Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

El cuidado de tu salud mental en la universidad: información para estudiantes

​Comenzar la universidad puede ser estresante. Posiblemente esta sea la primera vez que estás lejos de casa. Quizás extrañes a tu familia y a tus amigos. Y puede tomar tiempo ajustarse a un nuevo entorno, a nuevos profesores y nuevos amigos. Todo esto puede hacer que te sientas solo, agobiado y estresado. A continuación, presentamos información relacionada con tu salud mental. 

Hacer amigos

Cuando estás en la universidad, los amigos generalmente se convierten en tu sistema de apoyo principal. De hecho, los amigos de la universidad con frecuencia se convierten en amigos muy cercanos para toda la vida. 

Posiblemente te preocupe cómo hacer nuevos amigos. Probablemente conocerás algunas personas que te agraden durante los primeros días de la universidad, y conocerás más personas en tus clases, en clubes o mientras practicas deportes o a través de otros amigos. Si te lleva tiempo encontrar personas con las que te lleves bien, no te preocupes; sucederá tarde o temprano. 

Un comentario sobre los compañeros de habitación:

Los compañeros de habitación pueden ser estupendos amigos o un gran dolor de cabeza. Incluso los compañeros de habitación que se llevan bien discuten por cosas tales como la limpieza, el horario de dormir y la música. Habla sobre estas cosas al principio y tendrás menos probabilidades de tener problemas más tarde. Si tú y tu compañero de habitación no se llevan bien, habla con tu asesor de residentes sobre cómo resolver este problema. 

Extrañar el hogar

Muchos estudiantes extrañan su hogar, incluso aquellos que ya han estado lejos de su casa. Extrañar tu hogar no te hace menos maduro ni significa que no estás preparado para vivir solo; ¡simplemente significa que eres humano! Estos son algunos consejos que pueden ayudarte:

  • Habla con tus amigos sobre esto. Es muy probable que ellos sientan lo mismo.
  • Mantente en contacto con tus familiares y amigos, pero asegúrate de establecer nuevas relaciones en la universidad.
  • Si no te sientes mejor, habla con un asesor o consejero.

Por qué ir a casa de visita puede ser difícil:

Tú has cambiado. Tu familia ha cambiado. Incluso tus amigos de siempre pueden haber cambiado. Los viejos conflictos no desaparecen y pueden surgir nuevos conflictos. Nuevamente, si las cosas son demasiado estresantes para que las enfrentes solo, habla con un asesor. 

Cómo sobrellevar la depresión

Habrá días en los que te sentirás triste o desanimado, cuando las presiones de la vida universitaria realmente te afectarán. Esos sentimientos son normales. Cuando te sientas triste, tómate un tiempo para ti y haz algo que te haga sentir bien. Pasa el tiempo con amigos. Haz ejercicio. Lee un buen libro. 

A pesar de esto, algunas veces la tristeza puede convertirse en depresión. La depresión es una enfermedad grave que se puede tratar.

Si has tenido alguno de los siguientes síntomas durante 2 semanas o más, habla con un asesor de inmediato: 

  • Estado de ánimo triste.
  • Sentimientos de desesperanza, impotencia, inutilidad o culpa.
  • Pérdida del gusto por cosas que generalmente disfrutas.
  • Problemas para dormir.
  • Problemas para comer.
  • Poca energía, cansancio extremo, falta de concentración.
  • Síntomas físicos, como dolores de cabeza, dolores de estómago o dolores corporales que no responden al tratamiento.

Si en algún momento tienes pensamientos de muerte o suicidio, busca ayuda de inmediato. No pienses que puedes superar la depresión tú solo. Si uno de tus amigos parece estar deprimido, sugiérele que hable con un asesor o consejero lo antes posible. 

Información adicional:

Última actualización
8/3/2017
Fuente
Health Care for College Students (Copyright © 2007 American Academy of Pediatrics, Updated 4/07)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos