Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Sana

Las lesiones agudas o por exceso de uso son comunes en los deportes en los que hay que saltar como el baloncesto y voleibol. Las lesiones agudas incluyen moretones (contusiones); cortes y raspones (heridas); los esguinces o fracturas de tobillo, rodilla o de los dedos; dislocaciones del hombro; lesiones de los ojos y conmociones. Las lesiones por exceso de uso incluyen tendinitis rotular (también conocida como rodilla de saltador) o enfermedad de Osgood-Schlatter, espondilolisis (fractura por tensión de la columna vertebral), tendinopatía del manguito rotador, fracturas por tensión e inflamación de la pantorrilla.

La siguiente es información de American Academy of Pediatrics (AAP) sobre cómo prevenir las lesiones ocasionadas al jugar baloncesto y voleibol. También se incluye información general de las lesiones comunes de basquetbol y voleibol.

Consejos sobre seguridad y prevención contra lesiones

  • Examen físico deportivo. Los atletas deben tener una evaluación física previa a la participación (PPE) para asegurarse de que están preparados para empezar de manera segura el deporte. El mejor momento para una PPE es aproximadamente de 4 a 6 semanas antes de empezar la temporada. Los atletas también deben visitar a sus médicos para realizarse chequeos regulares de niño sano.
  • Condición física. Los atletas deben mantener un buen nivel de condición física durante la temporada y fuera de temporada. El entrenamiento de pretemporada debe permitir tiempo para el acondicionamiento general y acondicionamiento específico del deporte. También son importantes los ejercicios de calentamiento y enfriamiento.
  • Técnica. Los atletas deben aprender y practicar las técnicas seguras para desempeñar las destrezas integrales para su deporte. Los atletas deben trabajar con los entrenadores y preparadores de atletismo para lograr obtener la técnica correcta.
  • Equipo. El equipo de protección debe ajustarse correctamente y estar en buen estado.
    • Los zapatos deben estar en buen estado y deben ser apropiados para la superficie y las cintas deben estar amarradas.
    • Las tobilleras o la cinta aplicada por un entrenador atlético certificado pueden prevenir o reducir la frecuencia de los esguinces de tobillo.
    • Las rodilleras han demostrado reducir las abrasiones y contusiones (moretones) en las rodillas.
    • La cinta para inmovilización (cinta alrededor del dedo lesionado y el dedo que está al lado) puede prevenir otra lesión en el dedo lesionado. Los rayos X se deben tomar de todos los dedos “lastimados”.
    • Los protectores bucales previenen lesiones dentales.
    • Anteojos de protección. Los anteojos o gafas deben estar fabricados de policarbonato o un material similar. El material debe cumplir con las normas de la Sociedad Estadounidense de Pruebas y Materiales.
  • Ambiente. Un área de juego segura debe estar limpia y despejada. Los postes de las porterías deben estar acolchados.
  • Plan de emergencia. Los equipos deben desarrollar y poner en práctica un plan de emergencia para que los miembros del equipo conozcan sus funciones en situaciones de emergencia. El plan incluirá información de primeros auxilios y de los contactos de emergencia. Todos los miembros del equipo deben recibir una copia escrita cada temporada. Los padres también deben estar familiarizados con el plan y revisarlo con sus hijos.

Lesiones comunes

Esguinces de tobillo

Los esguinces de tobillo, una de las lesiones más comunes de los deportes en los que hay que saltar, pueden impedir que los atletas puedan jugar. Con frecuencia suceden cuando un jugador cae de un salto sobre el pie de otro jugador, ocasionando que el tobillo se doble hacia adentro (se invierta). Es más probable que sucedan si un jugador se ha lastimado antes, especialmente hace poco tiempo.

El tratamiento empieza con descanso, hielo, compresión y elevación (RICE). Los atletas deben consultar con el médico tan pronto como sea posible si no pueden caminar sobre el tobillo lastimado o si tienen mucho dolor. Con frecuencia se necesita tomar rayos X para observar si hay una fractura.

Poner hielo de forma regular en el área (20 minutos) ayuda con el dolor y la inflamación. Soportar el peso y hacer ejercicios para recuperar el rango de movimiento, la fuerza y el balance son factores clave para volver a practicar deportes. La cinta adhesiva y las tobilleras pueden evitar o reducir la frecuencia de los esguinces de tobillo. La cinta adhesiva y las tobilleras también pueden dar soporte al tobillo, permitiendo que el atleta regrese a su actividad más rápido.

Lesiones de los dedos

Las lesiones de los dedos ocurren cuando el dedo recibe un golpe de la pelota o la mano o el cuerpo del oponente. El “dedo lastimado” con frecuencia se pasa por alto debido al mito de que nada se debe hacer, incluso si está roto. Si las fracturas que incluyen una articulación o un tendón no se tratan adecuadamente, pueden ocurrir daños permanentes.

Cualquier lesión asociada con una dislocación, la incapacidad de enderezar o doblar el dedo, o mucho dolor debe ser examinado por un médico. Con frecuencia se necesita tomar rayos X para observar si hay una fractura. La cinta para inmovilizar puede ser todo lo que se necesita para regresar a practicar deportes; sin embargo, esto no se puede asumir sin un examen y rayos X. La inflamación con frecuencia persiste de semanas a mesas después de un esguince de articulación de los dedos. Hielo, medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) y ejercicios del rango de movimiento son importantes para el tratamiento.

Lesiones de la rodilla

Las lesiones de la rodilla ocurren comúnmente a causa de cortadas, giros, caer de un salto o por el contacto con otro atleta. Si el atleta siente un chasquido o desplazamiento en la rodilla, entonces es muy probable que tenga una lesión del ligamento o dislocación de la rótula. Los desgarres del ligamento cruzado anterior (ACL) son más comunes en las mujeres que en los hombres.

El tratamiento empieza con RICE. Los atletas deben consultar con un médico tan pronto como sea posible si no pueden caminar con la pierna en la que se lesionaron la rodilla. Los atletas también deben consultar con el médico si la rodilla está inflamada, se siente un estallido en el momento de la lesión o si la rodilla se siente floja o se siente que se vence.

Los atletas que vuelven a jugar con ACL ponen en riesgo más daños a la articulación. Los atletas que tienen un desgarre de ACL usualmente no pueden regresar a practicar deportes hasta después de la reconstrucción y rehabilitación.

La tendinitis rotular (rodilla de saltador) es una lesión por sobre carga común que se observa a causa de saltar repetidamente y caer después de los saltos. Ocasiona dolor en la parte delantera de la rodilla al saltar, algunas veces se asocia con una protuberancia y puede ser grave. Se trata con hielo, estiramiento, AINE y descanso relativo.

Lesiones de los hombros

Las lesiones de los hombros al jugar vóleibol pueden ocurrir por golpes repetitivos (golpear la pelota que cae) o al servir. Las lesiones de los hombros en basquetbol pueden ocurrir por lanzarse o por los rebotes.

Los atletas usualmente sienten que el hombro se sale de la articulación cuando sus hombros están dislocados. La mayor parte del tiempo, el hombro regresa a la articulación por su cuenta; esto se conoce como subluxación (dislocación parcial). Si el atleta requiere ayuda para regresarlo a su lugar, esto se conoce como dislocación. El riesgo de la recurrencia de dislocación es alto para los jóvenes que participan en estos deportes. Es posible que se recomiende realizar ejercicios de estiramiento de los hombros, la colocación del brazo en un cabestrillo y, en algunos casos, la cirugía para prevenir la recurrencia.

El dolor ocasionado por el uso repetitivo es común en el vóleibol, usualmente debido a los músculos débiles del omóplato y del torso. Con frecuencia los ejercicios de rehabilitación y el descanso de los golpes excesivos o de los servicios son todo lo que se necesita.

Lesiones de los ojos

Las lesiones de los ojos ocurren comúnmente en los deportes que involucran pelotas, pero también pueden resultar por causa de un dedo u otro objeto que golpea el ojo. Cualquier lesión que afecte la visión o esté asociada con la hinchazón o sangre dentro del ojo la debe evaluar un oftalmólogo. AAP recomienda que los niños que participan en deportes organizados utilicen protección adecuada para los ojos.

Lesiones de la cabeza

Las conmociones pueden ocurrir después de una lesión en la cabeza o el cuello al hacer contacto con el suelo, el equipamiento o con otro atleta. Una conmoción es cualquier lesión en el cerebro que deteriora el funcionamiento normal del cerebro de manera temporal o permanente.

Los signos y síntomas de una conmoción van desde sutiles hasta obvios y usualmente se presentan justo después de la lesión pero podrían tardar horas o días en presentarse. Los atletas que sufren conmociones pueden reportar sentirse normales antes de que su cerebro se haya recuperado por completo. Con la mayoría de conmociones, el jugador no se cae ni queda inconsciente.

Regresar a jugar prematuramente después de una conmoción puede ocasionar otra conmoción o incluso la muerte. Un atleta que tiene un historial de conmociones puede estar más susceptible a sufrir otra lesión que un atleta que no tiene historial de conmociones.

Todas las conmociones son graves y todos los atletas que se sospecha sufren de una conmoción no deben regresar a jugar hasta que consulten con un médico.

Recuerde

Las lesiones del baloncesto y vóleibol se pueden prevenir al fomentar el juego limpio y al hacer cumplir las reglas del juego. Asimismo, los atletas deben usar el equipo apropiado y siempre se deben seguir los lineamientos de seguridad.

 

Última actualización
8/30/2013
Fuente
Care of the Young Athlete Patient Education Handouts (Copyright © 2011 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.