Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida sana
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Barniz de flúor: lo que los padres deben saber

Los dientes y las encías sanas son importantes para la salud general de su niño. Por esta razón su médico hablará con usted sobre los buenos hábitos de higiene dental incluso antes de que le salga el primer diente a su niño.  

Una vez que su niño tenga un diente, su médico podría recomendarle un tratamiento con barniz de flúor en el consultorio del pediatra para ayudar a previenen la caries. Esto lo pueden hacer de 2 a 4 veces al año. El número de tratamientos depende de la probabilidad que tenga su niño de sufrir de caries dental.  

Los pediatras están entrenados para aplicar el barniz de flúor debido a que muchos niños pequeños que ven en su consultorio no tienen acceso a un dentista hasta que están más grandes. Si su niño va a un dentista cuando es pequeño, como lo recomienda la American Academy of Pediatrics, el barniz de flúor se puede aplicar en el consultorio del dentista. 

A continuación le brindamos más información de la American Academy of Pediatrics sobre el barniz de flúor. 

¿Qué es el barniz de flúor o fluoruro?

El barniz de flúor es un tratamiento para los dientes que puede ayudar a prevenir las caries, a reducirlas o a evitar que se empeoren. El barniz de flúor se hace con fluoruro, un mineral que puede fortalecer el esmalte dental  (la capa externa de los dientes).  

Tenga presente que los tratamientos con barniz de flúor no pueden prevenir del todo las caries. Los tratamientos con barniz de flúor pueden prevenir mejor las caries cuando el niño también se cepilla los dientes, usa la cantidad apropiada de pasta dental con fluoruro, utiliza la seda dental de forma habitual, visita al dentista con regularidad y lleva una dieta sana.  

¿Es seguro el barniz de flúor?

El barniz de flúor es seguro y lo usan los dentistas y médicos en todo el mundo para ayudar a prevenir la caries dental en los niños. Solamente se utiliza una pequeña cantidad y no se ingiere casi nada de fluoruro. Este se aplica y se endurece rápidamente. Luego se cae de 4 a 12 horas después.  

Algunas marcas de barniz de flúor amarillean los dientes. Otras marcas opacan los dientes. Sin embargo, el color natural de los dientes de sus niños vuelva a la normalidad después de que el barniz de flúor se cae o desaparece. A la mayoría de los niños les gusta el sabor del barniz de flúor. 

¿Cómo se aplica el barniz de flúor en los dientes?

El barniz de flúor se pinta con un pequeño pincel/escobilla en la superficie y a los lados de cada diente.  Es pegajoso pero se endurece cuando entra en contacto con la saliva. Su niño podría sentir el barniz endurecido en los dientes con su lengua, pero no podrá quitárselo con ella.  

Cuando el barniz de flúor se aplica no duele. Sin embargo, es posible que los niños más pequeños lloren durante el procedimiento. Afortunadamente, aplicar el barniz sólo toma algunos minutos. También es cierto que aplicar el barniz cuando un niño está llorando es más fácil ya que su boca estará ligeramente abierta.  

Le podrían pedir que sostenga a su niño en su regazo mientras usted está sentada y tocando rodillas con la persona que aplica el barniz. 

¿Qué debo hacer para cuidar los dientes de mi niño después de la aplicación del barniz de flúor?

Aquí le brindamos algunas pautas generales para cuidar los dientes de su niño después de la aplicación del barniz. Verifique con el médico de su niño para ver si debe seguir algunas instrucciones en particular. 

  • Su niño puede comer y beber tan pronto como se le aplique el barniz de flúor. Solamente procure darle alimentos blandos y alimentos o bebidas fías o templadas (no calientes).
  • No cepille los dientes o utilice la seda dental por lo menos por 4 a 6 horas. El médico de su niño le podría decir que espere hasta el día siguiente por la mañana para cepillar o usar la seda o el hilo dental. Recuérdele a su niño que debe escupir después del enjuague, si sabe cómo hacerlo.

Recuerde:

Los pasos para una buena salud dental incluyen: 

  • Visitas regulares a un dentista entrenado para tratar a los niños pequeños
  • Obtener suficiente fluoruro
  • Cepillarse con regularidad y usar la seda o el hilo dental  
  • Comer adecuadamente

La American Academy of Pediatrics recomienda que se le hagan pruebas de detección de problemas dentales a todos los bebés antes de los 6 meses de edad. Los bebés con alto riesgo de sufrir caries dentales a una temprana edad deben ser referidos a un dentista tan pronto como cumplan 6 meses o a más tardar 6 meses después de que les salga el primer diente o cuando cumplan 12 meses de edad (lo que ocurra primero) para establecer su  hogar médico dental Todos los niños deben de tener su hogar médico dental establecido para cuando cumplen los 12 meses de edad. 

Información adicional:

Última actualización
5/15/2015
Fuente
Fluoride Varnish Can Help Prevent Tooth Decay (Copyright © 2015 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest