Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad & Prevención
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Traumatismo craneal por abuso: Síndrome del bebé sacudido

Información importante sobre la prevención de lesiones del cerebro en los bebés

Una de las cosas que los padres y los cuidadores deben aprender es cómo lidiar con el estrés. Esto es de particular importancia cuando el llanto del bebé parece no tener fin. Con demasiada frecuencia, cuando un padre o un cuidador pierden el control, los resultados pueden causar mucho daño o ser mortales. 

A continuación le brindamos información de la American Academy of Pediatrics para ayudar a los padres y cuidadores a lidiar con el llanto de los niños. También se incluye información sobre lesiones que podrían suceder cuando los padres y los cuidadores pierden el control de sus emociones.

¡Cuando su bebé llora, haga una pausa!

Si usted ha tratado de calmar a su bebé que llora  pero nada funciona, es importante mantener el buen genio y el control. ¡Recuerde, no existe razón que justifique sacudir, lanzar, golpear, empujar o zarandear a un niño —y esto nunca soluciona el problema!

Si siente que se está enojado y puede perder el control, ensaye lo siguiente: 

  • Respire profundamente y cuente hasta 10.
  • Coloque a su bebé en un lugar seguro, salga del cuarto y deje llorar a su bebé solo por unos 10 a 15 minutos.
  • Llame a alguien cercano para que le brinde apoyo moral.
  • Contacto al médico de su hijo. Puede existir una razón médica para el llanto de su bebé.
  • Tenga paciencia. Los bebés con cólico o irritables finalmente dejan esta fase. Mantener seguro a su bebé es lo más importante que puede hacer por su bebé. Aunque se sienta frustrado, mantenga el control y trate a su bebé con cariño. 

Un mensaje importante para que lo recuerden los encargados del cuidado de los niños:

Todas las personas que cuidan a sus niños deben saber sobre los peligros de sacudir o de golpear la cabeza de un bebé. Esto incluye a todas las personas que cuiden de sus niños: proveedores del cuidado infantil, novios, novias, hermanos mayores, abuelos y vecinos. Cerciórese de que sepan que bajo ninguna circunstancia se debe sacudir, lanzar, golpear, empujar, ni zarandear a un niño. 

Si sus niños están bajo el cuidado de otros, tómese el tiempo de observar la relación entre el cuidador y los niños. ¿Disfruta de hablar o de jugar con sus niños? ¿Cómo tranquilizaría a un bebé que llora? Otras cosas importantes que tiene que tener presente al momento de elegir un cuidador son su personalidad y sus hábitos. Por ejemplo, las personas que son pacientes, responsables y dignos de confianza son los cuidadores ideales mientras que las personas que se enfurecen o que consumen mucho alcohol o usan otras drogas no son, por supuesto los cuidadores ideales. Antes de elegir a un proveedor de cuidado infantil, cerciórese de que el programa está debidamente autorizado o certificado para funcionar. 

Qué se debe hacer cuando un bebé llora:

No es siempre fácil saber las causas por las que los bebé lloran. Pueden tener hambre o estar demasiado cansados. Pueden tener  frío o necesitar que les cambien el pañal. El llanto es la única manera de expresar sus necesidades y no significa que le gustan sus padres. Algunas veces parece que lloraran sin ninguna razón. 

Los siguientes son algunas formas para ayudarlo a tranquilizar a un bebé que llora: 

  • Revise para ver si necesita cambiarle el pañal a su bebé.
  • Envuelva a su bebé en una manta grande y delgada (pregúntele a su enfermera o el médico del niño que le muestre cómo hacerlo correctamente) para ayudarle a que se sienta seguro.
  •  Alimente a su bebé lentamente, parando con frecuencia para sacarle los gases.
  •  Ofrézcale un chupete a su bebé.
  •  Cargue a su bebé contra su piel desnuda, como por ejemplo en su pecho, o mejilla con mejilla.
  • Meza a su bebé con movimientos lentos, rítmicos.
  • Cántele a su bebé o ponga música suave, relajante.
  • Llévese a su bebé a caminar en un cochecito.
  • Vaya de paseo con su bebé en el automóvil (recuerde que siempre debe usar el asiento de seguridad).

Si ha intentado todos estos consejos y su bebé continúa llorando, inténtelos de nuevo. La mayoría de los bebés se cansan después de llorar por mucho tiempo y eventualmente se duermen. Si nada funciona, llame al doctor del niño y comuníquele sus preocupaciones y su estrés. 

¿Qué es traumatismo craneal por abuso?

El traumatismo craneal por abuso, incluyendo el síndrome del bebé sacudido, es un tipo de lesión grave a la cabeza. Es el resultado de: sacudir, lanzar, golpear, empujar o zarandear. 

A menudo, el traumatismo craneal por abuso conlleva a la muerte del bebé. Incluso puede también conducir a:

Los bebés no pueden sostener totalmente el peso de sus cabezas. Consecuentemente, sacudir de forma fuerte y violenta o recibir un golpe puede causar daño cerebral al bebé.

Señales y síntomas del traumatismo craneal por abuso

Las víctimas del traumatismo craneal por abuso pueden tener todos o algunas de las siguientes señales y síntomas:

  • Irritabilidad
  • Letargo (problemas para permanecer despiertos)
  • Dificultad para respirar
  • Vómito
  • Coma (No poder ser despertados) 

El traumatismo craneal por abuso ocurre a menudo cuando el padre u otra persona al cargo del cuidado del bebé reaccionan de manera impulsiva, con ira o con frustración, con frecuencia debido a que el bebé no deja de llorar. El traumatismo craneal por abuso es una forma grave de abuso infantil

Información adicional:

Última actualización
8/20/2015
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest