Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Hábitos saludables para el consumo mediático de los bebés y los niños en edad preescolar

Los medios de comunicación en todas sus formas, incluyendo la televisión, computadores y teléfonos inteligentes pueden afectar cómo los niños sienten, aprenden, piensan y se comportan. Sin embargo, los padres (usted) continúa siendo la influencia más importante.

La American Academy of Pediatrics (AAP) le anima a que ayude a sus niños a establecer hábitos sanos para el consumo mediático desde el comienzo. Para saber más, continúe leyendo.

Pautas para el consumo mediático de los niños pequeños

Para los niños menores de 2 años:

  •  El consumo mediático deber ser muy limitado y sólo cuando un adulto está presente y viendo el contenido juntos, hablando y enseñando. Por ejemplo, hablar con la familia por video chats junto con los padres.  

Si desea iniciar a los niños entre 18 a 24 meses en el consumo mediático:

  • Elija programación de alta calidad.

  • Vea los programas junto con los niños.

  • Evite que vean los programas solos.

Para los niños entre 2 a 5 años de la edad:

  • Limite el tiempo de pantalla a no más de una hora al día.

  • Encuentre otras actividades para los niños que sean saludables para sus mentes y cuerpos.

  • Elija contenido mediático que sea interactivo, sin violencia, educativo y prosocial.

  • Vea y juegue junto con sus niños.

 https://www.healthychildren.org/SiteCollectionImagesArticleImages/Media-Use-Guideliness1_es.jpg

¿Y qué opinamos sobre las aplicaciones (apps) y los libros digitales?

La mayoría de las aplicaciones que se promocionan como "educativas" no se les ha comprobado su eficacia y no promueven jugar o ver el contenido juntos para ayudar al aprendizaje de los niños pequeños. Además, la mayoría de las aplicaciones educativas se enfocan en destrezas de repetición o de memorización, tales como el abecedario y las formas o figuras. Estas destrezas son sólo una parte de la preparación para la escuela. Las destrezas que los niños pequeños necesitan para desempeñarse bien en la escuela (y en la vida), tales como el control de los impulsos y las emociones y el razonamiento creativo y versátil, se aprenden mejor a través de juegos no estructurados y sociales con amigos y familiares en la vida real.

Los libros digitales (eBooks) que tienen muchos efectos sonoros y visuales que a veces pueden distraer a los niños, quienes se "pierden de la historia" y no aprenden tanto como lo haría de un libro impreso.

Si tiene pensado leerles libros digitales a sus niños:

  • Elija libros digitales que no tengan muchos efectos llamativos pero superfluos.
  • Lea libros digitales con sus niños (la interacción entre padres y niños con los libros puede ser uno de los factores más importantes para determinar el buen desempeño con la lectura y el aprendizaje).

¿Por qué se debe limitar el consumo mediático?

El abuso de los medios digitales puede poner a su niño en riesgo de: 

  • No dormir lo suficiente. Los niños pequeños que están más expuestos a los medios de comunicación o que tienen un televisor o dispositivo móvil en sus habitaciones, duermen menos y concilian el sueño en la noche más tarde. Incluso los bebés pueden sobre-estimularse debido a las pantallas y dejar de dormir el tiempo que necesitan para crecer.

  • Retrasos del aprendizaje y de habilidades sociales. Los niños que ven demasiada televisión durante la infancia y los años del preescolar pueden mostrar retrasos de atención y razonamiento y de las habilidades sociales. Una de las razones para estos retrasos puede ser debido a que interactúan menos con los padres y la familia. Los padres que mantienen el televisor prendido o están enfocados en su propio consumo digital, pierden oportunidades únicas para interactuar con sus niños y ayudarles a aprender. Vea, Padres de niños pequeños: dejen a un lado sus teléfonos inteligentes

  • Obesidad. El consumo intenso de los medios de comunicación durante los años del preescolar está ligado al aumento de peso y al riesgo de la obesidad infantil. Los comerciales de alimentos y refrigerios mientras se ve la televisión pueden promover la obesidad. Además, los niños que usan excesivamente los medios de comunicación están menos predispuestos a ser activos con juegos saludables y físicos. 

  • Problemas de conducta o comportamiento. El contenido violento de la televisión y las pantallas puede contribuir a problemas de comportamiento en los niños, ya sea debido a que lo que ven los atemoriza y confunde o porque tratan de imitar lo que ven en los personajes que ven en la pantalla.

Otros consejos para padres, familias y cuidadores:

  • No se sienta presionado a usar pronto la tecnología. La interconexión con los medios de comunicación es intuitiva y puede ayudar a los niños aprender rápidamente.

  • Controle el consumo mediático de los niños. Por ejemplo, conozca qué aplicaciones usan o descargan. Evalúe las aplicaciones antes que sus niños las utilicen, jueguen juntos y pregúntele a su niño qué piensa él o ella sobre la aplicación.

  • Apague la televisión y otros dispositivos cuando no los esté usando. Los ruidos de fondo de los aparatos pueden interferir con la interacción entre padres y niños y el juego de los niños que son tan importantes, tanto para el desarrollo del lenguaje del niño como su desarrollo socioemocional.

  • Mantenga a los dormitorios, la hora de comer y del juego entre padre y niños libres y desconectados de las pantallas para niños y padres. Apague los teléfonos o póngalos en "no perturbar/molestar" en esos momentos.

  • Evite la exposición a dispositivos o pantallas una hora antes de ir a dormir. Saque los dispositivos de las habitaciones antes de ir a dormir.

  • Evite el uso de medios de comunicación como la única forma de calmar a sus niños. Aunque en ocasiones se pueden utilizar los medios de comunicación para calmar a los niños, como durante un procedimiento médico o un viaje en avión, usar estos aparatos como una estrategia para tranquilizar a los niños puede interferir con la habilidad del niño para ajustarse a situaciones y controlar sus emociones. Pídale ayuda a l médico del niño si la necesita.

  • Establezca un plan de consumo mediático para usted y su familia.  

  • Recuerde que su opinión cuenta. Los productores y patrocinadores de la televisión, videojuegos y otro contenido mediático les prestan atención a las opiniones del público. Comunique a la estación de televisión si le gusta el programa o contacte a las compañías de videojuegos si el contenido es muy violento. Para más información, visite el sitio web de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés). 

  • Anime a su escuela y comunidad a que aboguen/intercedan por mejores programas mediáticos y por hábitos más sanos. Por ejemplo, organice una "Semana Libre de Pantallas" en su vecindario o con otros padres, maestros y vecinos.

Información adicional de HealthyChildren.org:


Última actualización
10/12/2016
Fuente
Digital Media and Your Young Children: TV, Computers, Smartphones, and Other Screens (Copyright © 2016 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest