Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

¿Qué es el humo de segunda mano?

El humo de segunda mano (también conocido como humo de tabaco en el ambiente) es el humo exhalado por un fumador y el humo que proviene de la punta de un cigarrillo, pipa o cigarro encendidos. Contiene, aproximadamente, 4,000 sustancias químicas. Muchas de estas sustancias son peligrosas. Se sabe que más de 50 de ellas causan cáncer. Cada vez que los niños inhalan el humo de segunda mano, se ven expuestos a estas sustancias químicas.

u bebé en desarrollo y el humo

Si usted fuma o está expuesta al humo de segunda mano cuando está embarazada, su bebé también se ve expuesto a las sustancias químicas nocivas. E sto puede provocar muchos problemas graves de salud, incluidos los siguientes:

  • Aborto espontáneo.
  • Nacimiento prematuro (bebés que nacen sin haberse desarrollado por completo).
  • Menor peso al nacer del esperado (lo que puede significar un bebé menos sano).
  • Síndrome de muerte súbita infantil (sudden infant death syndrome, SIDS).
  • Problemas de aprendizaje y trastorno por déficit de atención con hiperactividad (attention-deficit/hyperactivity disorder, ADHD).

Los riesgos para la salud aumentan cuanto más tiempo fume o esté expuesta al humo la mujer embarazada. Dejar de fumar durante el embarazo ayuda. Claro está que cuanto antes, mejor. Todas las mujeres embarazadas deben evitar el humo de segunda mano y pedirles a los fumadores que no fumen cerca de ellas. 

El humo de segunda mano y  la salud de sus hijos

Los bebés tienen un mayor riesgo de tener SIDS si están expuestos al humo de segunda mano. Los niños tienen un mayor riesgo de tener problemas graves de salud, o los problemas pueden empeorar. Los niños que inhalan humo de segunda mano p ueden tener más de las siguientes afecciones:

  • Infecciones de oído.
  • Tos y resfriado  s.
  • Problemas respiratorios, como bronquitis y neumonía.
  • Caries dental.

Los hijos de fumadores tosen y respiran con dificultad más que los demás niños, y les cuesta más recuperarse de los resfriados. También faltan más días a la escuela. El humo de segunda mano puede causar otros síntomas, que incluyen congestión nasal, dolor de cabeza, dolor de garganta, irritación de los ojos y ronquera. 

Los niños con asma son especialmente sensibles al humo de segunda mano. Este puede causar más ataques de asma, los cuales pueden ser más grave y requerir visitas al hospital. 

Los efectos a largo plazo del humo de segunda mano 

Los niños que crecen con padres fumadores tienen más probabilidades de fumar ellos mismos. Los niños y los adolescentes que fuman se ven afectados por los mismos problemas de salud que afectan a los adultos. El humo de segunda mano puede causarles problemas a los niños en el futuro, incluidos los siguientes:

  • Desarrollo deficiente del pulmón (lo que significa que sus pulmones nunca se desarrollan por completo).
  • Cáncer de pulmón.
  • Enfermedades cardíacas.
  • Cataratas (una enfermedad de los ojos).

Una decisión importante

Si usted fuma, una de las cosas más importantes que puede hacer por su propia salud y la de sus hijos es dejar de fumar. Dejar de fumar es la mejor forma de evitar que su hijo esté expuesto al humo de segunda mano.

Es posible que sea difícil dejar de fumar. Hable con su médico si necesita ayuda. Existen muchos medicamentos de venta libre y recetados que pueden ayudarlo a dejar de fumar. Además, puede que le sea útil sumarse a un grupo de personas que desean dejar de fumar. Llame al 1-800-QUIT-NOW (800/784-8669) o contáctese con la Asociación Estadounidense del Pulmón (American Lung Association), la Asociación Estadounidense del Corazón (American Heart Association) o la Sociedad Estadounidense del Cáncer (American Cancer Society) para obtener más información acerca de los grupos de apoyo que hay donde usted vive.

Los padres deben hacer todo lo posible para mantener a sus hijos lejos de los fumadores y del humo de segunda mano. Los padres que fuman deben dejar de hacerlo por su salud y la de sus hijos.    

 

Última actualización
5/29/2014
Fuente
Dangers of Secondhand Smoke (Copyright © 2010 American Academy of Pediatrics, Updated 9/2012)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.

Nuestros patrocinadores

Entérese del compromiso de nuestros patrocinadores para tener niños sanos: