Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Sana

Un niño está preparado para practicar un deporte cuando tiene las destrezas físicas, mentales y sociales para cumplir con las exigencias del deporte. Si bien las pautas generales pueden ayudarlo a elegir un deporte según la edad, es importante recordar que los niños se desarrollan a distinto ritmo. Es más probable que los niños disfruten y tengan éxito en los deportes cuando tienen las destrezas físicas, mentales y sociales que requiere el deporte.  

De 2 a 5 años

Antes de cumplir 6 años, la mayoría de los niños no tienen las destrezas motoras básicas para hacer deportes organizados. El equilibrio y el margen de atención son limitados, y la vista y la capacidad de seguir objetos en movimiento no están completamente desarrolladas. Busque otras actividades deportivas que se enfoquen en destrezas básicas, como correr, nadar, dar volteretas, lanzar y atrapar. Estas destrezas pueden mejorarse con el juego activo, pero no requieren de actividades deportivas organizadas. A esa edad, los niños tiene un margen de atención corto y aprenden mejor cuando pueden explorar, experimentar y copiar a otras personas. Las instrucciones deben ser limitadas, deben seguir un formato en el que se muestren y se expliquen las cosas.Y deben incluir tiempo de juego. Se debe evitar la competencia. Los padres pueden ser buenos ejemplos a seguir y se los debe alentar para que participen.  

De 6 a 9 años

Para cuando tienen 6 años, la mayoría de los niños tiene las destrezas motoras básicas para hacer deportes organizados simples. Sin embargo, es posible que aún les falte la coordinación necesaria entre las manos y los ojos para ejercitar destrezas motoras complejas, y que todavía no estén preparados para comprender y recordar conceptos como el trabajo en equipo y las estrategias. Los deportes más apropiados son aquellos que pueden adaptarse para ser jugados en un nivel básico y que se centran en las destrezas motoras básicas. Estos incluyen correr, nadar, jugar al fútbol, jugar al béisbol, jugar el tenis, hacer gimnasia, artes marciales y esquiar. Los deportes que requieren de destrezas visuales y motoras más complejas, rápida toma de decisiones, o de estrategias o de trabajo en equipo detallados (fútbol, basquetbol, hockey, voleibol) serán difíciles, a menos que sean adaptados para jugadores más pequeños. Las reglas deben ser flexibles para promover el éxito, la acción y la participación. El deporte debe centrarse en aprender nuevas destrezas, antes que en ganar. El equipo y las reglas también deben ser apropiados para los niños pequeños. Por ejemplo, pelotas más pequeñas, canchas más pequeñas, tiempos de juego y entrenamiento acortados, menor cantidad de niños que juegan al mismo tiempo, cambios de posición frecuente y menor enfoque en el marcador.  

De 10 a 12 años

Para cuando tienen de 10 a 12 años, la mayoría de los niños están listos para participar en deportes más complejos. Tienen las destrezas motoras y la capacidad cognitiva necesarias para hacer deportes que requieren de destrezas motoras complejas, trabajo en equipo y estrategias. Los expertos piensan que, en este nivel, los deportes deben enfocarse en el desarrollo de las destrezas, la diversión y la participación, y no en la competencia. La mayoría de los niños preferiría jugar más tiempo en un equipo que pierda que jugar menos tiempo en un equipo que gane.

Algunos niños en este grupo de edad pueden estar entrando en la pubertad. Durante esta etapa, las diferencias físicas entre los niños, especialmente entre los varones de la misma edad, pueden ser muy marcadas. Esto puede marcar una diferencia en qué deporte es mejor para su hijo. Los varones que entran en la pubertad antes serán temporalmente más altos, más corpulentos y más fuertes. Esto les puede dar una ventaja física, pero no significa que sean más talentosos ni que continúen destacándose en los deportes. De ser posible, deben competir con varones que tengan la misma habilidad física. De la misma forma, los varones que se desarrollan más tarde pueden tener una desventaja física temporal en los deportes. Esto no debe verse como una falta de talento ni de habilidad. Estos varones deben ser alentados para que jueguen deportes con un menor énfasis en el tamaño físico, como los deportes con raquetas, la natación, las artes marciales, la lucha y determinadas competiciones de pista.

Además, los períodos de crecimiento abrupto pueden afectar temporalmente la coordinación, el equilibrio y la capacidad de poner un práctica una destreza. Tenga en cuenta que puede ser frustrante si esto se toma como una falta de talento o de esfuerzo.  

 

Otras pautas

  • Esté en forma y aprenda una nueva destreza. Aliente a sus hijos para que participen en actividades que promuevan tanto el estado físico como también el aprendizaje de destrezas deportivas. Las actividades deben ser divertidas y adecuadas para sus edades.
  • Céntrese en la diversión. Elija programas de deportes que se centren en la participación personal, la variedad, el éxito y la diversión antes que en la competencia, las reglas estrictas y la victoria. Esto puede ayudarlos a mantenerse interesados y a querer continuar jugando.
  • Revise las reglas. El equipamiento y las reglas deben ser adecuados para sus edades. De no ser así, deben ser modificados.
  • Asegúrese de que la seguridad sea una prioridad. Un entorno, un equipo, un equipo de protección, un diseño del programa y reglas del juego adecuados son importantes.
  • Tenga en cuenta las diferencias. Antes de la pubertad, hay muy pocas diferencias entre los niños y las niñas en cuanto a la resistencia, la fuerza, la estatura o la masa corporal, y pueden competir juntos en condiciones de igualdad. Durante la pubertad, para asegurarse de que los deportistas sean del mismo nivel en los deportes de contacto, debe tenerse en cuenta el tamaño del cuerpo y la madurez física, así como la edad cronológica.
  • Proceda con cuidado. La especialización temprana en un solo deporte, el entrenamiento intensivo y el entrenamiento de todo el año deben ser emprendidos con precaución debido al riesgo de tener una lesión por exceso de uso, estrés mental y agotamiento (burnout). Practicar un solo deporte también puede evitar que un niño desarrolle diversas destrezas motoras que podría aprender si participara en varios deportes diferentes.
  • Espere a que sus hijos estén listos. Los niños no deben participar en deportes competitivos donde se gana o se pierde hasta que comprendan que su autoestima no se basa en el resultado del partido.
  • Encuentre un buen programa de deportes. Obtenga opiniones de otros niños y padres que participen en los programas. Intente ver cómo son los programas antes de unirse a ellos. Un signo de un buen programa es que los niños se diviertan.

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Care of the Young Athlete Patient Education Handouts (Copyright © 2011 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.