Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto

Cómo prepararse para cambiar a un médico que atiende a adultos

Por Peggy McManus, MHS y Patience White, MD, MA, FAAP

Hay muchos hitos en el camino de vivir por cuenta propia y cuidar de la salud. Un hito notable es el cambio de un médico que atiende a niños (pediatra) a un médico que atiende a adultos. La transición generalmente toma varios años en los que gradualmente asume más responsabilidad por su propia salud.

Este artículo también está disponible en otros idiomas. Encuentre los enlaces para descargarlo en la parte inferior del artículo.

Cuando usted era pequeño, sus padres tomaban muchas de las decisiones sobre su salud y atención médica. Cuando usted cambia al cuidado de adultos, toma las decisiones sobre su salud, las que pueden incluir el apoyo de su familia.

Preparándose para la transición

Durante este tiempo, puede discutir sus preocupaciones de salud en privado con su médico. También puede prepararse para sus visitas haciendo preguntas, haciendo sus propias citas, aprendiendo más sobre el seguro médico y el pago de la atención médica, y comprando sus medicamentos. A los 18 años, usted es legalmente un adulto y su médico solo puede compartir su información médica con usted, a menos que usted dé permiso para compartirla con otra persona.

Es importante preguntarle a su pediatra cuándo es el momento adecuado para cambiar a un médico que atienda a adultos. Algunos consultorios pediátricos atienden a pacientes de hasta 18 años, otros los ven hasta los 21 años. Si está consultando a un médico de medicina familiar, es posible que no sea necesario que lo transfieran a un nuevo médico, pero cambiará a atención centrada en adultos.

Cambiar de médico puede ser un cambio bastante importante porque conoce a su pediatra desde hace mucho tiempo y se siente cómodo con él. ¡Cambiar a un nuevo lugar puede ser aterrador, pero también emocionante!

Considere una visita conjunta de telesalud

Para facilitar este cambio y darle la oportunidad de conocer a su nuevo médico, pregúntele a su pediatra si estaría dispuesto a tener una visita conjunta de telesalud (en inglés) con usted y su nuevo médico de adultos antes de su primera visita. Podría ser una llamada telefónica o una videollamada entre usted, su médico actual y su nuevo médico. Puede hacer preguntas y compartir información sobre su salud que le gustaría que su nuevo médico sepa. Puede asegurarse de que su nuevo médico esté familiarizado con usted y su historial médico, incluida cualquier enfermedad a largo plazo.

Antes de organizar esta visita conjunta, Got Transition (en inglés), un centro nacional para la transición de la atención médica, creó una lista de preguntas sugeridas que usted y su familia podrían hacer a sus médicos:

Para su pediatra:

  • ¿A qué edad debo cambiar a un nuevo médico que atienda a adultos?

  • ¿Tiene alguna sugerencia de médicos de adultos que pueda visitar?

  • ¿Puedo trabajar con usted para preparar un resumen médico que pueda compartir con el nuevo médico?

  • ¿Cuáles son algunas diferencias entre la atención pediátrica y la de adultos?

Para su médico de adultos:

  • ¿Acepta mi seguro médico?

  • ¿Dónde está ubicado su consultorio y tiene horarios sin cita previa?

  • ¿Qué servicios ofrece su práctica además de la atención primaria (por ejemplo, laboratorio, salud sexual, salud mental)?

Hablar con sus médicos actuales y futuros puede ayudarle a aliviar cualquier preocupación que tenga sobre este cambio. ¡Buena suerte en su viaje de transición!

Más información

Otros idiomas disponibles

Sobre la Dra. White

Patience H. White, MD, MA, FAAP, MACP, MACR, directora médica sénior de The National Alliance to Advance Adolescent Health y codirectora de Got Transition, es reumatóloga pediátrica y de adultos, y profesora emérita de medicina y pediatría en George Washington University School of Medicine and Health Sciences. Es una experta reconocida internacionalmente en el campo de la transición y ha escrito numerosos artículos sobre el tema, incluida la coautoría del Informe clínico de la AAP/AAFP/ACP sobre la transición de la atención médica. La Dra. White completó un doctorado en medicina de la Harvard Medical School, una beca de Robert Wood Johnson Health Policy y una maestría en George Washington University Graduate School of Education and Human Development.

Sobre la Sra. McManus

Peggy McManus es la presidenta de The National Alliance to Advance Adolescent Health y codirectora de Got Transition, el recurso nacional financiado con fondos federales sobre la transición de la atención médica. Ha dirigido numerosos proyectos de fundaciones federales, estatales y privadas sobre salud infantil y adolescente. Es autora de publicaciones sobre una amplia gama de temas que incluyen la transición de la atención médica, el financiamiento de la atención médica, la atención primaria y preventiva y la mejora de la calidad. La Sra. McManus recibió una beca Watson y tiene una maestría en Ciencias de la Salud de Johns Hopkins School of Public Health.

Este artículo está respaldado por un acuerdo de cooperación con la American Academy of Pediatrics de la Administración de Recursos y Servicios de Salud (Health Resources and Services Administration, HRSA) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. (Department of Health and Human Services, HHS) como parte de un premio por un total de $ 6,000,000 sin porcentaje financiado con fuentes no gubernamentales. Los contenidos pertenecen a las autoras y no representan necesariamente las opiniones oficiales ni el respaldo de HRSA, HHS o el gobierno de los EE. UU.

Got Transition® cuenta con el respaldo de la Administración de Recursos y Servicios de Salud (HRSA) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. (HHS) con número de subsidio U1TMC31756. Los contenidos pertenecen a las autoras y no representan necesariamente las opiniones oficiales ni el respaldo de HRSA, HHS o el gobierno de los EE. UU.

Última actualización
5/3/2022
Fuente
American Academy of Pediatrics and Got Transition® (copyright © 2021)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos