Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

El desarrollo del lenguaje: De 8 a 12 meses

Hacia el final del primer año de vida, su bebé empezará a comunicar lo que quiere señalando, gateando o haciendo gestos hacia el objeto de interés. También empezará a imitar muchos gestos que ve que hacen los adultos cuando hablan. Sin embargo, esta comunicación no verbal es sólo una medida provisional mientras aprende cómo expresar sus mensajes con palabras.

 ¿Ha notado que los gorgoritos, gorjeos, ruiditos y chirridos de los primeros meses empiezan a convertirse en sílabas que se pueden reconocer tales como,  “ba,” “da,” “ga,” y “ma”? Su niña puede hasta decir sin darse cuenta algunas palabras tales como "mama" y "bebé" como por accidente y cuando usted se emociona de oírla, ella se da cuenta que ha dicho algo. Antes de que se dé cuenta empezaráa a decir "mama" para pedirle que venga a su lado o para llamar su atención. En esta edad, también podrá decir "mama" durante todo el día como una forma de practicar decir la palabra. Sin embargo, eventualmente el bebé dirá las palabras sólo cuando quiere comunicar sus significados.

Aun cuando usted le ha estado hablando a su bebé desde le nacimiento, ella entiende ahora más el lenguaje y por esta razón sus conversaciones tienen un nuevo significado. Antes de que ella pueda decir alguna palabra, probablemente entiende más de lo que usted sospecha. Por ejemplo, observe cómo reacciona cuando usted menciona a su juguete favorito que está al otro extremo de la habitación. Si ella mira en esa dirección, le está diciendo que ella entiende. Para ayudar a que aumente su capacidad de entendimiento, siga hablándole tanto como pueda. Dígale lo que está pasando a su alrededor, particularmente mientras la baña, cambia o alimenta. Use un lenguaje simple y específico: “Te estoy secando con una toalla azul grande. ¡Ves que suave se siente!” Póngale nombre a los juguetes y objetos que son familiares para ella, y trate de hacerlo de manera consistente —es decir, si usted llama hoy a la mascota de la casa: gato, no lo llame gatito mañana.

Los libros ilustrados pueden realzar todo el proceso reforzando su entendimiento en ciernes de que todo tiene nombre. Elija libros que tengan una superficie grande, páginas de tela o de vinilo que ella misma pueda voltear. También busque ilustraciones simples y de colores de cosas que su niño pueda reconocer.

Ya sea que le esté leyendo o hablando, dele muchas oportunidades para participar. Hágale preguntas y espera a que responda. O deje que ella toma la iniciativa. Si ella dice “Gagagaga,” repítalo de nuevo y vea su reacción. Sí, estos intercambios pueden parecer no tener ningún sentido, pero le enseñan a su bebé que la comunicación es algo bidireccional y que ella es bienvenida de participar. Cuando usted le presta atención a lo que dice, le ayuda a identificar las palabras que ella entiende y es más posible que usted pueda reconocer sus primeras palabras.

Estas primeras palabras, por cierto, son con frecuencia en un idioma incorrecto. Para su niño, una "palabra" es un sonido que se refiere constantemente a la misma persona, objeto o evento. Así que si ella dice "lel" cada vez que quiere leche, debe tratar esta palabra con todo el respecto que le debe a una palabra legítima. Sin embargo, cuando le hable a ella, use "leche" y eventualmente ella hará su propia corrección.

Existe una enorme variación en la edad en la cual los niños empiezan a decir palabras reconocibles. Algunos tienen un vocabulario de dos a tres palabras cuando alcanzan su primer cumpleaños. Es más probable que el lenguaje de su bebé a los 12 meses consista de una combinación de palabras incompresibles con entonaciones y variaciones de un idioma inteligible. Mientras que ella esté experimentando con sonidos que varían de intensidad, entonación y calidad, ella se está preparando para hablar. Entre más le responda como si ella estuviera hablando, más la estimulará su urgencia para comunicarse.



Última actualización
3/23/2016
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest