Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seleccione un nuevo síntoma

Debilidad y fatiga

Definición

  • Debilidad significa reducción de la fuerza muscular.
  • Parálisis significa pérdida grave de la fuerza. El niño no puede mover una parte del cuerpo.
  • Fatiga significa una sensación de mucho cansancio y necesidad de reposo adicional. La fuerza muscular es normal.

Síntomas de debilidad (pérdida de fuerza)

  • La debilidad verdadera siempre interfiere con el funcionamiento normal. Una vez que el niño aprende a andar, la debilidad se observa más fácilmente en las piernas que en los brazos. Motivo: la fuerza muscular es necesaria para caminar normalmente.
  • Debilidad en la pierna. Esto es lo que observará. Ejemplos: dificultad para mantenerse de pie, caminar, subir escaleras, correr o saltar. Si la debilidad es grave, el niño no puede mantenerse de pie ni caminar.
  • Debilidad en el brazo. Esto es lo que observará. Ejemplos: dificultad para alimentarse, escribir/dibujar/teclear, peinarse o lavarse el pelo. Algunos niños tienen dificultad para levantar objetos por encima de la cabeza, girar el pomo de una puerta o abrocharse los botones de la camisa. Si la debilidad es fuerte, el niño empieza a dejar caer los objetos de las manos.
  • Debilidad en la cara. La debilidad en los músculos de la cara puede causar párpados "caídos" o dificultad para mover los ojos. También puede producirse un descenso o "caída" de los músculos de la cara o una sonrisa torcida. Tal vez note que tiene dificultad para succionar durante el amamantamiento, para tragar, o para hablar.
  • Debilidad en los bebés. En los bebés que todavía no caminan, se observa la pérdida de capacidades motoras fundamentales (pérdida de desarrollo normal), tales como nuevas dificultades para darse la vuelta o para sentarse, desplazarse o levantarse. En los primeros meses se observa pérdida de soporte de la cabeza, del alcance de los brazos, y de dar patadas. También puede observarse debilidad en el llanto y en la succión al amamantarse.

Causas de un nuevo episodio de debilidad muscular

  • En la mayoría de los casos, un nuevo episodio de debilidad muscular tiene causas serias. La debilidad muscular auténtica es indicio de enfermedades de la médula espinal o de sus nervios. Los nervios conducen señales desde la médula espinal hasta los músculos de los brazos y las piernas. Las enfermedades que causan debilidad muscular son muy poco frecuentes.
  • La mayoría de los niños con un nuevo episodio de debilidad muscular necesitan pruebas especiales para establecer el diagnóstico correcto. Si la debilidad empeora, la mayoría de esos niños deben ser hospitalizados.

Causas específicas de un nuevo episodio de debilidad muscular

  • Poliomielitis. Enfermedad grave de la médula espinal que causa parálisis. Se previene mediante la vacuna contra el poliovirus. La poliomielitis está casi erradicada en todo el mundo. No ha habido casos de poliomielitis en Estados Unidos desde 1979. Hoy en día ocurre solamente en 2 países.
  • Mielitis flácida aguda (MFA). Infección poco frecuente de la médula espinal. Actúa de manera similar a la poliomielitis. Produce una debilidad repentina en una o más partes de un brazo o una pierna. La causa principal ha sido un enterovirus y el número de casos ha aumentado desde 2014.
  • Mielitis por el virus del Nilo Occidental.Para más detalles, consulte la guía sobre Picaduras de mosquito. También actúa de manera similar a la poliomielitis.
  • Síndrome de Guillain-Barré. Una debilidad nerviosa grave que empieza en los pies y se desplaza hacia arriba en el transcurso de algunos días. Afecta a las mismas partes en ambos lados del cuerpo. Puede ocurrir después de ciertas infecciones virales.
  • Parálisis por Picadura de Garrapata. Complicación poco frecuente a consecuencia de una garrapata que ha tenido adherida durante 5 días o más (a menudo está oculta en el pelo). Una vez eliminada la garrapata, la debilidad desaparece en el transcurso de algunas horas o un día.
  • Envenenamiento. Algunos tipos de envenenamiento pueden causar debilidad, a menudo con confusión.
  • Miositis viral. En algunas infecciones virales, como la gripe, hay dolor muscular en las piernas. Debido a este dolor, algunos niños no quieren caminar. Esto es diferente de la debilidad muscular. El dolor muscular desaparece en el transcurso de algunos días o una semana.

¿Cuándo debo llamar?

Llame Al 911 Ahora

  • Dificultad para despertarse o mantenerse despierto. Excepción: El niño necesita sus horas normales de sueño.
  • Está despierto pero no puede moverse
  • Dificultad para respirar o respiración lenta y débil
  • Ocurre después de una lesión en la cabeza o en el cuello
  • Usted piensa que el niño tiene una emergencia médica con peligro de muerte

Vaya a la Sala de Emergencias Ahora

  • No puede ponerse de pie o caminar
  • Se le ve confuso o mentalmente ausente cuando está despierto
  • No mira a los ojos ni responde cuando está despierto
  • Sonrisa torcida (debilidad en un lado de la cara)
  • No es capaz de orinar
  • Rigidez en el cuello (no puede tocar el pecho con la barbilla)
  • Dolor de cabeza muy fuerte

Llame Doctor Ahora o Busque Atención Médica Ahora

  • Todos los demás niños con un nuevo episodio de debilidad
  • Nuevo episodio de inestabilidad al caminar
  • El niño parece estar muy enfermo (por su aspecto o por su comportamiento)
  • Usted piensa que el niño debe ser examinado por un médico y que el problema es urgente

Llame Doctor En Un Lapso De 24 Horas

  • La debilidad es un problema crónico y está empeorando
  • Fiebre durante más de 3 días, con fatiga (se cansa fácilmente, pero no tiene debilidad)
  • Usted piensa que el niño debe ser examinado por un médico pero el problema no es urgente

Llame Doctor Durante En Horas De Oficina

  • La debilidad es un problema crónico y no está empeorando
  • La fatiga (se cansa fácilmente pero no tiene debilidad) dura más de 2 semanas
  • Demoras en el desarrollo motor (sentarse, gatear o caminar)
  • Usted tiene otras preguntas o inquietudes

Atiéndase Usted Misma En Casa

  • Fatiga normal durante una enfermedad de corta duración (se cansa fácilmente y necesita más descanso, pero no tiene verdadera debilidad)
  • Cansancio normal después de un trabajo enérgico o de practicar un deporte

Atención en el hogar

  1. Lo que usted debe saber acerca de la fatiga normal (sentirse muy cansado) cuando está enfermo:
    • Los niños, cuando están enfermos, suelen estar menos activos.
    • Se cansan fácilmente y necesitan descanso adicional. Duermen más a menudo y durante más tiempo durante muchos días. Mientras el niño esté alerta cuando está despierto, es normal que duerma más.
    • Esto es diferente de la fatiga normal después del ejercicio. Por ejemplo, después de practicar un deporte o hacer trabajo manual o una caminata larga. Este tipo de fatiga no dura demasiado y mejora después de una buena noche de sueño.
    • Los niños también tienen menos apetito cuando están enfermos, pero les gusta beber líquidos. Esta falta de apetito es normal mientras se mantengan bien hidratados.
    • Estos son algunos consejos útiles para el cuidado en casa.
  2. Deje que el niño decida el nivel de actividad que desea:
    • Cuando están despiertos, la mayoría de los niños enfermos quieren ver la televisión. Algunos prefieren jugar con sus juguetes, y otros tal vez quieran jugar fuera de la casa. Todas esas opciones están bien.
    • Si se encuentran mal, tal vez prefieran simplemente descansar quedándose en la cama o acostados en el sofá un día o dos.
    • Esto es normal siempre y cuando estén suficientemente alerta y sean capaces de caminar normalmente.
  3. No intente forzar al niño a descansar en la cama cuando está despierto:
    • La mayoría de los niños duermen más horas cuando están enfermos con cualquier tipo de infección. Su cuerpo les dice cuánto tiempo deben dormir.
    • Dormir el tiempo suficiente les ayuda a combatir la infección. Déjeles que decidan ellos cuánto tiempo duermen.
    • Intentar forzar el descanso en la cama no es útil en la mayoría de las enfermedades de la infancia.
    • No reduce los síntomas.
    • No facilita una curación más rápida.
    • No reduce la duración de la enfermedad.
    • No previene las complicaciones.
    • Tampoco es posible forzar a un niño a descansar en la cama cuando no quiere hacerlo.
    • En el pasado existía la creencia de que los niños , cuando están enfermos, deben permanecer en la cama hasta que desaparezca la fiebre; pero esto no es verdad.
  4. El Regreso a la Escuela:
    • El niño puede regresar a la escuela una vez que haya desaparecido la fiebre y la fatiga sea leve.
    • Deberá sentirse lo suficientemente bien para participar en las actividades normales.
  5. Qué Puede Esperar:
    • Es normal que esté cansado durante los primeros 2 o 3 días de una enfermedad infecciosa.
    • La energía suele recuperar su nivel normal en el transcurso de 7 días.
    • Después de una enfermedad más seria, como la mononucleosis, puede tardar 2 semanas.
  6. Llame a Su Médico Si:
    • Hay señales de debilidad (pérdida de fuerza muscular)
    • La fiebre persiste durante más de 3 días
    • La somnolencia adicional dura más de 1 semana
    • Fatiga (mucho cansancio) que dura más de 2 semanas
    • Usted piensa que el niño debe ser examinado por un médico
    • El estado del niño empeora

Y recuerde, llame al Médico si su niño desarrolla cualquiera de los síntomas en la sección "Llame a su Médico"

Author
Descargo de Responsabilidad: esta información de salud se ofrece solamente con fines educativos. Usted, el lector, asume toda la responsabilidad sobre cómo decide utilizarla.
Seleccione un nuevo síntoma
Síganos