Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida sana
Tamaño del texto

El uso de medicamentos en los deportes

El uso principal de los medicamentos en los deportes es para tratar el dolor y la inflamación. Los atletas también pueden tomar medicamentos para tratar afecciones médicas específicas, como asma o diabetes, o para tratar enfermedades comunes como resfríos, congestión, tos, alergias, diarreas e infecciones de la piel.

Los atletas deben hablar con su médico antes de tomar cualquier medicamento para aprender a usarlo correctamente, saber cuál es la dosis que deben tomar, si hay efectos secundarios y cómo estos podrían afectar sus deportes. También se debe hablar con un médico sobre el uso de suplementos como hierro y vitaminas, así como de cualquier suplemento utilizado para mejorar el rendimiento deportivo.

Instrucciones generales

  • Los medicamentos solamente deben ser una pequeña parte de un plan de tratamiento general. Las lesiones deportivas deben ser diagnosticadas y tratadas correctamente de forma que se tenga en cuenta tanto las causas como los efectos de la lesión.
  • Los antiinflamatorios no esteroides AINE (nonsteroidal anti-inflammatory drugs, NSAID) son útiles para afecciones crónicas en las que la inflamación no permite que la lesión se cure. En las lesiones agudas, realmente pueden demorar la curación de la lesión.
  • No utilice más de un antiinflamatorio no esteroides al mismo tiempo. Se pueden usar con acetaminofén. Estos deben tomarse con una comida, aunque sea un refrigerio.
  • Se pueden usar analgésicos para tratar lesiones agudas. Sin embargo, en algunos casos, el alivio del dolor puede enmascarar señales de advertencia importantes y provocar una lesión mayor.
  • No debe usar medicamentos que disminuyan el dolor o la inflamación de manera prolongada sin la aprobación de un médico. Si fuera necesario hacerlo, los atletas deben visitar a su médico con regularidad para comprobar si hay efectos secundarios.
  • Todos los medicamentos pueden tener efectos secundarios y pueden afectar el entrenamiento y el rendimiento deportivo. Los atletas deben consultar siempre con un médico antes de usar medicamentos para tratar lesiones o enfermedades.
  • Cuando use medicamentos, siga siempre las instrucciones de su médico o del envase para la administración de la dosis.
  • Nunca pida prestado ni comparta medicamentos recetados, incluso si estos se utilizan para una afección similar.
  • Los suplementos son medicamentos, aunque no estén envasados ni se anuncien como tales y deben ser tratados con la misma precaución.
  • Los atletas que puedan ser sometidos a controles antidopaje (antidoping) deben ser conscientes de que está prohibido el uso de numerosos medicamentos recetados y de venta libre en el entrenamiento y la competencia. Puede encontrar una lista de las sustancias prohibidas en www.usada.org (en inglés).

Medicamentos de venta libre

Los medicamentos de venta libre son aquellos que no requieren una receta médica. Sin embargo, esto no significa que sean más seguros que los medicamentos recetados. Dos de los medicamentos de venta libre más comunes que utilizan los deportistas son

  • Los antiinflamatorios no esteroides (AINE), como el ibuprofeno (Advil y Motrin son 2 marcas comerciales) y el naproxeno (Aleve es una marca comercial), para disminuir el dolor y la inflamación (hinchazón).
  • Analgésicos como el acetaminofén (Tylenol es una marca comercial) para aliviar el dolor.

Estos medicamentos se utilizan con mayor frecuencia para aliviar el dolor, los espasmos o la inflamación crónica. En el caso de lesiones agudas como distensiones, esguinces y fracturas, el uso prolongado de  (más de 3 a 7 días) puede retardar la curación. Los tratamientos cortos (menos de 3 a 7 días) con estos medicamentos pueden acelerar la recuperación en lesiones de los ligamentos, mientras que sus efectos en las lesiones óseas y musculares son menos claros. Sin embargo, pueden ayudar en el proceso de recuperación de las lesiones por sobreexigencia como tendinitis, bursitis, calambres en las piernas o artritis. El acetaminofén se puede utilizar para reducir el dolor en lesiones agudas y por sobreexigencia, pero no es útil para reducir la hinchazón o la inflamación.

Efectos secundarios de los antiinflamatorios no esteroides (AINE)

Los AINE, tanto recetados como de venta libre, tienen efectos secundarios que incluyen malestar estomacal, gastritis y úlceras. También tienen un efecto anticoagulante y pueden aumentar la probabilidad de sangrado después de un corte, un moretón profundo, una distensión muscular o lesiones en la cabeza. El uso a largo plazo puede afectar los riñones y el hígado. Los atletas que están deshidratados o tienen una enfermedad hepática o renal no deben tomar AINE.

Cuándo debe consultar a un médico

Los medicamentos solos rara vez son suficientes para tratar las lesiones deportivas. El dolor y la inflamación también se pueden tratar con reposo, hielo, inmovilización, compresión, férulas y elevación. Los medicamentos pueden enmascarar el dolor, lo cual puede provocar una lesión mayor. Para problemas más graves o constantes, los atletas deben hablar con su médico acerca de nuevas pruebas de diagnóstico y opciones de tratamiento adicionales. En general, si los atletas necesitan tomar medicamentos para jugar, deben consultar a un médico.

Última actualización
6/14/2016
Fuente
Care of the Young Athlete Patient Education Handouts (Copyright © 2011 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos