Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Cómo mantener seguro a su hijo del asbesto

Qué es el asbesto

El asbesto es una fibra natural que se utilizó ampliamente como material en aerosol para hacer que algo fuera a prueba de fuego, para aislamiento, y a prueba de sonido en escuelas, hogares y edificios públicos desde los años de 1940 hasta los años de 1970.  No presenta riesgos para la salud a menos que se deteriore y se desmorone, cuando puede liberar fibras microscópicas de asbesto en el aire. Cuando se inhalan fibras de asbesto, pueden causar problemas crónicos de salud a los pulmones, garganta y tracto gastrointestinal, inclusive un tipo poco común de cáncer de mesotelioma que puede ocurrir incluso cinco décadas después de haber estado expuesto al asbesto.

Hoy en día, las escuelas están obligadas por ley a eliminar el asbesto o por otra parte, asegurarse de que los niños no estén expuestos al mismo. Sin embargo, aún se encuentra en casas más viejas, especialmente como aislante alrededor de tuberías, estufas y calentadores, así como en paredes y techos.

Lugares donde puede haber asbesto en el hogar:

  • Aislante alrededor de las tuberías, estufas y hornos calentadores de ambiente (los lugares más frecuentes)
  • Aislante en las paredes y techos, tales como los materiales aislantes rociados o cepillados o de vermiculita para áticos
  • Compuestos para remiendos y para resanar y pintura texturizada
  • Coberturas para tejados y paredes exteriores
  • Otros electrodomésticos como lavadoras y secadoras
  • Baldosas/azulejos antiguos para pisos/suelos

Cómo saber si su hogar contiene asbestos:

  • Revise los electrodomésticos y otros productos del hogar examinando sus etiquetas o facturas donde tenga el nombre del producto, número del modelo y el año de fabricación. Si esta información está disponible, el fabricante le puede proporcionar información sobre el contenido de asbesto.
  • Revise los materiales de construcción. Un profesional encargado de asuntos relacionados con el asbesto con capacitación similar al personal contratado por los distritos escolares. Esta persona puede inspeccionar su hogar para determinar si hay asbestos presentes y brindar asesoramiento para su control.
  • Pruebas de asbesto. Departamentos estatales y locales de salud así como las oficinas regionales de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) tienen listas de individuos y de laboratorios certificados para hacer pruebas de asbesto en el hogar y para analizar muestras para detectar asbesto.

Si hay asbesto en su hogar:

En la mayoría de los casos, los materiales que contienen asbesto en el hogar se dejan como están. Si los materiales de aislamiento tales como, tejados y baldosas están en buen estado y fuera del alcance de los niños, no hay necesidad de preocuparse. Sin embargo, si los materiales que contienen asbesto se están deteriorando o si usted está planeando hacer renovaciones and los materiales pueden ser perturbados, es mejor averiguar si los materiales existentes contienen asbesto antes de empezar con las renovaciones, y si es necesario, contratar a alguien que los pueda extraer profesionalmente.

Extracción/eliminación del asbesto

  • Si el asbesto no se extrae correctamente puede causar contaminación grave al dispersar fibras por todo el entorno.
  • Cualquier extracción de asbesto debe ser realizada por un profesional debidamente acreditado y certificado. Puede obtener un listado de contratistas de su zona por intermedio de los departamentos estatales o locales de salud o a través de la oficina regional de EPA. Muchos contratistas que se presentan en su publicidad como expertos, no tienen la capacitación necesaria. Solamente los contratistas que han sido certificados por la EPA o por un escuela de entrenamiento certificada del estado deben ser contratados. El contratista debe presentar prueba de estar al día con su certificación.
  • A los niños no se les debe permitir jugar en zonas donde existen materiales que contienen asbesto.

Información adicional:

Última actualización
4/26/2016
Fuente
Adapted from Pediatric Environmental Health, 3rd Edition (Copyright © American Academy of Pediatrics 2011)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest