Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Sana

Si planea incorporar el jugo de manera responsable en la dieta de su hijo y busca el momento, le sugerimos el siguiente método:

  • Asegúrese de que es puro jugo de fruta. Las bebidas de frutas que no son 100% jugo generalmente contienen azúcares añadidas o edulcorantes que pueden aumentar las caries y el total de calorías.
  • Espérese para introducirle a su hijo los jugos durante al menos su primer año y absténgase de servírselo en un biberón.
  • No le permita a su hijo beber a sorbos el jugo (o cualquier otro líquido que contenga azúcar, en todo caso) durante largos períodos. Ya sea en un biberón, taza para bebé o una taza, bañar sus dientes en líquidos azucarados puede ocasionar caries muy graves.
  • Considere diluirlo con agua.
  • Motive a su hijo para que coma frutas frescas enteras siempre que sea posible.
  • Siempre que sea posible, sirva el jugo que contiene la pulpa para obtener fibra adicional.
  • Asegúrese de que el jugo no elimine completamente el interés que tiene su hijo de beber leche y agua.
  • Pero solo productos pasteurizados (jugos de larga conservación, concentrados congelados o jugos refrigerados especialmente marcados) para evitar posibles infecciones que ocasionan diarrea.
  • A pesar de que la American Academy of Pediatrics sugiere el jugo 100% de fruta como una parte aceptable de una dieta saludable, tenga presente que vale la pena ofrecerlo con moderación apropiada según la edad (ninguno menor de 6 meses y no más de 4 a 6 onzas al día para los bebés mayores y niños).
  • Observe las etiquetas de advertencia sobre el consumo excesivo de jugos, como caries y “bebés con diarrea”. No solo los niños pequeños tienden a succionar líquidos azucarados durante largos períodos cuando se les permite, por lo tanto, arriesgar considerablemente los dientes adquiridos recientemente, pero los niños entre 2 y 3 años tienden a tener el más alto consumo de jugo, en algunos casos lo suficiente para ocasionar una diarrea persistente.

 

Última actualización
5/28/2013
Fuente
Food Fights, 2nd Edition (Copyright © 2012 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.