Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Los niños con diabetes tipo 2 pueden vivir una vida sana. Si su niño ha sido diagnosticado con diabetes tipo 2, su médico hablará con usted acerca de la importancia de un estilo de vida sano y de los medicamentos para mantener bajo control los niveles de glucosa (azúcar en la sangre) de su niño.

Acerca de la glucosa en la sangre

La glucosa se encuentra en la sangre y es la fuente de energía principal del cuerpo. Los alimentos que come su niño los descompone el cuerpo en glucosa. La glucosa es un tipo de azúcar que da energía a las células del cuerpo.

Las células necesitan la ayuda de la insulina para obtener la glucosa de la sangre y llevarla a las células. La insulina es fabricada por un órgano llamado páncreas.

En los niños con diabetes tipo 2, el páncreas no produce suficiente insulina y las células no utilizan muy bien la insulina.

Cómo controlar los niveles de glucosa en la sangre

La glucosa se acumula en la sangre si no puede ser utilizada por las células. Los niveles altos de glucosa pueden hacerle daño a muchas partes del cuerpo, como a los ojos, los riñones, los nervios y el corazón.

Los niveles de glucosa de la sangre de su niño deben ser revisados periódicamente para asegurarse de que no suban demasiado. El médico de su niño le dirá cuál debe ser el nivel de glucosa en la sangre de su niño. Usted y su niño necesitan aprender cómo utilizar un medidor de glucosa. Los niveles de glucosa pueden medirse con facilidad y rapidez usando un medidor de glucosa. Primero, se utiliza la lanceta para pinchar la piel; luego se coloca una gota de sangre del dedo de su niño en una tira reactiva que se inserta en el medidor.

Medicamentos para la diabetes tipo 2

Una inyección de insulina u otro medicamento por vía oral puede ser recetada por el médico de su niño si es necesario para ayudar a controlar los niveles de glucosa en la sangre de su niño. Si su médico le ha prescrito un medicamento, es importante que su niño lo tome según las indicaciones. Los efectos secundarios de ciertos medicamentos pueden incluir distensión abdominal o flatulencia. Consulte con el médico de su niño si tiene alguna pregunta.

Además de los medicamentos, el médico de su niño le recomendará cambios en la dieta de su niño y recomendará que el niño practique la actividad física.

Consejos para una vida saludable

Una dieta sana y la actividad física son muy importantes para los niños con diabetes tipo 2. Los niveles de glucosa de la sangre de su niño son más fáciles de manejar cuando su niño tiene un peso saludable.

Cree un plan para comer sano

Hable con el médico del niño y un dietista registrado sobre un plan de alimentación que satisfaga las necesidades de su niño. Los siguientes consejos pueden ayudarle a seleccionar alimentos que son saludables y con un alto contenido de nutrientes (proteína, vitaminas y minerales):

  • Coma por lo menos 5 porciones de frutas y de verduras todos los días.
  • Incluyen alimentos en las comidas con alto contenido de fibra, granos enteros, tales como el arroz integral, pastas integrales, granos, guisantes/arvejas y panes y cereales. Las batatas o camotes son también una buena opción.
  • Elija aderezos bajos en grasa o sin grasa como queso parmesano rallado bajo en grasa, salsa, requesón con hierbas, salsa sin grasa/baja en grasa, crema agria baja en grasa, aderezo para ensaladas bajos en grasa o yogur. 
  • Seleccione carnes magras como el pollo y el pavo sin piel (cuero), pescado, cortes de carne magra (milanesa de bola, aguja, lomo, carne molida de res magra—no más del 15% grasa) y los cortes de carne de cerdo magra (lomo, chuletas, jamón). Elimine o recorte toda la grasa visible. Quite la piel de las aves de corral (pollos) cocidas antes de comer.
  • Incluya aceites sanos tales como los de canola o aceite de oliva en su dieta. Elija margarina y aceites vegetales sin grasas trans hechos de canola, de maíz, de girasol, de soja, o de aceites de oliva.
  • Utilice aerosoles vegetales antiadherentes para cocinar.
  • Utilice métodos para cocinar sin grasa tales como: hornear, asar, a la parilla, hervir, al vapor para cocinar las carnes, aves de corral, o pescados.
  • Sirva sopas de verduras en caldo, o utilice leche sin grasas (descremada) o con poca grasa (del 1%) o la leche descremada evaporada para hacer las sopas en crema. 
  • Utilice la información nutricional de la etiqueta de los empaques o envases de los alimentos para determinar cuáles tienen menos grasa saturada por porción. Preste atención al tamaño de la porción cuando haga sus elecciones. Recuerde que los valores de los porcentajes diarios en las etiquetas de los alimentos se basan en los tamaños de la porción y en los niveles de calorías para los adultos.

​Cree un plan para la actividad física

  • La actividad física, junto con la nutrición adecuada, promueven la buena salud de por vida. Los siguientes son algunas ideas para ponerse en forma:
  • Inste a su niño para que sea activo por lo menos una hora al día. ¡El juego activo es el mejor ejercicio para los niños más pequeños! Los padres pueden unirse a la diversión con sus niños y de esa forma mantenerse activos al mismo tiempo. El niño en edad escolar debe participar diariamente durante 1 hora o más en actividad física entre moderada a vigorosa que sea adecuada para su edad, divertida, y que incluya una variedad de actividades.
  • Restrinja la televisión y el uso de la computadora. La AAP no recomienda la TV y el uso de otros medios digitales para los niños menores de 2 años y exhorta al juego interactivo. Para los niños mayores, el tiempo total que pasan frente a una pantalla debe limitarse a menos de 1 a 2 horas al día.
  •  Mantenga un registro o diario de las actividades. El uso de un registro de actividad puede ayudar a los niños y a los adolescentes a mantener un inventario (lista) de su programa de ejercicios y de la actividad física. Las herramientas en línea pueden ser de utilidad.
  • Involucre a toda la familia. Es una gran forma de pasar tiempo juntos. También, los niños que ven habitualmente a sus padres disfrutar de los deportes y de la actividad física tienden más a hacerlo ellos mismos.
  • Proporcione un entorno seguro. Cerciórese de que el equipo y el sitio elegido para que su niño haga deporte o realice una actividad física sea seguro. Cerciórese de que la ropa que su niño lleva sea cómoda y adecuada.​

 

Última actualización
11/12/2014
Fuente
Type 2 Diabetes: Tips for Healthy Living (Copyright © American Academy of Pediatrics 2013)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.