Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto

Salir al aire libre con niños y adolescentes: por qué es importante jugar afuera

family hiking, dad gives daughter a piggy back ride family hiking, dad gives daughter a piggy back ride

​Por Danette Glassy, MD, FAAP y Pooja Tandon, MD, FAAP

No importa el tiempo que haga, jugar al aire libre es bueno para los niños. Hay pruebas científicas de que jugar al aire libre mejora la salud y a los niños de todas las edades les encanta. Incluso cuando el virus que causa el COVID-19 continúa propagándose, el tiempo al aire libre y la exploración de la naturaleza son actividades seguras para la mayoría de los niños. Y sabemos que cuanto más tiempo pase un niño en la naturaleza, más probabilidades tendrá de crecer como buen cuidador de nuestro planeta: ¡es una victoria para el medio ambiente!

La naturaleza está a nuestro alrededor. No hace falta viajar mucho para disfrutar de ella. Su familia puede conectarse con la naturaleza en el patio del colegio, en el jardín de casa, en la huerta o incluso de forma virtual (aunque no con todos los beneficios). También hay muchas formas de averiguar qué parques hay cerca en función del código postal, incluidos algunos a los que se puede llegar caminando o en transporte público. Muchos espacios verdes públicos tienen características y programas para todas las edades y capacidades.

Siga leyendo para enterarse de cómo usted y sus niños pueden beneficiarse de disfrutar de la salud física y emocional que les proporcionan el aire libre y la naturaleza.

Jugar afuera y explorar la naturaleza es bueno para todas las edades

Salir con el bebé. Cuanto antes comparta la naturaleza con su bebé, más probable será que desarrolle un amor por el aire libre para toda la vida. Incluso los bebés y los niños pequeños pueden jugar y aprender en la naturaleza. Pasee entre los árboles con un portabebés o un cochecito. Tire una manta sobre la hierba o la tierra blanda. Deje que su bebé disfrute de la brisa fresca, el canto de los pájaros, los olores del bosque y las texturas de las plantas. Deles un poco de tiempo boca abajo al aire libre, soplando burbujas para que las alcancen y las vean brillar al sol.

Explore con los niños de preescolar y los más pequeños. Los niños pequeños se desarrollan y aprenden con cada experiencia.

  • Puede construir esculturas naturales con ramas, hojas, conos, piedras y otros pegando los objetos recolectados en una base hecha con plastilina (pasta para moldear). Hágales notar los diversos patrones que crea cada objeto o deje que su niño juegue en el lodo con ollas viejas, sartenes, utensilios y herramientas del hogar para que desarrollen los sentidos y las destrezas motoras.

  • Monte en bicicleta o salga a caminar con la familia en su barrio o en algún parque que desee explorar. Si usted tiene un remolque para niños en su bici o un cochecito, haga algo de ejercicio mientras disfruta del aire libre con su bebé. Describa lo que ve a su bebé o niño en edad prescolar. Hágalo en detalle para ayudar a que aprenda nuevas palabras.

  • La hora del cuento al aire libre. Saque una manta, algunos libros y encuentre un lugar con sombra para leer con sus niños al aire libre. Elija libros que hablen de la naturaleza que su niño pueda relacionar.

  • Citas para jugar al aire libre. Reúnase con sus amigos al aire libre para crear vínculos sociales tanto para los niños como para los adultos.

Desafíe a sus niños más grandes y a los adolescentes. Manténgase conectado con la naturaleza y aproveche este tiempo para estrechar vínculos con juegos o actividades que todos disfruten.

  • Organice una búsqueda del tesoro o empiece un herbario o muestrario de naturaleza. Incluya categorías como plantas, árboles, animales y pájaros. Coleccione piedras, hojas o piñas de pino. Mire a ver cuantas cosas pueden encontrar los niños de una lista o añada objetos para la colección.

  • Deje pistas. Organice con los padres de los amigos de sus niños una aventura para mandarlos a "misiones secretas". Una familia sale con tiza para dibujar flechas y letras en el camino para formar un mensaje secreto. La otra familia debe seguir las flechas, poner las letras juntas para descubrir el mensaje.

  • Tenga a la mano una pelota (balón). Patear un balón de fútbol, lanzar un frisbee, saltar a la cuerda o practicar cualquier deporte que les guste a todos puede hacer que los niños se diviertan al aire libre a medida que crecen.

  • Prepare un picnic o planee una barbacoa al aire libre con amigos y familiares. Compartan una comida, den un paseo o jueguen juntos mientras disfrutan del aire libre.

Los beneficios de salir al aire libre

Salir al aire libre ofrece a los niños y adolescentes mucho más que un descanso para la diversión. También es bueno para su salud física y mental y para su desarrollo. Los niños que juegan y aprenden en la naturaleza tienden a:

  • Tener mejor salud física. Los niños juegan más intensamente al aire libre que adentro. Especialmente sin algunas de las actividades habituales de los veranos, lo niños necesitan oportunidades para moverse. Pasar más tiempo al aire libre está ligado a menores índices de obesidad y riesgo de miopía. Tomar el sol de forma segura también nos ayuda a producir la vitamina D que nuestro cuerpo necesita para mantenerse sano y fuerte.

  • Estar más comprometidos con el aprendizaje. El juego al aire libre promueve la curiosidad, creatividad y el pensamiento crítico. Los estudios de investigación han revelado que los niños que pasan más tiempo explorando en la naturaleza aprenden mejor.

  • Ser más positivos en su comportamiento. La investigación ha demostrado que cuando los niños pasan tiempo en lugares donde hay naturaleza tienen menos agresión y mal humor. También tienen mejor control de sus impulsos. Esto puede ser sumamente importante cuando las rutinas diarias normales han cambiado para los niños.

  • Tener mejor salud mental. Todas las personas que pasan tiempo en la naturaleza sufren menos estrés y depresión. Los niños demuestran mayor enfoque y síntomas reducidos del trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

Recuerde

Aproveche el poder curativo del juego en la naturaleza, cerca de tu casa o de su barrio, o donde se sienta cómodo. Recuerde que debe vestirse adecuadamente según el tiempo que haga. También es una buena idea lavarse las manos o utilizar un desinfectante de manos durante y después de la aventura.

Por último, pídale a los líderes de la comunidad que se aseguren de que todos los niños tengan lugares seguros para jugar al aire libre. Salir al aire libre, estar en la naturaleza y mover el cuerpo es bueno para todos.

Información adicional:

Sobre la Dra. Glassy

Danette Glassy, MD, FAAP, es un miembro del Consejo de Pediatría Comunitaria e Infancia Temprana de la American Academy of Pediatrics, así como miembro de la Sección de Washington de la AAP. Ella tiene su práctica en Mercer Island, Washington.

Sobre la Dra. Tandon

Pooja Tandon, MD, FAAP, es una pediatra general e investigadora en la Universidad de Washington y en el Hospital Infantil de Seattle. Los intereses de su investigación se enfocan en el estudio y la promoción de acceso equitativo a actividades físicas y al aire libre para todos los niños.


Última actualización
4/19/2022
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2022)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos