Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Sana

El flúor del agua potable y otras fuentes, como la pasta dental, pueden fortalecer el esmalte de los dientes y evitar las caries. A continuación aparece una lista de preguntas que los padres suelen hacer sobre el flúor y cómo puede ser de ayuda para sus hijos.

P: ¿Por qué los niños necesitan flúor?

R: El flúor es un mineral importante para todos los niños. Las bacterias en la boca se combinan con azúcares y producen un ácido que puede dañar el esmalte de los dientes y dañarlos. El flúor protege los dientes contra el daño causado por el ácido y ayuda a revertir las señales tempranas de caries. Asegúrese de que sus hijos beban suficiente agua y se cepillen con pasta dental con flúor. 

P: ¿El agua fluorada es segura para mis hijos?

R: Sí. La American Academy of Pediatrics (AAP), junto con American Dental Association (ADA) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), coinciden en que la fluoración del agua es una forma segura y eficaz para prevenir la caries.  

P: ¿Debo mezclar la leche de fórmula para bebés con agua fluorada?

R: De acuerdo con la ADA, es seguro usar agua fluorada para mezclar la leche de fórmula para bebés. El riesgo de mezclar leche de fórmula para bebés con agua fluorada es una fluorosis leve (abajo encontrará más información sobre esta afección). Sin embargo, si esto le preocupa, hable con su pediatra o dentista.

P: ¿Qué sucede si prefiero usar agua no fluorada para la leche de fórmula para bebés?

R: Si prefiere no usar agua fluorada con la leche de fórmula, puede:

  • Amamantar a su bebé
  • Usar agua embotellada o purificada que no contenga flúor para la leche de fórmula
  • Usar leche de fórmula ya preparada, a la que no es necesario agregarle agua.

P: ¿Qué sucede si vivimos en una comunidad donde el agua no es fluorada? ¿Qué podemos hacer?

R: Consulte con su empresa de servicios públicos de agua para averiguar si su agua contiene flúor. Si no contiene, pregúntele al pediatra o al dentista si su hijo está en un alto riesgo de tener caries dental (también conocida como degeneración dental). Él o ella le pueden recomendar que compre agua fluorada o darle una prescripción para gotas o tabletas de flúor para su hijo.

P: ¿De qué otra manera puede obtener flúor mi hijo?

R: Hay muchas fuentes de flúor. La pasta dental y el agua fluorada son las más comunes. También se encuentra en muchas comidas y bebidas. Así que asegurarse de que su hijo coma una dieta balanceada con suficiente calcio y vitamina D es una excelente forma de mantener dientes saludables. El dentista o el pediatra también podrían recomendar un tratamiento tópico con flúor durante las visitas de niño sano o dentales en diversas etapas del desarrollo de su hijo.

P: ¿Cuándo debe mi hijo empezar a usar pasta dental fluorada?

R: La American Dental Association recomienda “untar” una pequeña cantidad de pasta dental en niños cuando les sale el primer diente y hasta los 3 años de edad. Una vez que su niño cumpla los 3 años, la cantidad puede ser del tamaño de una arveja.

P: ¿Qué es la fluorosis dental y es posible que el agua fluorada mezclada con leche de fórmula para bebés aumenten el riesgo?

R: Aunque usar agua fluorada para preparar leche de fórmula para bebés podría aumentar el riesgo de fluorosis dental, la mayoría de casos son leves. 

La fluorosis suele aparecer como manchas blancas apenas visibles en los dientes. Con frecuencia solo los expertos dentales lo detectan durante un examen. La fluorosis leve no es dolorosa y no afecta la función ni la salud de los dientes. 

Cuando los dientes permanentes de su hijo brotan (usualmente cerca de los 8 años), el riesgo de desarrollar fluorosis desaparece. 

 

Última actualización
11/4/2014
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2012)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.