Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida sana
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Selladores dentales para niños

Los selladores son una forma fácil y rápida de proteger los dientes de su hijo, y actúan como barreras para las zonas propensas a las caries. Generalmente se aplican en la superficie de masticación de los dientes posteriores y a veces se usan para cubrir fosas y surcos. Los selladores pueden beneficiar tanto a los dientes de leche como a los dientes permanentes.

Los cepillos de dientes no pueden llegar a todos lados

Un cepillado cuidadoso y el uso del hilo dental ayudan a eliminar las partículas de alimentos y la placa de las superficies lisas de los dientes. Pero las cerdas del cepillo de dientes no pueden llegar completamente a todas las depresiones y todos los surcos para extraer la comida y la placa. Los selladores protegen estas áreas vulnerables "sellándolas" y protegiéndolas contra la placa y la comida.

Información sobre los selladores

Su dentista puede aplicar los selladores con facilidad. El sellador se coloca sobre el esmalte dental, donde se fija directamente al diente y se endurece. Esta resina plástica penetra las depresiones y los surcos (fosas y fisuras) de las superficies de masticación de los dientes posteriores. El sellador actúa como una barrera, protegiendo el esmalte de la placa y los ácidos. Mientras el sellador permanezca intacto, la superficie del diente estará protegida de las caries. Los selladores resisten bien la fuerza de la masticación normal y pueden durar varios años antes de que sea necesario una nueva aplicación. Durante sus visitas odontológicas regulares, el dentista evaluará el estado de los selladores y volverá a aplicarlos cuando sea necesario.

La probabilidad de desarrollar caries en fosas y fisuras comienza en los primeros años de la vida, por lo que los niños y los adolescentes claramente son candidatos a tenerlas. Pero los adultos también pueden beneficiarse de los selladores.

Ingredientes claves para evitar la caries dental y mantener una boca sana:

  • Cepillarse dos veces al día con una pasta dental con flúor aceptada por la ADA (Asociación Odontológica de los Estados Unidos).
  • Limpiar entre los dientes diariamente con hilo dental u otro limpiador interdental.
  • Tener una dieta balanceada y limitar los refrigerios/golosinas dulces.
  • Visitar al dentista con regularidad.

Pregúntele a su dentista si los selladores pueden ser beneficiosos para su hijo.

Información adicional:

Última actualización
8/16/2017
Fuente
Adapted from MouthHealthy.org (Copyright © 2013 American Dental Association)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest