Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

​La bronquiolitis es una enfermedad respiratoria común entre los bebés. Uno de sus síntomas es la dificultad para respirar, que puede ser temible tanto para los niños como para sus padres. Continúe leyendo para obtener más información acerca de la bronquiolitis, sus causas, signos y síntomas.

¿Qué es la bronquiolitis?

La bronquiolitis es una infección que hace que los pequeños tubos para respirar de los pulmones (bronquiolos) se hinchen. Esto bloquea el flujo de aire por los pulmones, haciendo que sea difícil respirar. Ocurre con mayor frecuencia en los bebés porque sus vías respiratorias son más pequeñas y se ven bloqueadas con mayor facilidad que en niños mayores. La bronquiolitis no es lo mismo que la bronquitis, que es una infección de las vías respiratorias más grandes y centrales que típicamente causa problemas en adultos.

¿Qué causa la bronquiolitis?

La bronquiolitis es causada por uno de varios virus. El virus sincitial respiratorio (RSV por sus siglas en inglés) es la causa más común entre los meses de octubre y marzo. Otros virus también pueden ocasionar bronquiolitis.

Los bebés con infección de RSV tienen más posibilidades de contraer bronquiolitis con sibilancias y dificultad para respirar. La mayoría de los adultos y muchos niños mayores con infecciones de RSV simplemente contraen un resfrío. El RSV se esparce por contacto con la mucosa o la saliva de una persona infectada (gotículas respiratorias producidas al toser o jadear). A menudo se esparce por las familias y los centros de atención infantil. (Ver "Cómo impedir que su bebé contraiga bronquiolitis")

¿Cuáles son los signos y síntomas de la bronquiolitis?

La bronquiolitis suele comenzar con signos de resfrío como secreciones nasales, tos leve y fiebre. Luego de uno o dos días, la tos puede empeorar y el bebé comenzará a respirar más rápido. Los siguientes signos podrían significar que el bebé está teniendo dificultades para respirar:

  • Podría ensanchar sus fosas nasales y apretar los músculos debajo de sus costillas para hacer que entre y salga más aire de sus pulmones.
  • Al respirar, podría gruñir y apretar sus músculos estomacales.
  • Hará un sonido agudo como un silbido, llamado sibilancia, al exhalar el aire.
  • Podría tener dificultades para beber porque se le hace difícil succionar y tragar.
  • Si se le hace muy difícil respirar, tal vez note un tinte azulado alrededor de sus labios y en las puntas de sus dedos.

Si su bebé presenta cualquiera de estos signos de dificultad para respirar, llame a su pediatra.

Su hijo podría deshidratarse si no puede beber líquidos cómodamente. Llame al médico de su hijo si presenta cualquiera de los siguientes síntomas de deshidratación:

  • Beber menos de lo normal
  • Boca seca
  • Llanto sin lágrimas
  • Orina menos frecuente de lo normal

La bronquiolitis puede causar enfermedades más graves en niños con enfermedades crónicas. Si cree que su hijo tiene bronquiolitis y además tiene cualquiera de las siguientes afecciones, llame al médico de su hijo:

  • Fibrosis quística
  • Cardiopatía congénita
  • Enfermedad pulmonar crónica (vista en algunos bebés que necesitaron máquinas para respirar o respiradores siendo recién nacidos)
  • Enfermedades de inmunodeficiencia (como el síndrome de inmunodeficiencia adquirida [SIDA])
  • Trasplante de órganos o de médula ósea
  • Un cáncer por el que esté recibiendo quimioterapia
 

 

Última actualización
8/27/2013
Fuente
Bronchiolitis and Your Young Child (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics, Updated 10/2011)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.