Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

Algunos padres de bebés prematuros y con bajo peso al nacer se preocupan acerca de vacunar a sus recién nacidos de acuerdo con la programación estándar creada por American Academy of Pediatrics (AAP) y otras organizaciones médicas. Su principal preocupación es si las recomendaciones se hicieron tomando en cuenta a los bebés que nacieron en término y con peso normal y si aplican los mismos lineamientos para sus propios recién nacidos. Los padres pueden pensar que sus recién nacidos son demasiado frágiles para que se les vacune debido al bajo peso al nacer y posibles problemas de salud que llegaron junto con el nacimiento prematuro de su bebé.

Su pediatra le dirá que a todos estos bebés se les debe administrar las vacunas recomendadas de forma rutinaria durante la niñez. Deben recibir todas las vacunas de la programación estándar cuando lleguen a las edades en las cuales se les administran normalmente estas inyecciones a todos los niños.

Si no está seguro, recuerde que si los bebés prematuros contraen las infecciones que las vacunas pueden prevenir, tienen mayor probabilidad de tener problemas relacionados con las enfermedades. Todas las vacunas disponibles son seguras cuando se les administran a bebés prematuros y con baso peso al nacer. Cualquier efecto secundario relacionado con las vacunas es similar tanto en bebés prematuros como en los nacidos en término.

La vacuna contra la hepatitis B merece especial atención. En la mayoría de circunstancias, American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda esta vacuna en particular al momento del nacimiento o antes de que se le dé de alta al bebé del hospital para regresar a casa. En otras palabras, esta vacuna se debe administrar durante las primeras horas o días de vida.

  • Nota: si su bebé pesa menos de 2.2 libras (997.9 gramos) al nacer, es posible que su pediatra decida cambiar el esquema para la vacuna de la hepatitis B, tal vez en espera de administrársela hasta que el bebé esté un poco más grande. Sin embargo, los bebés prematuros médicamente estables que pesen más de 2.2 libras al nacer se deben tratar como bebés que llegaron a término y recibir la primera dosis de la vacuna de la hepatitis B de acuerdo con la programación recomendada.

 

Última actualización
4/14/2014
Fuente
Adapted from Immunizations and Infectious Diseases: An Informed Parent's Guide (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics) and updated 2012
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.