Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida sana
Tamaño del texto

Más allá de los trocitos de pollo (nuggets): alternativas de alimentos ricos en proteínas para niños selectivos para comer

PorClaire McCarthy, MD, FAAP

Todos los padres quieren que sus niños tengan una dieta sana, y parte de esto es consumir suficiente proteína. En el caso de los niños selectivos para comer, esto puede ser algo difícil. Pero no debería serlo.

Los siguientes son datos sobre la proteína que quizá no conozca, y algunas ideas para facilitarle las horas de comida.

Cuando todo lo que su niño quiere comer es trocitos de pollo empanizado (nuggets):

Como pediatra, siempre hablo con los padres sobre los alimentos que consumen sus niños. Constantemente me doy cuenta que los padres se sienten frustrados y les preocupa el consumo de proteína de sus niños. "Todo lo que quiere comer son trocitos de pollo" es algo que escucho con frecuencia.

Cuando los bebés son muy pequeños no hay problema porque ellos toman leche materna o fórmula. Pero, a medida que crecen y llegan a la edad preescolar, ampliamos sus dietas, y es entonces cuando empezamos a preocuparnos ya que en la edad en la que están ampliando sus dietas es también la edad cuando se vuelven más independientes y obstinados. Es una lucha de poder que siempre termina con caprichos a la hora de comer.

Y así empieza el gusto por los trocitos de pollo empanizado(nuggets). No sé cuál es la fascinación que tienen que hace que a casi todos los niños les gusten tanto; quizá sea lo mismo que hace que las papitas a la francesa sean tan tentadoras. Algunos hasta se parecen a las papitas francesas. Y para muchas familias una vez que empiezan con el "hábito de los trocitos de pollo" no hay forma de volver atrás. Pero, aquí está el secreto: no hay necesidad de empezar con ese hábito. Y para aquellos que ya lo tienen, hay esperanza.

Por qué la proteína es una parte importante de la dieta de su niño: 

Cuando pensamos en proteína, pensamos en músculos; pero la proteína es un componente de muchas otras partes del cuerpo, tales como el cabello, los huesos, enzimas, piel y sangre. Nuestros cuerpos saben muy bien como reciclar y reutilizar las proteínas a medida que se desintegran, pero es necesario consumir algo de proteína en nuestras dietas.

Presentamos tres puntos importantes sobre la proteína que muchos padres desconocen:

1. Los niños no necesitan tanta proteína como usted puede creer. El cuerpo humano es extraordinario para reciclar.

            Tabla de alimentos diarios con proteína
            Recomendación diaria•
Niños y NIñas
2-3 años de edad
4-8 años de edad
Equivalentes a 2 onzas
Equivalentes a 4 onzas
Niñas
9-13 años de edad
14-18 años de edad
Equivalentes a 5 onzas
Equivalentes a 5 onzas
Niños varones
9-13 años de edad
14-18 años de edad
Equivalentes a 5 onzas
Equivalentes a 6 ½ onzas
Mujeres
19-30 años de edad
31-50 años de edad
51 + años de edad
Equivalentes a 5 ½ onzas
Equivalentes a 5 onzas
Hombres
19-30 años de edad
31-50 años de edad
51 + años de edad
Equivalentes a 6 ½ onzas
Equivalentes a 6 onzas
Equivalentes a 5½ onzas
*Estas cantidades son apropiadas para individuos que hacen ejercicio moderado menos de 30 minutos al día, fuera de las actividades normales del día. Las personas que son más activas pueden consumir más dentro de acuerdo con sus necesidades calóricas: Fuente: choosemyplate/gove/protein-foods (en inglés).


2. Si los niños toman las cantidad recomenda de leche de vaca, probablemente están consumiendo toda la proteína que necesitan. Cada onza de leche de vaca tiene 1 gramo de proteína (la leche de soja tiene casi lo mismo, pero no todas las leches de soja o a base de vegetales tienen esa cantidad).

               Cantidades recomendadas de leche de vaca por edad
                  Recomendación diaria
1-2 años de edad
24 onzas
2-3 años de edad
16 onzas
4-8 años de edad
 
20 onzas
9+ años de edad
24 onzas


Si compara esto con las cantidades recomendadas de proteína indicadas arriba, verá que solo con la leche puede satisfacer la necesidad de proteína de su niño hasta los 9 años. Esperamos que esto tranquilice a algunos padres. Después de los 9 años, es más posible que su hijo tenga la madurez suficiente para convencerlo de elegir alimentos saludables .

También es cierto que a algunos niños no les gusta la leche , y tomar más de la cantidad recomendada puede ocasionar estreñimiento o anemia (y algunas veces malos hábitos alimentarios cuando los niños quieren leche en lugar de otros alimentos). Lo que nos lleva al tercer punto...

3. Existen muchos otros alimentos además de la carne o leche de vaca que son fuentes de proteína y los puede incorporar a la hora de las comidas. Estos son algunos ejemplos de alimentos ricos en proteína.

  • Otros productos derivados de los animales. Salmón, barritas de pescado, huevos, carne fría de pavo, yogur, o queso mozzarella en hebras.

  • Frijoles y granos. Productos de soja, tales como la leche de soja o el tofu. (Incluso puede probar trocitos de soja en lugar de "pollo"). Las lentejas, mantequilla de nueces, hummus, avena y la pasta de trigo integral son otras opciones.

  • Verduras. Esta es otra razón para hacer que los niño se coman ¡sus verduras! Las arvejas (guisantes), el brócoli y hasta las papas tienen proteína. (No es que las papas sean la mejor verdura, pero es bueno saber que tienen algo de proteína).

Lo esencial:

Cuando se trata de añadir proteína a la dieta de su niño, no es necesario batallar tanto, o rendirse a que continúe con su dieta de trocitos de pollo (nuggets). Existen muchas formas de hacerlo, y con algo de creatividad y persistencia, su niño consumirá lo que él o ella necesitan.

  • No forme parte del club del plato limpio. No fuerce a sus niños a comerse algo solo porque deben terminarlo todo, porque esto no funciona bien (y todos la pasamos mal). Los niños no necesitan una comida equilibrada en cada comida del día, es importante lograr un equilibro en un día o dos.

  • Déjelo en el plato; o establezca la "regla de probar un bocado". Puede que tome varias veces antes de que el niño se de cuenta que algo sabe bien. ¡También ayuda cuando otros dan buen ejemplo, así que coman juntos lo más que le sea posible!

  • Cocine más comidas en casa. Por ejemplo, una pechuga de pollo empanado es más saludable que los trocitos de pollo de comida para llevar de los restaurantes. Los niños aprenden sobre diferentes alimentos y cómo leer las etiquetas de los productos cuando toman parte en la compra y preparación de las comidas, lo que los hace adultos más sanos. Les ofrecemos a continuación cinco sugerencias para cocinar con sus hijos.

Si nada le está funcionando, o si le preocupa la dieta de su hijo, llame a su médico.

Y, lo que es cierto es que los caprichos a la hora de comer son una etapa pasajera. Sin embargo, es importante que hable con su pediatra de cualquier preocupación que tenga para encontrar soluciones juntos.

Información adicional:

Sobre la Dra. McCarthy:

Claire_McCarthyLa doctora Claire McCarthy, MD, FAAP es pediatra de medicina primaria en el Hospital Infantil de Boston, profesora auxiliar de atención pediátrica en la Universidad de Medicina de Harvard, editora veterana de las Publicaciones de Salud de Harvard, y portavoz oficial de la American Academy of Pediatrics. La doctora escribe sobre la salud y la crianza para el Harvard Health Blog, el Huffington Post y muchas otras publicaciones en línea e impresas.

 


 

Última actualización
3/25/2020
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2019)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos