Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto

Adopción internacional de niños: información importante para los padres

​¡Felicitaciones por la adopción de su hijo! A medida que comienzan su nueva vida juntos, es importante que ayuden a su hijo a tener un futuro saludable.

Hágale un examen de salud al niño cuando llega a su hogar

Los niños adoptados en el exterior corren riesgo de tener enfermedades relacionadas con sus condiciones de vida, y muchos de los que se adoptan en la actualidad tienen necesidades especiales de salud muy complejas. Debido a estos factores, es muy importante someterlos a un examen médico casi inmediatamente después de llegar a los Estados Unidos. Esto puede hacerlo el médico de su hijo o un especialista en medicina de adopción. Si su hijo tiene necesidades de salud especiales, es posible que además necesite consultar a uno o más especialistas médicos, pero la visita de control con un médico de cabecera que se encargue de coordinar los múltiples servicios es un buen comienzo.

Qué puede esperar durante la primera visita al médico

El examen debe incluir una revisión de la historia clínica de su hijo, un examen físico y análisis de laboratorio. Estas pruebas (ver "Información importante para el médico de su hijo") son muy importantes para garantizar un comienzo y un futuro saludables para su hijo. Aunque su hijo se vea saludable, algunas enfermedades no muestran signos o síntomas hasta pasado un tiempo, y entonces podrían ser más difíciles y complicadas de tratar.

A continuación, se incluye más información sobre lo que debe hacer el médico de su hijo. (Recuerde llevar consigo todos los registros médicos de su hijo, en particular los que le hayan dado antes de la adopción).

  • Revisión de factores de riesgo de la historia clínica de su hijo. Esto incluye exposición a drogas o alcohol antes de nacer, enfermedades infecciosas, cualquier historia clínica disponible de la familia biológica, experiencias de vida difíciles y riesgos ambientales.

  • Revisión de registros de vacunación. Como parte de la evaluación médica para que su hijo reciba una visa de los Estados Unidos, aceptó vacunarlo lo antes posible. Es importante que los padres y los médicos sean conscientes de que las vacunas administradas en orfanatos podrían haber estado mal conservadas, mal registradas o administradas en momentos e intervalos no adecuados durante la vida de un niño. Por lo tanto, los antecedentes de vacunación no deben ser aceptados sin preguntas. La mayoría de las vacunas pueden volver a administrarse de forma segura. Otra opción es que el médico de su hijo solicite un análisis de sangre para determinar qué inmunidad tiene el niño y luego vacunarlo según sea necesario.

  • Solicitud de los análisis recomendados. Esto incluye pruebas de anemia y plomo, evaluaciones de desarrollo, de visión y de audición y exámenes de salud odontológica y mental. Deberán repetirse los análisis de laboratorio recomendados, aunque ya se hayan hecho anteriormente en el extranjero. Aunque su hijo no parezca estar enfermo, es importante hacer los análisis de evaluación recomendados por la salud y el bienestar del niño, de su familia directa y de las demás personas con quienes pudiera estar en contacto.

Información importante para el médico de su hijo

Los niños adoptados internacionalmente a menudo vivieron en condiciones de pobreza con nutrición limitada, estimulación limitada, eventos traumáticos variados y riesgos ambientales y de enfermedades infecciosas. Por eso la American Academy of Pediatrics, AAP, recomienda una evaluación integral para detectar las posibles enfermedades que podrían estar presentes sin signos o síntomas iniciales.

A continuación, se incluye una lista de análisis recomendados para niños adoptados internacionalmente, sin importar que haya o no síntomas ni los resultados de análisis hechos en el país de origen del niño.

Problemas de crecimiento y nutrición

  • Medición de longitud, estatura, peso (sin ropa) y perímetro cefálico (a TODOS los niños). Uso de las tablas de crecimiento estándar de los CDC o de la OMS (Organización Mundial de la Salud) para determinar los percentiles de crecimiento.

  • Se debe supervisar el crecimiento y hacer un seguimiento y exámenes adicionales si el niño no recupera o logra un crecimiento adecuado después de 6 meses de haber llegado a su hogar.

  • Debe realizarse un conteo sanguíneo completo (CSCO) para detectar anemia y otros trastornos sanguíneos. Se debe realizar un análisis de electroforesis de hemoglobina a los niños con riesgo de hemoglobinopatías.

  • Análisis de plomo por posibles riesgos del medio ambiente.

  • Análisis de la hormona estimulante de la tiroides (THS, por sus siglas en inglés). En algunos países el terreno no tiene suficiente yodo).

  • Análisis para detectar enfermedades metabólicas del recién nacido - hasta los 2 años.

Enfermedades infecciosas

  • La prueba de derivado proteico purificado (PPD, por sus siglas en inglés) o el análisis vigente recomendado para detectar exposición a la tuberculosis. Esto se debe hacer, aunque el niño haya sido vacunado con la vacuna BCG (Bacilo de Calmette-Guerin).

  • Prueba serológica del virus de la hepatitis B: Antígeno superficial de la hepatitis B (HBsAg).

  • Prueba serológica del virus de la hepatitis C con análisis serológico VIH R.

  • Los análisis de tuberculosis, hepatitis B, hepatitis C y VIH deben realizarse de nuevo una vez que el niño cumpla 6 meses en el nuevo hogar. Algunos niños al principio no responden si el periodo de incubación no es adecuado o si están malnutridos.

  • Prueba serológica de sífilis: Examen coprológico RPR o VDRL y FTA-ABS o TPPA R par detectar ova y parásitos (se recomiendan 3 que deben ser obtenidos con 48 horas de diferencia) con solicitud específica de análisis de bacterias Cripotosporidio y Giardia.

  • Cultivo de bacteria coprológica (heces) si hay diarrea presente.

  • Análisis serológico para otros parásitos tales como Tripanosoma cruzi, filariasis linfática, estrongiloides y esquistosoma pueden ser indicados para ciertos niños.

  • Examinar estado de vacunación comprobando concentraciones de anticuerpos de vacunas previas (por ejemplo, difteria, tétanos, y títulos/concentraciones de neutralizadores del polio) o se pueden repetir las vacunas. Algunas excepciones pueden incluir a niños de hogares de acogida en Corea.

Otras pruebas de detección recomendadas

  • Pruebas de detección de problemas del desarrollo y conducta, problemas de salud mental e historial de traumas.

  • Exámenes de visión y pruebas auditivas.

  • Exámenes para detectar problemas dentales con referido a un dentista.

  • Referidos para servicios de intervención temprana, terapia ocupacional o terapia física, si es necesario.

 Información adicional:

 

Última actualización
4/30/2019
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2019)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos