Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

Qué debes tener en cuenta antes de aceptar un trabajo de niñera: información para los jóvenes

​Parte de tomarte en serio un trabajo de niñera es protegerte a ti misma como a los niños que cuidarás. Conoce a las personas cuyos niños vas a cuidar antes de aceptar el trabajo. Si es la primera vez que trabajarás para esta persona, verifica las referencias.

Consejos

  • Obtén nombre, dirección, teléfono de la casa y teléfono celular de los padres o tutores. Tal vez tus padres o tutores quieran conocer a las personas para las que trabajarás, si es que aún no las conocen.
  • Obtén instrucciones específicas sobre cuántos niños vas a cuidar y sus edades, las horas en las que deben irse a la cama, alergias a alimentos, medicamentos y demás información sobre sus hábitos personales, y qué es lo que esperan que tu hagas.
  • Los padres y tutores, por lo general, se sienten tranquilos con una niñera que hace preguntas y se preocupa por el cuidado de sus hijos. Antes de aceptar el trabajo, comenta la información con tus padres o tutores.
  • Usa la lista de verificación de la niñera (ver a continuación).

https://www.healthychildren.org/SiteCollectionImagesArticleImages/Checklist_es.JPG 

Medidas de seguridad  

Probablemente encuentres suficientes trabajos simplemente comentando a amigos y vecinos que estás disponible como niñera. No es buena idea colgar volantes en la cartelera de anuncios del supermercado ni en la calle, poner un aviso clasificado en periódicos ni en un sitio web. Podrías recibir respuestas no deseadas y probablemente no sea seguro. Si bien la mayoría de las personas son amables, no permitas que un extraño averigüe tu edad, dónde vives o cuál es tu dirección de correo electrónico.

Acepta trabajos solo de personas que ya conozcas o que te hayan recomendado. Aceptar trabajos de extraños no es tan seguro como cuidar a los niños de un vecino o del amigo de un vecino. Si no conoces a la persona que te llama, pregunta quién le recomendó tu nombre y dile que le devolverás la llamada. Si no conoces a las personas cuyos hijos planeas cuidar, ve a la entrevista con un adulto de confianza (uno de tus padres o tutores, amigo adulto, etc.). El adulto no tendrá inconveniente de apoyarte y darte seguridad. Debes responder a todas las preguntas y estar preparada para hacer preguntas. Si tienes alguna duda o alguna persona o situación te hace sentir incómoda o te da miedo, rechaza el trabajo. Ya vendrán otros trabajos.

Algunos puntos importantes

Di a tus padres o tutores dónde y cuándo estarás cuidando niños. Siempre déjales la siguiente información:

  • Nombre, dirección y número de las personas cuyos hijos vas a cuidar.
  • Hora a la que te traerán a casa o a la que tu padre, madre, tutor u otro familiar debe ir a recogerte al lugar de trabajo.
    • Haz tus propios arreglos en cuanto al transporte para llegar al lugar y volver a casa. Si no va a recogerte un miembro de tu familia, llama a casa para avisar a alguien que estás en camino.
  • Nunca aceptes que te lleve una persona que haya bebido alcohol o consumido drogas.
  • Ten en cuenta tener una palabra previamente acordada como código con tu familia para que sepan que, si dices, por ejemplo, "risitas", deben ir a buscarte de inmediato.
  • Asegúrate de que alguien te acompañe a casa. Debe tratarse de uno de tus padres, tu tutor o un miembro de tu familia. Nunca vuelvas sola a casa de un trabajo nocturno.
  • Si hay un sistema de seguridad electrónico en la casa, aprende a usarlo.
  • Si tienes hora límite para volver a casa, díselo a los padres o tutores cuyos niños estás cuidando. Pídeles que te llamen si se les hace tarde.
  • Llama a los padres o tutores del niño ante un problema, como por ejemplo:
    • Si el niño ha estado llorando durante más de 20 minutos y no puedes identificar cuál es el problema.
    • Si un niño tiene fiebre, vómito o se lastima (algo más que un raspón superficial).
    • Siempre que surja una situación que sientas que no puedes manejar sin ayuda.
    • Ten un plan de respaldo en caso de no poder comunicarte con los padres del niño. Si surgiera algún problema, también debes llamar a tus padres o tutores para pedir consejo y ayuda.

Información adicional:


Última actualización
8/3/2017
Fuente
BLAST! Babysitters Student Manual: Babysitter Lessons and Safety Training, 3rd Edition (Copyright © 2015 Jones & Bartlett Learning, LLC, an Ascend Learning Company)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos