Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

Sentido del tacto y olfato de los recién nacidos

Así como los bebés prefieren ciertos diseños y sonidos, normalmente son muy específicos en cuanto a sabores y olores. Respirarán profundo para oler la leche, la vainilla, el banano o el azúcar, pero voltearán su nariz al olor del alcohol o el vinagre.

Al final de su primera semana, si se les alimenta con leche materna, se voltearán hacia el olor del seno de su madre pero ignorarán el olor de otras madres lactantes. Este sistema parecido al radar ayuda a guiarlos a la lactancia materna y alejarlos de sustancias que podrían dañarlo.

Los bebés son igual de sensibles a las caricias y a la forma en la que los maneja. Se acurrucarán en un pedazo suave de franela o satín, pero rechazarán la tela áspera o el papel de lija. Cuando se les acaricia con suavidad con una palma, se relajarán y se quedarán tranquilos. Si se les levanta bruscamente, probablemente lo tomarán como ofensa y empezarán a llorar. Si se les levanta suavemente y se les arrulla lentamente, se quedarán tranquilos y atentos.

Cargarlos, acariciarlos, arrullarlos y acurrucarlos los calmará cuando estén molestos y hará que estén más alertas cuando estén somnolientos. Esto también envía un claro mensaje del amor y afecto de los padres. Mucho antes de que entiendan una palabra que digan los padres, entenderán el estado de ánimo y los sentimientos de los padres por la forma en que los tocan.

Última actualización
11/21/2015
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos