Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

El atragantamiento se puede prevenir. Los alimentos causan más del 50% de los episodios de asfixia. Tenga mucho cuidado con los objetos pequeños que pueden causar asfixia, tales como monedas, botones y juguetes pequeños. Revise debajo de los muebles y entre los cojines para que los niños no encuentren objetos pequeños que se puedan poner en la boca. Los juguetes están diseñados para ser usados por los niños de acuerdo a su edad. Las pautas por edad tienen en cuenta la seguridad de un juguete de acuerdo con el posible riesgo de asfixia. No permita que los niños pequeños jueguen con los juguetes diseñados para niños más grandes. Los globos de látex también​ son un peligro de asfixia. Si un niño muerde un globo y toma aire, podría aspirarlo a sus vías respiratorias.

Objetos que pueden causar asfixia

Mantenga objetos que puedan causar asfixia fuera del alcance de los bebés y los niños pequeños. Entre estos están:
  • Monedas
  • Botones
  • Juguetes con piezas pequeñas
  • Juguetes que pueden caber en su totalidad en la boca de un niño
  • Pelotas o bolas pequeñas, canicas
  • Globos
  • Lazos o cintas pequeñas para el cabello, hebillas o pasadores, bandas elásticas o de caucho
  • tapas de estilográficos o marcadores
  • Pequeñas baterías o pilas tipo botón
  • Imanes para refrigerador o nevera
  • Trozos de alimentos para perro

Alimentos que pueden causar asfixia

Algunos alimentos pueden causar asfixia por atragantamiento. Mantenga fuera del alcance de los bebés y los niños pequeños alimentos tales como uvas, perros calientes, zanahorias crudas, nueces o maní. Corte los alimentos en pedacitos que no excedan media pulgada (1,27 cm) para los bebés y los niños pequeños. Recuerde a los niños que deben masticar bien los alimentos. Supervise a los niños a las horas de las comidas. Insista que los niños permanezcan sentados mientras comen. Los niños no deben nunca correr, caminar, jugar, o acostarse con alimentos en la boca. Tenga presente o esté al tanto de las acciones de los niños más grandes. Muchos incidentes de asfixia suceden cuando los niños más grandes les dan un juguete o un alimento que resulta ser peligroso para un niño pequeño.

Mantenga los siguientes alimentos fuera del alcance de los niños menores de 4 años de edad:

  • Perros calientes
  • Nueces y semillas
  • Trozos o pedazos de carne o de queso
  • Uvas enteras
  • Caramelos duros o pegajosos
  • Palomitas de maíz
  • Trozos o porciones de mantequilla de maní
  • Trozos de verduras crudas
  • Chicle

Información adicional:

 

Última actualización
3/16/2015
Fuente
First Aid for Families (PedFACTs) (Copyright © 2012 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.