Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida sana
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Datos sobre la flourosis: guía para padres y cuidadores

​El fluoruro es un mineral importante para todos los niños. En la boca hay bacterias que se combinan con los azúcares de los alimentos que comemos y las bebidas que tomamos. El ácido producido daña el esmalte dental y es perjudicial para los dientes. El fluoruro protege los dientes e, incluso, puede ayudar a revertir signos tempranos de caries. Pero la mayor disponibilidad de fluoruro en la actualidad ha provocado el aumento de una afección llamada fluorosis dental.

¿Qué es la fluorosis dental?​

La fluorosis dental es un cambio en el aspecto de la superficie esmaltada del diente. Los tipos más comunes no afectan la función del diente y no causan dolor.​

La mayor parte de la fluorosis dental es muy leve o leve. Las formas leves de la fluorosis aparecen como marcas blancas similares al encaje sobre el esmalte del diente y son difíciles de ver con un ojo no entrenado.

Hay pocos casos de fluorosis que se clasifican como moderados. La fluorosis moderada tiene el mismo aspecto que la leve pero cubre una mayor parte del diente.

En casos poco comunes, la fluorosis se describe como grave. Cuando la fluorosis es grave, el esmalte puede tener picaduras y manchas marrones.

¿Qué causa la fluorosis dental?​

La fluorosis dental es causada por el consumo de una cantidad excesiva de fluoruro durante el período en que los dientes se están formando pero antes de que aparezcan en la boca. Esto sucede antes de los 8 años de edad. Para evitar esta posibilidad, supervise el cepillado dental de manera que los niños no usen demasiada pasta dental o enjuague bucal y aprendan a escupir, no ingerirlos.

¿Cuánto fluoruro debe recibir mi hijo para proteger sus dientes sin correr riesgo de fluorosis?​

Los niños que consumen una dieta típica, beben agua fluorada y usan productos dentales con fluoruro de forma correcta recibirán el fluoruro que necesitan para tener dientes sanos. No es necesario controlar el consumo de agua o alimentos, ya que su hijo ingiere bajos niveles de fluoruro de estas fuentes. Los padres deben asegurarse de que los niños no ingieran la pasta dental o el enjuague bucal, que contienen cantidades más concentradas de este importante mineral.

¿Cómo sé si mi hijo tiene fluorosis dental?​

Dado que hay muchas causas posibles de cambios en el aspecto de los dientes, probablemente quiera consultar a un dentista profesional para que examine los dientes de su hijo y determine si tiene fluorosis u otros problemas. American Academy of Pediatrics recomienda que todos los niños comiencen con visitas regulares al dentista cuando cumplan su primer año de edad. Pregunte en el consultorio de su pediatra si ofrecen referidos.

Fuentes de fluoruro​

  • Bebidas, incluida agua de grifo fluorada
  • Alimento​s procesados con agua fluorada
  • Pasta dental y otros productos para el cuidado bucal
  • Suplementos de fluoruro y fluoruro tópico

¿Cómo protejo los dientes de mi hijo sin causar fluorosis?​

Aquí detallamos tres cosas que usted puede hacer:​

Siga estas pautas sobre el uso apropiado de productos dentales, como la pasta dental. Los niños menores de 6 años deben evitar el uso del enjuague bucal.

  • Los niños menores de 3 años deben  usar muy  poca  cantidad de pasta  dental con fluoruro.
  • Limite el cepillado dental a 2 veces por  día para este grupo de edad.
  • Los niños de entre  3 y 6 años deben  usar una cantidad un poco más grande de pasta  dental con fluoruro, del tamaño de un guisante.
  • Supervise y ayude  a los niños pequeños a cepillarse los dientes. Como  la mayoría de los niños pequeños ingieren agua por  instinto, debe  alentarlos a escupir el exceso  de pasta dental, pero  no enjuagarse con agua.
  • Mantenga todos los productos dentales fuera del alcance  de niños pequeños para evitar la ingestión accidental.

Determine si su principal Fuente de agua está fluorada.

  • Para obtener información sobre  agua de pozo,  consulte  Private Well  Water & Fluoride. (Pozo de agua propio). Sitio web en inglés.
  • La mayor parte del agua embotellada en los Estados Unidos  no contiene un óptimo nivel de fluoruro.
  • Si el agua que consume no está fluorada, hable con el médico o el dentista de su hijo sobre  las maneras de asegurarse de que su familia esté recibiendo la cantidad suficiente de fluoruro de otras  fuentes.
Comience las visitas  regulares al dentista cuando su hijo cumpla 1 año de edad. Si aún no tiene  un dentista, el médico de su hijo puede  remitirlo a un centro odontológico. El médico también puede  examinar los dientes de su hijo, hablar  con usted sobre  cómo cuidar la salud bucal  de su hijo y asegurarse de que esté recibiendo la cantidad suficiente de fluoruro.

 

¿Qué sucede con la fórmula para bebés?​

Según la American Dental  Association, es seguro mezclar fórmula para bebés con agua fluorada.

¡No todos los azúcares son dulces!​

Los alimentos con almidón, que incluyen bocadillos que a los niños les encantan como pretzels, galletas saladas y papitas fritas,  contienen azúcares ¡y los azúcares contribuyen a la formación de caries dentales.

Limite los refrigerios dulces y salados, y ofrezca agua en lugar de bebidas endulzadas como gaseosas y jugos.

Información adicional:​

Última actualización
8/26/2014
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2014)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest