Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida sana
Tamaño del texto

Polo acuático

​El polo acuático es un deporte intenso que requiere que los atletas se mantengan a flote y naden durante largos períodos. Hay una versión para atletas más jóvenes que les permite estar de pie en agua más llana o sostenerse a un lado de la piscina, pero esto es ilícito en el polo acuático de competencia.

Las lesiones agudas y por esfuerzo repetitivo son comunes en el polo acuático. Las lesiones agudas suelen ocurrir cuando se marca a un jugador o se lucha para obtener la pelota. Las lesiones por esfuerzo repetitivo suelen ser el resultado de movimientos reiterados de natación y lanzamiento y para mantenerse a flote. Tal como ocurre con muchos deportes, el riesgo de lesión aumenta con la edad debido al estilo de juego, las fuerzas de contacto y la talla de los atletas. No obstante es posible reducir el riesgo de lesiones.

La siguiente es información de la American Academy of Pediatrics (AAP) sobre cómo prevenir las lesiones de polo acuático. También se incluye una descripción general de las lesiones comunes.

Prevención de lesiones y consejos de seguridad

  • Examen físico para deporte. Los atletas deben hacerse una evaluación física antes de participar para asegurarse de que están listos para comenzar el deporte con seguridad. El mejor momento para esta evaluación es alrededor de 4 a 6 semanas antes de comenzar la temporada. Los atletas también deben ver a sus médicos para controles del niño sano de rutina.

  • Estado físico. Los atletas deben mantener un buen nivel de estado físico durante la temporada y fuera de la temporada. El entrenamiento de pretemporada debe dar tiempo para el acondicionamiento general y el acondicionamiento específico del deporte. Los atletas con poca resistencia corren más riesgo de lastimarse tanto dentro como fuera del agua. También es importante hacer ejercicios adecuados de calentamiento y enfriamiento.

  • Técnica. Los atletas deben aprender y poner en práctica técnicas seguras para ejecutar las destrezas que sean esenciales a su deporte. Los atletas deben estar seguros de su capacidad para nadar en espacios cerrados donde hay otras personas. De no ser así, deben comenzar a jugar en el extremo llano, por si necesitaran ponerse de pie. Los atletas deben trabajar con entrenadores e instructores deportivos para lograr la técnica adecuada.

  • Equipo. El equipo de seguridad debe ajustarse bien y debe mantenerse en buen estado.

    • Gorras para polo acuático con orejeras para reducir el riesgo de lesiones en las orejas.

    • Protectores bucales.

    • Gafas para natación.

    • Protección contra el sol (pantalla solar/protector solar, bálsamo para los labios con bloqueador solar) cuando estén nadando al aire libre.

  • Entorno. El agua de la piscina debe ser controlada por las personas encargadas del mantenimiento de la piscina. El exceso de productos químicos y cloro podrían causar irritación en los ojos y sarpullido en la piel. Si se juega en agua fría existe el riesgo de episodios de hipotermia.

  • Reglas. El polo acuático puede ser muy rudo. Gran parte del "contacto" ocurre debajo del agua, donde los árbitros no pueden ver bien. Estas faltas suelen pasarse por alto y provocar lesiones. Los padres y los entrenadores deben fomentar el buen espíritu deportivo y el juego limpio. Por ejemplo, los atletas jamás deben hundir a un oponente en el agua.

  • Plan de emergencia. Los equipos deben elaborar y practicar un plan de emergencia para que los integrantes conozcan cuál es su rol en situaciones de emergencia tanto dentro como fuera del agua. El plan incluiría primeros auxilios e información sobre contactos de emergencia. Todos los miembros del equipo deberían recibir una copia escrita en cada temporada. Además, los padres también deben estar familiarizados con el plan y revisarlo junto a sus hijos.

Lesiones comunes

Lesiones en los ojos

Las lesiones en los ojos ocurren comúnmente en los deportes que involucran pelotas pero también pueden ser provocadas por un dedo en el ojo. Cualquier lesión que afecte la vista o se asocie con hinchazón o sangre dentro del ojo debe ser evaluada por un oftalmólogo. Los jugadores de polo acuático deben usar gafas para natación durante la práctica y en la competencia. La AAP recomienda que los niños que participan en deportes organizados usen el equipo de protección ocular adecuado.

Lesiones en la cabeza

Las conmociones cerebrales suelen suceder cuando el atleta golpea a otro en la cabeza (por lo general con el codo). Una conmoción cerebral es cualquier lesión en el cerebro que interfiere en el funcionamiento normal del cerebro de forma temporal o permanente.

Los signos y síntomas de una conmoción cerebral varían desde sutiles a obvios y por lo general suceden justo después de la lesión pero pueden tomar de horas a días en aparecer. Los atletas que sufrieron conmociones cerebrales tal vez digan que se sienten bien antes de que el cerebro se haya recuperado por completo. En la mayoría de las conmociones cerebrales, el jugador no se desmaya ni queda inconsciente.

Regresar al juego prematuramente después de una conmoción cerebral puede provocar otra conmoción cerebral o incluso la muerte. Un atleta con antecedentes de una conmoción cerebral es más susceptible a otra lesión que un atleta sin antecedentes de conmoción cerebral.

Todas las conmociones cerebrales son graves, y los atletas con sospecha de conmoción cerebral no deben regresar al juego hasta que vean a un médico.

Lesiones en el hombro

Las lesiones en el hombro suelen ser consecuencia de los movimientos reiterados de lanzamiento y natación. Esto puede deberse a músculos débiles en la espalda y el torso. Por lo general, todo lo que se necesita para el tratamiento son ejercicios de rehabilitación enfocados en la buena postura y en los músculos del omóplato y el centro del tórax, hielo, medicamentos y descanso.

Lesiones en los dedos

Las lesiones en los dedos ocurren cuando el dedo recibe un golpe de pelota, de la mano de un oponente o el cuerpo de un oponente. Un "dedo doblado" suele pasarse por alto por el mito de que no es necesario hacer nada, aunque esté quebrado. Si las fracturas que afectan una articulación o un tendón no se tratan debidamente, podrían provocarse un daño permanente.

Toda lesión asociada a una dislocación, una deformidad, la imposibilidad de enderezar o flexionar el dedo o un dolor importante deberá ser examinada por un médico. Es posible que se necesiten radiografías. Tal vez solo se necesite aplicar una cinta kinesiológica para volver al deporte; sin embargo, no podemos asumir esto sin hacer exámenes y tomar una radiografía. Después del esguince de la articulación de un dedo, la inflamación suele persistir durante semanas y hasta meses. Es importante que el tratamiento incluya hielo, fármacos antiinflamatorios no esteroides (AINE) y ejercicios de rango de movimiento.

Lesiones en la rodilla

El síndrome de dolor rotuliano es una lesión común por esfuerzo repetitivo que ocurre por patalear en el agua y mantenerse a flote durante períodos prolongados. Causa dolor en la parte delantera de la rodilla, a veces asociado a un bulto, y puede ser grave. Se trata con hielo, estiramiento, AINE y reposo relativo.

Los atletas deben consultar a un médico lo antes posible si no pueden caminar sobre la rodilla lesionada. También deben consultar a un médico si la rodilla se hincha, se sintió un estallido en el momento de la lesión o sienten la rodilla floja o como que va a ceder.

Recuerde

Es posible prevenir las lesiones del polo acuático empleando las técnicas adecuadas y usando el equipo de seguridad correspondiente, jugando en un entorno seguro, practicando un buen espíritu deportivo y cumpliendo con las reglas.

 

Última actualización
9/14/2019
Fuente
Care of the Young Athlete Patient Education Handouts (Copyright © 2011 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos