Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Las lesiones del plexo braquial en los niños

El plexo braquial es un conjunto complejo de nervios que se encuentra en la parte inferior del cuello, detrás de la clavícula. Estos son los nervios que proporcionan movimiento y sensibilidad a hombros, brazos, manos y muñecas.

¿Cómo puede un niño sufrir una lesión del plexo braquial?

Hay dos maneras en que los niños pueden sufrir una lesión del plexo braquial:

  • Durante el parto: una lesión del plexo braquial ocurre en 1,5 de cada 1000 nacimientos vivos. Con frecuencia, es causada cuando el cuello de un bebé se estira hacia un lado durante un parto difícil. Esta lesión provoca una pérdida parcial de la función sensorial o motora del brazo involucrado.

  • Traumatismo: las lesiones del plexo braquial traumáticas pueden ocurrir debido a accidentes de automóvil, bicicleta, vehículo todoterreno, deportes o una herida de cuchillo o arma de fuego. Las lesiones nerviosas tienen diversos grados de gravedad desde un estiramiento leve hasta la extracción de la raíz nerviosa de la médula espinal.

¿Cuáles son los síntomas de una lesión del plexo braquial?

El brazo de un niño puede parecer flácido o paralizado. Es posible que el niño no tenga control muscular ni sensibilidad en el hombro, el brazo, la mano o la muñeca.

¿Cómo se trata la lesión del plexo braquial?

La forma en que se produjo la lesión del plexo braquial puede afectar la evaluación y el tratamiento de tal lesión.

  • Si la lesión se produjo en el parto: la mayoría de los bebés con parálisis de nacimiento del plexo braquial son examinados con frecuencia para ver si los nervios se están recuperando. A menudo, se recomiendan ejercicios diarios de fisioterapia. Los padres tienen un papel activo en ayudar a su hijo a recuperar la máxima función del brazo afectado. Si no hay muchos cambios después de unos pocos meses, el pediatra puede recomendar más pruebas o un procedimiento quirúrgico.

  • Si la lesión se produjo en un accidente: si un objeto como un cuchillo ha penetrado en el plexo braquial y lo ha cortado, los pediatras generalmente recomendarán una cirugía para examinar la zona y ver si es necesario reparar los nervios.

Existen algunos tipos de lesiones del plexo braquial que no se pueden reparar con una cirugía. En estos casos, el cirujano del niño recomendará una combinación de fisioterapia y terapia ocupacional para restaurar la función del brazo del niño.

¿Cuánto tiempo dura la recuperación de una lesión o una cirugía del plexo braquial?

Las lesiones nerviosas de todo tipo tardan mucho tiempo en sanar. El tiempo de recuperación después de la lesión o cirugía de un nervio también depende del tipo de lesión.

  • Si los nervios solamente se estiraron sin dañarse: pueden demorar varios meses en recuperar su función completa.

  • Si los nervios se cortan o se dañan completamente: no van a sanar sin cirugía.

Después de la reparación de un nervio o una lesión, los nervios deben volver a crecer desde el sitio de la lesión. Esto se produce a una velocidad de aproximadamente una pulgada (2,5 cm) por mes. En el caso de una lesión del plexo braquial, estos nervios deben volver a crecer a lo largo del brazo hacia la mano. Durante la cicatrización de los nervios, un médico deberá examinar al niño con regularidad para realizar un seguimiento de su recuperación. La fisioterapia y la terapia ocupacional también son una parte importante del tratamiento después de una lesión del plexo braquial. Estas terapias ayudan a los niños a recuperar la máxima función posible.

¿Cuál es la perspectiva para los niños que han sufrido una lesión del plexo braquial?

Después de una lesión del plexo braquial, en ocasiones los niños no recobran la función plena de su hombro, brazo, mano o muñeca. Además, muchos niños siguen teniendo cierta debilidad y dolor. Los cirujanos a veces pueden utilizar otros músculos, tendones o nervios que funcionan correctamente para mejorar el funcionamiento. A medida que el niño crezca, su médico analizará diversas opciones y recomendaciones de tratamiento. Las visitas de seguimiento periódicas después de estas lesiones garantizan el mejor resultado posible.    

Información adicional:

Última actualización
9/27/2019
Fuente
Section on Plastic Surgery (Copyright © 2015 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos