Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Noticias

​¿Los patrones malos del sueño aumentan el riesgo a la obesidad?  Un estudio en el número de junio de 2014 en Pediatrics, "Restricción crónica del sueño y la adiposidad", (publicado en línea el 19 de mayo) realizó un estudio a 1.046 niños donde le pidieron a sus madres que informaran la duración del sueño de sus hijos durante un período de 24 horas. Casi la mitad de los niños sufrían algún nivel de restricción del sueño.
 
Un sueño reducido se define como sueño más corto en relación con la duración promedio del sueño.  Los autores buscaban determinar los efectos de la reducción crónica – o repetida – del sueño y su impacto en la obesidad. También examinaron tres períodos de edad: infancia, niñez temprana y niñez media, para determinar si hubo un período crucial para el desarrollo de una conexión entre el sueño y la obesidad. Aunque no se descubrió un período crítico, los investigadores descubrieron que la reducción crónica del sueño tenía una conexión con las tasas altas de obesidad a los siete años de edad.
 
Los autores concluyen que un mejor conocimiento de los riesgos de la reducción crónica del sueño en la infancia podría ayudar a apoyar las intervenciones que promueven patrones de sueño saludables como parte de la prevención de la obesidad.

Información adicional

 

Última actualización
5/30/2014
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.