Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida sana
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

¿Anestesia o sedación para el tratamiento odontológico de su hijo?

Por: Rita Agarwal, MD, FAAP y James Tom, DDS, MS

Los niños pequeños con dolor dental o infecciones odontológicas necesitan tratamiento a cualquier edad; a veces esto significa que su hijo debe someterse a anestesia general o sedación. Por supuesto, esto puede ocurrir por muchos motivos. Algunos procedimientos dentales requerirán que su hijo se acueste totalmente inmóvil, tal vez haya mucho para arreglar, o tal vez le asuste el ruido del torno. El objetivo es brindar siempre el tratamiento más seguro e indoloro.

¿Qué tan segura es la anestesia o la sedación en los procedimientos odontológicos para niños?

En 2016, la American Academy of Pediatrics (AAP) y la American Academy of Pediatric Dentistry (AAPD, Academia de Odontología Pediátrica de los Estados Unidos) publicaron un informe clínico con pautas actualizadas para los dentistas y cirujanos orales que deberán seguirse al proporcionar sedación o anestesia a los niños.

La siguiente información proporciona un panorama general de los varios tipos de sedación y anestesia. Es importante que los padres conozcan sus opciones. Hable con el dentista o el cirujano oral de su hijo acerca del tipo de sedación o anestesia que recomienda (y que practica habitualmente) para el trabajo dental de su hijo antes de la cita.  

Tipos de sedación y anestesia que se usan en niños: conozca sus opciones:

  • Óxido nitroso: Este es un sedante leve y el menos invasivo. Suele conocerse como "gas de las risas" o "gas hilarante". Los niños lo respiran con un poco de oxígeno. Por lo general no se duermen, pero la mayoría se sienten más relajados. Muchos se sentirán atontados y mareados, y a algunos no les gusta la sensación.  

  • Sedación leve: Este medicamento (o combinación de medicamentos) se suele usar en niños más grandes y en adultos. Su hijo estará tranquilo y despierto, y a veces podrá hacer lo que el dentista o el cirujano le pidan que haga. Después del procedimiento, puede que su hijo ni siquiera recuerde cosas sobre la consulta odontológica. Los dentistas y cirujanos orales pueden administrar estos medicamentos en forma segura mientras hacen su trabajo, porque su hijo permanecerá despierto.

  • Sedación moderada: Bajo la sedación moderada los niños están más adormecidos, pero por lo general pueden hacer lo que el dentista o cirujano les piden que haga. Respiran por sí solos y, en general, se despiertan con facilidad. La mayoría de los niños no recuerdan nada sobre el procedimiento. Los dentistas y cirujanos orales pueden administrar estos medicamentos en forma segura mientras hacen su trabajo.

  • Sedación profunda: Esto implica la administración de medicamentos por vía intravenosa (IV) para ayudar a que su hijo duerma durante el procedimiento. Si bien es probable que su hijo se mueva un poco y que a veces haga ruidos, no podrá respirar bien por sí solo. Siempre tendrá que haber al menos un profesional calificado adicional (consulte la lista Quién es quién, a continuación) que pueda controlar la frecuencia cardíaca, el ritmo cardíaco, la presión arterial, la saturación de oxígeno (respiración) durante el procedimiento y hasta que se despierte. Este profesional también puede determinar cuándo su hijo está listo para irse a casa.

  • Anestesia general: Bajo anestesia general, su hijo estará totalmente dormido y sin dolor. Los profesionales específicamente capacitados para manejar la anestesia (médicos, dentistas o enfermeros anestesistas certificados) administrarán medicamentos y controlarán a su hijo mientras el dentista o el cirujano oral realizan el procedimiento o la cirugía. La anestesia se puede administrar en un consultorio odontológico que esté especialmente equipado, un centro quirúrgico ambulatorio o un hospital.

Los profesionales que administran medicamentos durante procedimientos odontológicos en los niños:

Quién es quien

Después de hablar sobre las opciones para sedación y anestesia con el dentista o el cirujano oral de su hijo, averigüe exactamente quién le administrará los medicamentos y quién estará supervisando a su hijo durante el procedimiento odontológico.

Este es un panorama general de los varios profesionales médicos y odontológicos que podrían estar involucrados en el procedimiento odontológico de su hijo. El conocimiento es poder: familiarícese con la lista que se incluye a continuación.

Nota: La AAP y la AAPD recomiendan que haya profesionales especializados en el manejo de anestesia junto a su hijo mientras el dentista o el cirujano oral se concentran en el procedimiento. Esta persona administrará y controlará la sedación profunda y la anestesia general mientras el dentista o cirujano oral realizan la cirugía odontológica a su hijo. También puede que haya otros profesionales presentes para ayudar con la sedación profunda y la anestesia general o con la cirugía dental.

  • Dentista general: Ha terminado la universidad, la facultad de odontología y aprobado todos los exámenes pertinentes a través de una Junta Odontológica estatal. Un dentista general también cuenta con una licencia odontológica emitida en su estado.

  • Dentista pediátrico: Ha terminado toda la capacitación antemencionada, tiene licencia de dentista general y completó una residencia odontológica pediátrica (que suele durar entre 2 y 3 años). La capacitación en sedación pediátrica está incluida en la capacitación de la residencia. Los dentistas pediátricos pueden tener una certificación de la junta luego de dar y aprobar un examen nacional.

  • Cirujano oral y maxilofacial: Después de la facultad de odontología, completa una residencia en cirugía oral y maxilofacial (que dura de 4 a 6 años). La mayoría de los cirujanos orales y maxilofaciales cuentan con una licencia odontológica y algunos, además, tienen también una licencia médica. Además, algunos obtienen un permiso para administrar anestesia general de una Junta Odontológica estatal. Los cirujanos orales y maxilofaciales pueden tener una certificación de la junta luego de dar y aprobar un examen nacional.

  • Anestesista: Es un médico o dentista que completa una residencia de anestesiología de 3 a 5 años de duración después de la facultad de medicina o de odontología y aprueba todos los exámenes correspondientes. Los anestesistas pueden administrar anestesia para procedimientos odontológicos y cirugías orales y puede que tengan la autorización de una Junta Odontológica estatal para administrar anestesia en un consultorio odontológico. Los anestesistas médicos y dentistas pueden tener capacitación especializada para tratar niños, y pueden tener una certificación de la junta si tomaron un examen nacional y lo aprobaron.

  • Enfermero anestesista: Es un enfermero profesional que completa un programa de 2 años después de la escuela de enfermería y tiene experiencia clínica adicional. En algunos estados, los enfermeros anestesistas pueden administrar anestesia en un consultorio odontológico sin supervisión de un dentista o un médico.

  • Higienista dental: Se completa el diploma en higiene dental después de cursar la carrera durante 2 años, después de terminar la preparatoria; por lo general es un Título intermedio. Algunos higienistas dentales tienen educación y capacitación adicionales, como una Licenciatura. Obtienen la licencia en su estado y pueden administrar anestesia local (inyecciones adormecedoras) en la boca.

  • Asistente dental: No se necesita capacitación formal. La capacitación puede ocurrir "mientras trabaja". También existen programas de certificación de entre 10 y 12 meses de duración. Los asistentes dentales deben estar registrados por su junta odontológica estatal.

  • Asistente de sedación odontológica: Los requisitos varían según el estado, pero el asistente de sedación odontológica puede obtener un certificado que le permita ayudar a cuidar pacientes anestesiados. Los certificados se pueden obtener mediante un programa de educación por internet o un programa educativo presencial aprobado. No obstante, los asistentes dentales no pueden administrar sedación ni medicamentos de rescate por sí solos en un consultorio odontológico.

Información adicional

Sobre la Dra. Agarwal:

Rita Agarwal MD, FAAP es profesora clínica de Anestesiología en Stanford y anestesista pediátrica practicante en el Hospital Infantil de Stanford. Estudió medicina en Facultad de Medicina de Baylor, donde también hizo su residencia. La especialización en anestesiología pediátrica la realizó en Hospital Infantil de Denver. La Dra. Agarwal pasó más de 20 años en el Hospital Infantil de Colorado, donde fue directora del Programa de Anestesia Pediátrica, ex directora del Servicio de Dolor Agudo. Dentro de la American Academy of Pediatrics, es presidenta de la sección de Anestesiología y Medicina del Dolor.

Sobre el Dr. Tom:

James Tom, DDS, MS es el actual presidente de la Sociedad Estadounidense de Anestesistas Odontólogos (American Society of Dentist Anesthesiologists) y ocupa un cargo de profesor adjunto de Odontología Clínica, a tiempo completo, en la Facultad de Odontología Herman Ostrow de la USC. Completó su educación odontológica en la USC y su residencia de anestesiología en la Universidad el Estado de Ohio (Ohio State University). El Dr. Tom representó a los odontólogos y anestesistas odontólogos en el Grupo de trabajo de la Sociedad Estadounidense de Anestesistas (American Society of Anesthesiologists) en la revisión de Practice Guidelines for Procedural Moderate Sedation and Analgesia, en inglés. (Pautas de práctica para sedación moderada y analgesia durante procedimientos). Además, mantiene el cargo de editor adjunto de Anesthesia Progress: A Journal for Pain and Anxiety Control in Dentistry, en inglés. (Evolución de la anestesia: diario sobre el dolor y el control de ansiedad en odontología).

​ 

Última actualización
2/23/2018
Fuente
Section on Anesthesiology and Pain Medicine & Section on Oral Health (Copyright © 2017 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest