhalador dosificador (metered-dose inhaler, MDI), un inhalador de polvo seco (dry powder inhaler, DPI) y en forma líquida que se puede usar en un nebulizador para los niños pequeños.

Modificadores de leucotrieno

Estos compuestos actúan al reducir los efectos de un químico inflamatorio hecho por el cuerpo conocido como leucotrienos. Los 2 modificadores de leucotrienos que están en uso actualmente, montelukast y zafirlukast, se utilizan como medicamentos de control. Solo tienen efectos beneficiosos de leves a moderados en el mejor de los casos, pero son muy seguros. Estos se toman en forma de píldoras; hay formas masticables o para espolvorear para los niños pequeños.

Beta2-agonistas de acción prolongada

Los medicamentos en la clase agonista beta2 funcionan al relajar los músculos que se envuelven alrededor de los bronquios de los pulmones y tienden a presionar hacia abajo y estrechar las vías respiratorias de las personas que padecen de asma. Las formas de acción rápida de los beta2-agonistas, como el albuterol, se utilizan como agentes de primera línea para aliviar el asma en los pacientes que la padecen. Las versiones de acción prolongada de los beta2-agonistas fueron fabricadas al hacer algunos cambios químicos a los beta2-agonistas de acción rápida. Estos beta2-agonistas de acción prolongada casi siempre se recetan junto con medicamentos antinflamatorios para el control de largo pazo, rara vez se recetan solos. Estos usualmente se agregan cuando una dosis convencional de un esteroide inhalado no es adecuado para el control de los síntomas diarios.

Existe evidencia de que pocos pacientes experimentan la pérdida de efectos de los broncodilatadores de acción rápida (por ejemplo, el albuterol, levalbuterol) al tomar broncodilatadores de acción prolongada. Mientras que es bastante poco común, los pacientes deben saber sobre esta posibilidad y se es debe indicar que notifiquen a su médico si la adición de un broncodilatador de acción prolongada está asociada con el aumento de los síntomas en lugar del mayor beneficio usual.

Teofilina

La teofilina, usualmente se toma de forma oral como una píldora de liberación controlada, abre las vías aéreas por un período prolongado. Se puede usar solo o junto con corticosteroides inhalados. Puede ser particularmente útil para prevenir los síntomas nocturnos del asma de leve a moderada. A pesar de que se utiliza extensamente, la teofilina actualmente se receta muy poco para el asma, principalmente porque requiere de un control cuidadoso de los niveles sanguíneos para evitar efectos secundarios y debido a que otros medicamentos para el asma con frecuencia funcionan bien o mejor.

Cromolín sódico y nedocromil

Estos son medicamentos antinflamatorios levemente eficaces y que se usan muy poco en la actualidad para la terapia de largo plazo del asma de leve a moderada en niños.

 

Última actualización
5/20/2013
Fuente
Guide to Your Childs Allergies and Asthma (Copyright © 2011 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.