Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida sana
Tamaño del texto

Esquí y surf de nieve: seguridad en las pendientes de principiantes y después

Por: Samuel S. Schimelpfenig, MD, FAAP

A medida que los deportes de invierno ganan popularidad, a más niños les entusiasma aprender a esquiar y a hacer surf de nieve (deslizamiento en la nieve sobre tabla). Antes de que su hijo se dirija a las pendientes, asegúrese de que esté listo.

¿Qué tan pronto puede mi hijo aprender a esquiar o a practicar el surf de nieve?

Algunos de los factores a considerar antes de inscribirlos para recibir lecciones de esquí o de surf de nieve son la edad, la fuerza y la capacidad de cooperación del niño. Los instructores calificados a menudo pueden ayudar a los padres a determinar si su hijo está listo para estos deportes. La mayoría de los centros de esquí empiezan a enseñar a los 4 años. Aunque se fabrican tablas de surf de nieve para niños menores de 5 años, algunos centros de esquí no enseñan el deslizamiento en tabla a niños menores de 7 años.

Seguridad en las pendientes:

Cualquiera que practique esquí o surf de nieve debe seguir estas importantes medidas de seguridad para reducir le riesgo de lesiones en las pendientes:

  • Técnica y destrezas. Un punto clave para la seguridad en el esquí y el surf de nieve es el control. Para tener un buen control, un niño debe aprender las destrezas adecuadas, estar consciente de los demás en las pendientes y saber cuándo ajustarse a las cambiantes condiciones de la nieve. También es importante aprender a caer en forma segura. Los instructores calificados y las clases específicas para la edad pueden ayudar a que los niños desarrollen estas destrezas.

  • Equipo. Practicar con el equipo y los accesorios apropiados en la casa y en el patio trasero puede hacer más fácil la transición a las pendientes. El equipo de seguridad debe ajustarse bien y debe mantenerse en buen estado.

    • Esquís y tablas para nieve. Las correas o ribetes deben ajustarse correctamente. Los profesionales que venden o alquilan el equipo pueden ayudarle a elegir el tamaño y ajuste apropiado.

    • Cascos. Utilice solamente cascos diseñados específicamente para el esquí o el surf de nieve. Estos deben ser medidos y ajustados profesionalmente a la medida del niño.

    • Equipo para proteger los ojos. La protección para los ojos es importante para reducir el resplandor y el reflejo de la nieve. Las gafas de protección deben ajustarse bien con el casco que se va a usar. Deben estar fabricadas de policarbonato o un material similar que cumpla con las normas de la American Society for Testing and Materials, ASTM (en inglés).

    • Muñequeras y rodilleras. Usar muñequeras y rodilleras es una buena forma de ayudar a prevenir hematomas y fracturas mientras se practica el surf de nieve.

    • Capas sobre capas. Use varias capas de ropa fina para mantenerse caliente y seco: capas de ropa interior sintética para evitar la humedad sobre la piel, capas medias aislantes, y una capa externa impermeable y a prueba del viento. Poder agregar o quitar capas a medida que cambian las condiciones climáticas ayuda a evitar el sobrecalentamiento o la hipotermia.

    • Protección contra el sol. Los protectores solares y el bálsamo para los labios con bloqueador solar no solo son necesarios durante el verano. La altitud y el resplandor de la nieve hacen más posible el daño a la piel producido por el sol. El protector solar  y el bálsamo para los labios con bloqueador solar pueden ayudar a evitar las quemaduras de sol.

  • En forma y con "combustible". Esquiar y practicar el surf de nieve representan una gran diversión... y esfuerzo. Tener un buen estado físico y mantenerse bien hidratado evitan la fatiga y la deshidratación, que pueden ocasionar pérdida del control y lesiones. Planifique descansos para comer refrigerios y tomar agua durante un día en las laderas. Los ejercicios específicos para desarrollar los músculos, la fuerza y la resistencia también pueden ayudar.

  • Pendiente de la curva de aprendizaje. Cualquiera que esté aprendiendo a esquiar o a deslizarse en tabla debería mantenerse en las pendientes que sean mejores para su nivel de destreza. Si se encuentran en una pendiente que es demasiado difícil, asegúrese de que sepan cómo quitarse (zafarse) el equipo y bajar evitando la pendiente.

  • Compañeros de nieve. Los niños nunca deberían esquiar ni deslizarse en tabla en la nieve solos. Los niños más pequeños necesitan la supervisión de los adultos, y los adolescentes o adultos jóvenes deben tener un compañero con ellos.

Conozca el código:

La Asociación Nacional de las Zonas para Esquiar (National Ski Areas Association – en inglés) también cuenta con un código de responsabilidad o "reglas de la pendiente" para ayudar a mantener seguros a los que esquían y se deslizan por la nieve en tabla, que por lo general se publican en los centros de esquí. Es bueno leerlo y hablar sobre ello con su hijo:

  • Permanezca siempre en control para poder frenar o evitar a otras personas u objetos.

  • Las personas que van adelante de usted tienen el derecho de paso. Es su responsabilidad esquivarlos.

  • No debe detenerse donde pueda obstruir el sendero o si no lo pueden ver desde arriba.

  • Siempre que comience el descenso cuesta abajo o entre a un sendero, mire arriba de la montaña y ceda el paso a los demás.

  • Siempre use dispositivos que le ayuden a esquivar equipo suelto.

  • Cumpla con todas las señales y advertencias indicadas. Manténgase alejado de los senderos y zonas cerradas.

  • Antes de usar cualquier telesquí, debe tener conocimiento y habilidad para montarse, hacer el recorrido y bajarse con seguridad.

Lesiones comunes:

Especialmente como el esquí y el deslizamiento en tabla pendiente abajo implican altas velocidades, pueden ocurrir lesiones. Las torceduras y los huesos rotos son las más comunes y pueden suceder por caídas o por chocar contra objetos en las pendientes. Si bien son poco comunes, también pueden ocurrir lesiones potencialmente mortales en ambos deportes.

Lesiones en las extremidades superiores

Caerse sobre una mano extendida o sobre el hombro es una lesión común para los que practican el surf de nieve. Para las lesiones leves el tratamiento debería incluir el protocolo: descanso, hielo, compresión y elevación, DHCE (RICE, por sus siglas en inglés). Un dolor grave que haga que sea difícil moverse o continuar esquiando o deslizándose en la tabla podría ser señal de un hueso roto o articulación dislocada. Llame a la patrulla de esquí para obtener ayuda.

Lesiones en las extremidades inferiores

Las lesiones en las piernas pueden suceder por una caída, colisión o choque. Asegúrese de que los cierres de las botas estén ajustados correctamente de modo que se suelten como corresponde durante una caída. Las torceduras de rodilla pueden ser provocadas por esquiar fuera de control o caerse del telesquí.

Las torceduras menores pueden tratarse con el protocolo DHCE. Las lesiones graves, como una rotura del ligamento cruzado anterior, por lo general necesitarán la ayuda de la patrulla de esquí para acudir a un centro médico. Los esquiadores o los que estén practicando el surf de nieve y tenga mucha hinchazón, dolor que no se va, y dificultad para caminar y mover la rodilla deben consultar a un médico lo antes posible.

Lesiones en la cabeza

Los choques y colisiones a alta velocidad pueden causar graves lesiones en la cabeza y el cuello. Los cascos hacen que el deporte sea más seguro pero no previenen todas las lesiones. Recuerde, los cascos deben ser del tamaño adecuado y deben usarse correctamente para que funcionen bien.

Una conmoción cerebral es cualquier lesión en el cerebro. Los signos y síntomas de una conmoción cerebral, tales como dolor de cabeza, náuseas, mareos, confusión y problemas de visión, por lo general se notan de inmediato pero pueden aparecer en forma tardía. En la mayoría de las conmociones cerebrales, el niño no se desmaya o queda inconsciente. Regresar a una actividad demasiado pronto después de una concusión puede conducir a otra conmoción cerebral más grave o incluso a la muerte si ocurre otra lesión en la cabeza.

Todas las conmociones cerebrales son graves, y una persona de la que se sospecha tiene una conmoción no debe regresar al juego (en este caso, a las pendientes) hasta que vea a un médico.

Recuerde:

Cuando su hijo aprende un deporte nuevo, se espera que sea una experiencia divertida que quiera repetir. Cumplir con las reglas de seguridad y usar el equipo adecuado para evitar lesiones ayudará a que esto se haga realidad. Esquiar o practicar el surf de nieve dentro de sus límites, conocer las reglas de la pendiente, estar consciente de lo que lo rodea y cuidarse unos a otros. Si es posible, intente sacar el tiempo para esquiar o practicar surf de nieve con sus hijos. Les encantará la escuela de esquí, ¡pero en realidad les encantará pasar tiempo con usted mostrándole lo que han aprendido!

Información adicional:

 Sobre el Dr. Schimelpfenig:

Samuel S. Schimelpfenig, MD, FAAP es un pediatra que se especializa en medicina del deporte pediátrica y de adolescentes. Ejerce en Sioux Falls, SD. Dentro de la American Academy of Pediatrics, el Dr. Schimelpfenig es miembro del Consejo de Medicina del Deporte y Buen Estado Físico.

Última actualización
11/13/2019
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2018)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos