Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto

Gemelos: dos personas distintas

Siempre que me encuentro con alguien que creció como gemelo, le pregunto si hubo algo que hubiera preferido que sus padres hicieran de otra manera. La mayoría de las veces la respuesta que escucho es alguna variación sobre un tema similar: Desearía que nuestros padres…"no nos hubieran dado lo mismo para nuestro cumpleaños", "no nos hubieran vestido igual", "no hubieran esperado que compartiéramos todo".

Si bien algunas personas suponen que todos los gemelos son iguales, otros lo llevan al otro extremo. Muchas personas me preguntan si mis hijos gemelos son opuestos, si uno es sociable y el otro es un solitario. Si uno es más conversador y el otro, más callado. O, mi favorita, cuál es el bueno. Estas preguntan implican que los rasgos de carácter de cada gemelo se definan como opuestos a los de su hermano gemelo. Por supuesto, esto no es así, son personas distintas, y cada niño es completo en sí mismo.

Cualquier persona puede ser similar a otra en algunos aspectos y diferente en otros. Todos, ya sean gemelos o no, desean ser tratados como personas distintas. Los padres de todos los gemelos, y más los de gemelos idénticos o del mismo sexo, necesitan pensar en esto todos los días. Ustedes son padres ocupados y, a veces, puede ser más rápido o más eficiente tratar a sus gemelos como una unidad, pero los invito a tratar a sus gemelos como a dos niños que casualmente han nacido el mismo día.

Una excelente manera de tratar a sus gemelos como personas distintas es leerles sus cuentos a la noche por separado. Cuando nuestros gemelos eran bebés y niños pequeños, funcionábamos en modo de supervivencia, por lo que solíamos leérselos simultáneamente. A medida que pasaron los años y nuestros gemelos eran más fáciles de cuidar, vimos que sería beneficioso para los dos leerles sus cuentos por separado. La lectura de un cuento a cada gemelo por separado aumenta las habilidades tempranas de lectura y crea un ambiente más tranquilo para calmarse y sentarse con un buen libro. Vale la pena el esfuerzo y el tiempo dedicados a leerles a sus gemelos individualmente. Los gemelos no se distraen mutuamente y aprovechan mucho más la experiencia. Como padres, intenten alternarse en la lectura a cada gemelo. Sin embargo, sea realista y si es tarde en la noche o uno sólo de los padres se encarga de acostar a los niños, acurrúquense todos juntos para leer un cuento.

Los gemelos saben bien cómo compartir, ya que han compartido a sus padres desde que nacieron, pero no es realista esperar que los gemelos compartan todas sus cosas todo el tiempo. Lo ideal sería tener un sistema para darle a cada niño su propio espacio personal. Incluso si sus gemelos comparten la habitación, puede proporcionarle a cada uno una caja de un color distinto para que puedan guardar sus cosas especiales; una colección de rocas, un regalo de la fiesta de un amigo, lo que decidan que es importante para ellos.

Recuérdele a cada gemelo que debe respetar el espacio personal de su hermano, y también el de sus hermanos mayores y menores, ya que los gemelos pueden superar en número a un hermano mayor y confiscar un juguete especial sólo por la fuerza. Dele a cada gemelo una alcancía propia distinta para juntar monedas sueltas. ¡Establezca como regla de la casa que cada uno sólo puede revisar el contenido de su propia alcancía!

Cree estaciones de juego separadas en sus zonas de estar y de juego, de modo que haya cosas interesantes para hacer en diferentes lugares de la casa; un gemelo puede jugar con Lincoln Logs (troncos de Lincoln) en una zona, mientras que el otro puede irse a la otra sala para escuchar un CD para niños. No espere que los gemelos jueguen con las mismas cosas todo el tiempo. Dele a cada niño cierto espacio para respirar y sus días serán más armoniosos.

En los cumpleaños y las fiestas, dele a cada niño regalos distintos. A los 3 y 4 años de edad, cada niño tiene intereses particulares; detecte estas diferencias y úselas como inspiración para darles regalos distintos. Los gemelos adultos refunfuñan cuando recuerdan todas las veces que recibieron el mismo regalo, quizás en diferentes colores. Cuando nuestros gemelos tenían 3 años, notamos que Ryan estaba fascinado por los tiburones y Andrew estaba interesado en los camiones de bomberos, así que adoptamos esos temas en sus cumpleaños. Los juguetes y los libros sobre tiburones fueron de Ryan y el nuevo camión de bomberos fue de Andrew. Dígales a los familiares que busquen regalos distintos para sus gemelos; probablemente agradezcan un poco de ayuda al respecto.

Todos los juguetes que entran a su hogar finalmente serán compartidos ampliamente; después de todo, es más divertido jugar con todos los juguetes juntos, en lugar de hacerlo sólo con los juguetes propios. Pero inicialmente, cuando se den regalos, permita que cada niño disfrute su nuevo juguete al menos uno o dos días antes de que lo comparta con los demás. Después de un par de días o un tiempo que parezca apropiado, los nuevos juguetes pueden formar parte del dominio público para que todos jueguen con ellos.

Si sus gemelos pelean sobre quién va a jugar con un nuevo juguete, utilice el truco del reloj de arena. Dele a cada niño un turno específico con el juguete y cambie el turno. El reloj de arena convencerá a sus gemelos de que los turnos serán justos.

Otra manera de enfatizar la individualidad de cada gemelo es asignar un color distinto a cada niño. En la edad preescolar los niños generalmente tienen colores preferidos; usen estos colores para la ropa, los abrigos, los cepillos de dientes y las mochilas para indicar claramente quién es el propietario y optimizar el proceso de prepararse cada día. Cuanto más distintos sean los artículos personales de los gemelos, menos confusión habrá sobre cuál es el abrigo/chaqueta de cada uno. ¡Ah, la armonía familiar!

Autor
Shelly Vaziri Flais, MD, FAAP
Última actualización
7/15/2016
Fuente
Raising Twins: From Pregnancy to Preschool (Copyright © 2010 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos