Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Disciplinando a hijos mayores

Disciplina de niños grandes

Solo porque su hijo es lo suficientemente alto para verlo a los ojos, no significa que su trabajo haya terminado cuando se trata de disciplina. Dados los riesgos para la seguridad, salud y futuro éxito de un adolescente, la disciplina es, en realidad, más importante que nunca. Dicho eso, tendrá que adaptar sus recursos al trabajo en cuestión.

Muchos de los mismos recursos que usó para niños más pequeños aún funcionan. Hay más espacio que nunca, por ejemplo, para representar un comportamiento apropiado.

  • El elogio sigue siendo un recurso poderoso; su hija puede agacharse en el auto cuando usted conduce por el centro comercial, pero aún así, necesita su afecto y aprobación.
  • Ignorar de forma activa sigue siendo una táctica útil; más que nunca ella quiere que la escuche, pero para que usted la escuche tendrá que hablarle con respeto.
  • Incluso los tiempos fuera (castigos) pueden evolucionar a los años de la adolescencia. Usted puede advertir que su adolescente está molesto y necesita un tiempo para reponerse. Sugiera 15 o 20 minutos de tiempo para calmarse de manera que los 2 puedan reanudar una conversación más constructiva.
  • Su adolescente puede elegir entre varios métodos de estar malhumorado, desde dibujar hasta tocar guitarra a navegar por Internet, siempre y cuando no esté publicando fotografías suyas poco halagadoras.

Consecuencias

Las consecuencias naturales y lógicas siguen siendo útiles también. La consecuencia natural de no estudiar, por ejemplo, es sacar una pésima nota. La consecuencia lógica de sacar pésimas notas puede ser perder los privilegios de los juegos de video para el siguiente período de notas. La pérdida de privilegios puede incluir el uso del auto, el tiempo que pasa con amigos u oportunidades de compra. También tiene la opción de añadir responsabilidades de los quehaceres domésticos. 

Una ventaja de tener un adolescente es que su hijo puede adoptar un rol activo para determinar cuáles deberían ser las consecuencias de sus acciones. Proceda y pídale a su adolescente que proponga una consecuencia cuando incumpla una regla en la casa. ¡Podría darse cuenta que su sentido de justicia en realidad es más severo que el suyo! Usted podría ser quien que está contendiendo para obtener una sentencia más indulgente. Porque si la consecuencia es su idea, es más probable que la cumpla. También puede usar este enfoque al establecer cuáles deben ser las reglas de la casa. Podría negociar una lista de tareas, un objetivo académico o la hora para regresar a casa que sea satisfactoria para todos.

Está haciendo la transición de su adolescente al mundo adulto, en donde todos estamos limitados por contratos, usualmente por mutuo acuerdo, y en donde con frecuencia enfrentamos consecuencias que nosotros mismos hemos provocado. Ahora tiene todo un cobertizo de herramientas para ayudar a su hijo a aprender el comportamiento adecuado, y usted sabe cómo utilizarlos, desde un simple destornillador Phillips #2 hasta la llave de copas con engranajes de 12 puntos y ⅜ de pulgada para zurdos. Puede remangarse la camisa y atender su trabajo como director ejecutivo, al menos con el consejo y consentimiento del consejo administrativo de su familia.

Autor
David L. Hill, MD, FAAP
Última actualización
1/16/2016
Fuente
Dad to Dad: Parenting Like a Pro (Copyright © American Academy of Pediatrics 2012)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest