Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

¿Qué es la enfermedad Hib?

La enfermedad Haemophilus influenzae tipo b (Hib) es una enfermedad grave causada por una bacteria. En general ataca a los niños menores de 5 años.  Su hijo se puede contagiar la enfermedad Hib al estar cerca de otros niños y adultos que tengan la bacteria sin saberlo. Los gérmenes pasan de una persona a otra. Si los gérmenes permanecen en la nariz y en la garganta del niño, lo más probable es que el niño no se enferme. Pero a veces los gérmenes pasan a los pulmones o al torrente sanguíneo, y en ese caso el Hib puede causar problemas serios.

Antes de la vacuna Hib, la enfermedad Hib era la principal causa de meningitis bacteriana entre los niños menores de cinco años de edad en Estados Unidos. La meningitis es una enfermedad de las membranas del cerebro y de la columna que puede causar daños cerebrales permanentes y sordera. La enfermedad Hib también puede causar:

  • neumonía
  • mucha hinchazón de la garganta, lo cual dificulta la respiración
  • infecciones de la sangre, de las articulaciones, de los huesos y del recubrimiento del corazón
  • la muerte

Antes de la vacuna Hib, todos los años unos 20,000 niños en EE. UU. menores de 5 años de edad contraían una forma grave de la enfermedad Hib y unos 1,000 de ellos morían.

La vacuna Hib puede prevenir la enfermedad Hib. Si dejáramos de vacunarlos, muchos más niños podrían contraer la enfermedad Hib.

¿Quiénes deben vacunarse contra Hib y cuándo?

Los niños deben vacunarse contra Hib a las siguientes edades:

  • 2 meses
  • 4 meses
  • 6 meses
  • 12 a 15 meses

Dependiendo de la marca de vacuna Hib que se utilice, su hijo puede o no necesitar la dosis a los seis meses de edad. Su médico o su enfermera le indicarán si esa dosis es necesaria. Si pierde una dosis o se atrasa, obtenga la próxima dosis lo antes posible. No hay necesidad de volver a empezar.  La vacuna Hib se puede dar junto con otras vacunas.

Niños de mayor edad y adultos

En general, los niños mayores de 5 años de edad no necesitan la vacuna Hib. Pero algunos niños de mayor edad, y algunos adultos con ciertos problemas de salud, la deben recibir. Estos problemas especiales incluyen la anemia de células falciformes, el VIH y el sida, la extracción del bazo, el trasplante de médula o el tratamiento del cáncer con fármacos. Pida mayores detalles a su médico o a su enfermera.

Algunas personas no deben recibir la vacuna Hib o deben esperar:

  • Las personas que han tenido una reacción alérgica a una dosis anterior de la vacuna Hib que puso su vida en peligro no deben recibir otra dosis.
  • Los niños menores de 6 semanas de edad no deben vacunarse contra Hib.
  • Las personas que en el día en que se vayan a vacunar estén moderadamente o muy enfermas, en general no deben recibir la vacuna Hib hasta que se recuperen.

Para más información, hable con su médico o enfermera.

¿Cuáles son los riesgos de la vacuna contra Hib?

Como todos los medicamentos, las vacunas pueden causar problemas serios como reacciones alérgicas graves.  El riesgo de  que la vacuna Hib cause daños graves o la muerte es extremadamente pequeño.  La mayoría de las personas que reciben la vacuna Hib no tienen ningún problema relacionado con la vacuna.

Problemas leves

  • Enrojecimiento, calor o hinchazón en el sitio de la inyección (hasta la cuarta parte de los niños)
  • Fiebre de más de 101 º Fahrenheit (hasta 1 de cada 20 niños)

Si estos problemas ocurren, en general comienzan dentro de un día después de recibir la vacuna.  Pueden durar de 2 a 3 días.

¿Qué pasa si hay una reacción moderada o grave?

¿A qué debo prestar atención?

A cualquier cosa fuera de lo común, como una reacción alérgica seria, fiebre elevada o cambios en el comportamiento.  Los signos de una reacción alón alérgica seria pueden incluir dificultad para respirar, ronquera o ruidos al respirar, ronchas, palidez, debilidad, latidos rápidos del corazón o mareos dentro de los pocos minutos hasta varias horas después de la inyección.

¿Qué debo hacer?

  • Llame inmediatamente al médico o lleve inmediatamente al médico a la persona afectada.
  • Dígale al médico lo que ocurrió, la fecha y la hora en que ocurrió y cuándo fue vacunado.
  • Pida a su médico, enfermera o departamento de salud que llenen un formulario del Sistema de Información Sobre Eventos Adversos de Vacunas (VAERS), o llame usted mismo a VAERS, al 1-800-822-7967.

El Programa Nacional de Compensación por Lesiones Causadas por Vacunas

En el raro caso que usted o su hijo tengan una reacción grave a una vacuna, se ha creado un programa federal para ayudarlo a pagar la atención de los lesionados.

Para recibir más detalles sobre el Programa Nacional de Compensación por Lesiones Causadas por Vacunas llame al 1-800-228-2382 o visite el sitio web del programa en http://www.hrasa.dhhs.gov/osp/vicp

¿En dónde puedo obtener más información?

  • Pregunte a su médico o enfermera.  Le pueden dar el instructivo que viene con la vacuna o sugerirle otras fuentes de información.
  • Llame al programa de vacunación del departamento de salud local o estatal.
  • Póngase en contacto con los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC):
    • Llame  al 1-800-232-2522 (ingles)
    • Llame al 1-800-232-0233 (español)
    • Visite el sitio web del Programa Nacional de Vacunación, en www.cdc.gov/vacciones

Hib: 12/16/98, 42 U.S.C. Sección 300aa-26.

 

 

Última actualización
4/14/2014
Fuente
U.S. Department of Health & Human Services Centers for Disease Control and Prevention: Vaccine Information Statement
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.