Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

La anafilaxia en los bebés y niños

La anafilaxia es una reacción alérgica rápida y severa. También es una emergencia que pone en peligro la vida.

La investigación muestra que en los últimos años hay un número cada vez mayor de niños que están siendo tratados en los departamentos de emergencia por anafilaxia. Las reacciones alérgicas son imprevisibles, no se sabe cuándo ocurren, qué tipo de síntomas desarrollan y la severidad de esos síntomas: y pueden afectar a los niños a cualquier edad, incluso a los bebés.  

Estar preparado y saber los síntomas de una reacción alérgica pueden salvar la vida de un niño. A cualquier edad, la anafilaxia puede ser mortal sin asistencia médica inmediata. Continúe leyendo.

La anafilaxia abarca una gran variedad de síntomas que pueden presentarse muy rápido, en minutos o varias horas de haber sido expuesto al desencadenante de la alergia. 

Tenga presente cualquiera de los siguientes síntomas, especialmente si se presentan repentinamente:

  • Problemas para respirar (falta de aire), sibilancia (resuello), tos o presión en el pecho.

  • Problemas para respirar o tragar.

  • Cambios en la piel como sarpullidos, enrojecimiento o urticaria, o color de piel pálido o azulado.

  • Inflamación de los labios o la lengua. 

  • Estornudos, nariz congestionada, goteo nasal.

  • Opresión/estrechez de la garganta, dificultad para tragar, ronquera.

  • Pulso débil, síntomas de choque.

  • Vómito, diarrea (si severo o combinado con otros síntomas).

  • Mareos o desmayos.

  • Sensación de "fatalidad" confusión, modorra (sopor) o agitación.

Los bebés también pueden tener otros síntomas, tales como:

  • Irritabilidad, inquietud/quisquilloso o llanto inconsolable. 

  • Babeo repentino. 

  •  Somnolencia inusual. 

La epinefrina es el tratamiento de emergencia recomendado para tratar los síntomas de la anafilaxia.

La epinefrina ayuda rápidamente a contrarrestar los síntomas de la anafilaxia que amenazan la vida. Si está disponible, la epinefrina debe darse de inmediato a cualquier persona que esté padeciendo los síntomas de anafilaxia, y se debe llamar al 911 de inmediato y proceder a un departamento de emergencia

La medicina viene con una jeringa auto cargada automática (auto-inyector) para facilitar su aplicación. El mejor lugar para inyectarla es en los músculos de la parte externa del muslo.

Los auto-inyectores deben ser recetados a cualquier persona que haya tenido un ataque anafiláctico o a los bebés y niños con alto riesgo de padecer anafilaxia.  Debido a que una segunda dosis puede ser necesaria si los síntomas no desaparecen pronto, los niños con riesgo de anafilaxia deben llevar consigo a todas partes por lo menos dos auto-inyectores.

Los niños que tienen suficiente edad pueden aprender cómo aplicarse ellos mismos la epinefrina en caso de ser necesario.  Los auto-inyectores de epinefrina deben estar disponibles y ser de fácil acceso en las escuelas, guarderías o centros para el cuidado infantil y debe haber personal capacitado para actuar con rapidez en el caso de que se presente una reacción. Tenga presente, que las escuelas pudieran requerir instrucciones detalladas del médico del niño sobre cómo y cuándo usarla. Consulte:  Cómo administrar medicamentos en la escuela: consejos para los padres.

Qué hacer después de administrar epinefrina a un bebé o niño:

  • Anote la hora en que aplicó la epinefrina y  llame al 911  (o número de emergencia en su país). Pida una ambulancia que disponga de epinefrina. Dígale al personal de rescate a su llegada cuándo se aplicó la epinefrina por última vez.

  • Permanezca con el niño y aplique una segunda dosis de epinefrina si: los síntomas empeoran, continúan o no se mejoran en 5 minutos.

  • Mantenga al niño recostado en su espalda. Si el niño vomita o tiene problemas para respirar, mantenga al niño sobre uno de sus costados.

  • Puede darle otro medicamento que haya sido recetado (como, por ejemplo, el inhalador del niño/broncodilatador o un antihistamínico recetado por el médico, pero nunca debe dar otro medicamento en lugar de la epinefrina.

Muchas cosas pueden ocasionar una reacción alérgica severa.

Alérgenos comunes que pueden desencadenar/provocar anafilaxia

            Alimentos
  • Cacahuetes (maní)  es uno de los alimentos más comunes que causa alergias en los Estados Unidos. La American Academy of Pediatrics aconseja a los padres presentar (incorporar) alimentos que contienen maní después de que el bebé haya probado otros alimentos con bajo riesgo de provocar alergias, como una estrategia de prevención para los bebés con mayor riesgo

  • Leche

  • Huevos

  • Nueces de árbol como los nogales, pistachos, pacanas y anacardos.

  • Crustáceos (tales como el camarón, las langostas.

  • Pescados como el atún, salmón, bacalao (aunque, como en el caso del maní, hay cierta evidencia de que consumir pescado a una edad temprana puede ayudar a prevenir enfermedades alérgicas tales como el asma y el eczema (eccema).

Picaduras de insectos

  • Abejas

  • Avispas

  • Avispones

  • Avispas amarillas (chaqueta amarilla)

  • Hormigas rojas

Medicamentos
  • Los antibióticos y los medicamentos anticonvulsivos son algunos de los medicamentos más comunes que provocan anafilaxia. Sin embargo, cualquier medicamento, incluso la aspirina y otras drogas antinflamatorias no esteroides tienen el potencial de provocar reacciones severas.

Otros
  • En casos raros, la anafilaxia se puede relacionar con ciertos alimentos que se consumen antes de hacer ejercicio.

Manténgase preparado: tenga un plan de emergencia para tratar la anafilaxia.

Cualquier persona que esté a cargo del cuidado de un niño que sufra de alergias que pueden poner en riesgo su vida debe saber cómo identificar la anafilaxia, y saber cómo y cuándo administrar este tratamiento que puede salvar vidas (epinefrina). 

Si su niño corre un mayor riesgo de padecer alergias o ha tenido una reacción alérgica en el pasado, la American Academy of Pediatrics recomienda tener un  plan de emergencia para tratar las alergias y la anafilaxia (en inglés).  Su pediatra le puede ayudar y a su familia a implementar este plan con cualquier persona que esté a cargo del cuidado de su niño. 

Información adicional:

Última actualización
10/2/2019
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright @ 2019)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos